Discos externos SSD baratos, cómo elegir el modelo adecuado

Discos externos SSD baratos, cómo elegir el modelo adecuado

Iván Martín

La llegada de la tecnología SSD a los discos externos ha supuesto un paso de gigante en lo que tiene que ver con el almacenamiento móvil, por lo que el espacio que tienen para esto los ordenadores ha dejado de ser una característica capital (aunque mantiene su importancia). Si estás pensando en comprarte uno de estos accesorios, mostramos qué es lo que debe tener un modelo que es económico.

Al contrario de lo que pasa con otros accesorios, la característica que marca en gran medida el precio de un disco externo es la capacidad de almacenamiento que incluye, ya que otros componentes que son importantes en el funcionamiento (como los controladores) no ofrecen grandes diferencias entre los modelos que están pensados para un uso que no sea altamente profesional. Por lo tanto, en el caso que nos ocupa la elección adecuada para no tener que gastar una gran cantidad de euros es decantarse por los 500 GB. Una marca adecuada ya que permite guardar una buena cantidad de información.

Uso de un disco SSD con un portátol

En lo que tiene que ver con el diseño de estos accesorios, este no resulta crítico en lo que tiene que ver con el funcionamiento, pero sí en lo referente a la manipulación o lo que ocupan en el bolsillo y la mochila. Lo ideal es que el dispositivo con tecnología SSD sea lo más pequeño posible ya que no incluye elemento mecánico alguno y el calor no es un problema. Y, en lo referente al peso, el dispositivo no debe superar los 100 gramos para ser adecuado.

Otras características importantes de los discos SSD

Una de ella es la que tiene que ver con la conectividad que ofrece el accesorio. Es muy importante para mantener una buena transferencia de datos y que la interfaz no suponga un cuello de botella, que se dé uso a USB tipo C o, en su defecto, el tradicional tipo A en su versión 3.0 o 3.1. De no ser así, no se disfruta al máximo de la velocidad que es capaz de permitir la tecnología de almacenamiento de la que hablamos, que llega sin problemas a los 440 MB/s.

Evidentemente para ser una buena solución lo más recomendable es que no se necesite alimentación adicional, lo que permite ahorrar un cable y esto es muy importante cuando se esté en condiciones de movilidad. Por lo tanto, es imprescindible que el disco externo SSD sea tipo Bus Powered, por lo que adquiere toda la energía necesaria mediante el puerto USB sin que por ello se vea afectado su rendimiento. Esto es básico y debe ser revisado siempre.

Dimensiones de un disco SSD

Otra de las cosas que se pueden revisar es que el tipo de memoria flash integrada sea MLC en vez de TLC. Esto por un lado aporta estabilidad y que la transferencia de datos sea mucho más firme en todo tipo de situaciones tanto al leer como al escribir información. Aparte, estos componentes aseguran una durabilidad mayor con el paso del tiempo ya que se degradan mucho más lento sin perder fluidez, por lo que está claro que lo ideal es que se ofrezca esta opción en el disco SSD de 1 TB o de 500 GB que se decida comprar.

Detalles que se deben revisar

Una de las que no están nada mal es que la protección que ofrece el dispositivo sea la mayor posible. Así, es importante revisar que la carcasa que ofrece el disco no tenga ángulos muy marcados para que las caídas no afecten de forma dramática a la estabilidad del chasis y, además, si la el agua y el polvo está presente pues mejor que mejor.

Si todo lo que hemos comentado se cumple, se está seguro que se compra un accesorio con una indudable calidad y que, durante mucho tiempo, permitirá dar uso a los 500 GB (más o menos esta es la capacidad que creemos adecuada por relación calidad/precio) con una más que buena experiencia de uso.

Disco SSD uso en exteriores

Opciones de compra que recomendamos

A continuación, encontrarás un listado en el que verás varios discos externos SSD que creemos que son unas buenas soluciones para el usuario medio. Además, es posible dar uso a las cuentas Prime ya que la tienda online en la que están disponibles es Amazon.

SanDisk Extreme

Uno de los modelos que ofrece todo lo que se puede buscar en un disco SSD externo. Aparte de permitir una alta transferencia de datos que llega a los 550 MB/s, este dispositivo tiene una alta resistencia ya que ni el agua le afecta… por lo que es ideal para llevarlo de vacaciones. Su8 compatibilidad es excelente ya que se puede utilizar con Windows y Mac.

Disco SSD SanDisk Extreme

Samsung MU-PA500R

Estéticamente este es un dispositivo de lo más llamativo. Las razones son variadas, ya que por un lado es un modelo de pequeñas dimensiones ya que es similar a una tarjeta de crédito y el peso que tiene se queda en sólo 49,9 gramos. Su velocidad de trabajo es muy buena ya que la interfaz es USB tipo C y alcanza los 540 MB/s.

Disco SSD Samsung MU-PA500R

KESU SSD

Si el buen rendimiento es una de las cosas que valoras en los discos SSD, este accesorio encaja perfectamente con tus necesidades ya que alcanza los 540 MB/s y, todo ello, con unas dimensiones especialmente reducidas ya que es fino y alargado. El tipo de memoria que tiene en su interior es MLC y pesa menos de 40 gramos.

KESU SSD disco externo

LaCie Portable

Este es un modelo que está pensado para ser una solución profesional ante todo, ya que su diseño le permite ofrecer unas líneas que le otorgan una gran estabilidad y que, por ello, encaja perfectamente en los escritorios. Con un LED de información para conocer el trabajo que desempeña, su conectividad USB tipo C es un seguro de vida.

Disco SSD LaCie Portable

Crucial CT500X8SSD9

La calidad de este disco externos SSD está fuera de toda duda, siendo uno de los modelos que mayor tasa de transferencia de información permite, llega a los 1.050 MB/s, una marca impresionante que posibilita que todo tipo de software se pueda utilizar al estar en su interior y que contenidos multimedia de alta calidad se ejecuten con fluidez.

Crucial CT500X8SSD9 disco SSD

WD My Passport

No tiene este modelo un aspecto especialmente atractivo, pero cumple sin el más mínimo problema con lo que se necesita en un accesorio de este tipo, ya sea tanto en el ámbito laboral como en el profesional. Compatible con USB tipo C, permite realizar copias de seguridad de forma automática.

WD My Passport disco externo

Transcend ESD230C

Un buen modelo que permite transferencia que llegan a 520 MB/s, por lo que es perfecto para combinarlo con equipos de un hardware muy potente. Estéticamente es un modelo sobrio, por lo que no llama la atención, y la conectividad que ofrece este modelo SSD es USB tipo C, por lo que su compatibilidad es excelente.

Disco SSD Transcend ESD230C

G-Technology G-DRIVE

Si busca resistencia, esta es una de las opciones que siempre debes valorar ya que el disco del que hablamos es compatible con el estándar IP67, por lo que no le afecta ni el agua ni el polvo. Con 500 GB de almacenamiento SSD, su interfaz de conexión es USB tipo C y la garantía que tiene es de cinco años.

G-Technology G-DRIVE disco SSD

PNY Pro Elite

La interfaz que utiliza este modelo es USB tipo C, por lo que supera los 850 MB/s al funcionar sin muchos problemas. Por lo tanto, es posible incluso reproducir vídeos con calidad 4K sin que exista retardo alguno. Con una alta compatibilidad, su aspecto tradicional no es un hándicap a la hora de darle uso para todo tipo de necesidades.

Disco SSD PNY Pro Elite

ADATA ASD700-512GU3-CYL

Con unas líneas cuadrados, lo que no es muy habitual, llama la atención en este disco SSD sus llamativos colores que no pasan desapercibidos. Su peso no supera los 100 gramos, por lo que se transporta con gran comodidad. Con resistencia al agua, la tasa de transferencia que permite es de 440 MB/s, suficiente para no desentonar.

Disco SSD ADATA ASD700-512GU3-CYL