Año tras año, el fabricante asiático consigue superarse con su gama de pulseras inteligentes. Y la impresionante Xiaomi Mi Band 4 es un nuevo ejemplo de ello. Hablamos de un modelo realmente completo, con gran cantidad de funcionalidades. ¿Lo mejor? Que no supera los 40 euros, una cifra de risa. Y encima, puedes encontrarla de oferta por menos en algunas ocasiones. Pero, aunque la Xiaomi Mi Band 4 es una excelente pulsera inteligente, tiene algunos fallos a tener en cuenta.

Personalmente, tengo una Xiaomi Mi Band 4 que utilizo de forma diaria. Y he de decir que ha sido una compra totalmente acertada. Sin duda, es el gadget que más estoy recomendando. ¿Que no sales a practicar deporte de forma habitual? Da igual, solo por saber cuántos pasos das, controlar el ritmo cardíaco y recibir notificaciones, es un gran gadget a tener en cuenta.

Cómo instalar esferas personalizadas en la pantalla de tu Xiaomi Mi Band 4

Más si se tiene en cuenta que puedes utilizar la Xiaomi Mi Band 4 si tener el teléfono cerca. Una vez se sincronicen, todos los datos almacenados por la pulsera inteligente del fabricante se traspasarán a tu teléfono. En resumen, comprar la Xiaomi Mi Smartband 4 es una excelente decisión, pero hay que tener en cuenta los fallos que tiene. Y, tras un mes de uso, vamos a ver cuáles son.

Xiaomi Mi Band 4

La pantalla de la Xiaomi Mi Band 4 se araña con mucha facilidad

Es cierto que la pantalla de la smartband Xiaomi cuenta con una protección de cristal templado. Pero no es una capa que podamos quitar de forma manual. Y, en mi caso, ya tengo un par de pequeños arañazos en ella. Hacer una foto de este tipo de rayones es muy díficil, por lo que no puedo mostraros un ejemplo preciso, pero están ahí. Y fastidian.

Cómo cuidar tu Xiaomi Mi Band 4, o cualquier otra smartband, para tenerla siempre como el primer día

No soy una persona especialmente descuidada, y no entiendo cómo ha podido suceder. Posiblemente algún golpe fortuíto que no recuerde haya sido el que ha provocado estos dos arañazos. Por suerte, apenas son perceptibles con el nivel de brillo alto, pero considero muy importante utilizar un protector de pantalla para evitar este problema en vuestras unidades.

Xiaomi Mi band 4

Sacar la Mi Band 4 de la pulsera es un proceso incómodo

Habrá que cargar muy pocas veces la Xiaomi Mi Band 4, pero cuando toque, no te hará ninguna gracia sacar el dispositivo de la correa. Personalmente, he cargado varias veces la pulsera. Sí, la batería no es un problema si le das un uso normal, pero cuando la exprimes al máximo, trasteando todo lo que puedes para saber todos los secretos, es normal que la tengas que cargar un par de veces en un mes.

Es cierto que hay tutoriales que te explican de forma sencilla la mejor forma de sacar la Xiaomi Mi Band 4 de la pulsera, pero sería mejor haber evitado un sistema tan incómodo. Sí, ese crujido es normal, aunque te de un miedo terrible escucharlo.

Xiaomi Mi Band 4

La única forma de cargar la Mi Band 4 es con su cable de carga original

La segunda vez que tuve que cargar la Xiaomi Mi Band 4, me encontré con un gran problema: no recordaba dónde había dejado el maldito cable de carga. La pulsera solo puede cargarse con este accesorio, así que, si lo pierdes, no podrás cargar la smartband de ninguna otra manera. Y, teniendo en cuenta que has de cargarla una vez al mes aproximadamente, como no seas muy cuidadoso, es fácil perder el cable.

Por este motivo, te recomiendo tener uno de repuesto. Vale menos de 3 euros en Amazon, lo puedes dejar siempre en el cajón y te salvará de más de un apuro. Sí, me refiero a ese día en el que, por error, pisas la base del cargador y deja de funcionar. Como habrás visto, son problemas de la Xiaomi Mi Band 4 realmente menores. Por suerte, hay solución para todos, menos el dichoso crujido al quitar el dispositivo de la pulsera, pero seguimos pensando que comprar esta smartband es la mejor opción dentro de su gama.