Los teléfonos de Nokia, fabricados por HMD Global hay que recordar, no van nada mal en su regreso al mercado. Pero, esto, no ocurre por lo que parece con otros negocios de la compañía finlandesa. Según parece la firma de la que hablamos puede ser la siguiente que abandone el mercado de los accesorios wearables.

Lo cierto es que este segmento del mercado, poco a poco, se va cobrando diferentes víctimas, algunas de ellas sorprendentes como por ejemplo Motorola (que en su momento fue de las más importantes que existían con sus smartwatch) o Jawbone. Otras, eso sí, desde un primer momento ya se intuía que las cosas no le irían muy bien, como por ejemplo en el caso ASUS. El caso, es que de forma constante se van conociendo más y más compañías que deciden retirarse debido a lo complejo que resulta conseguir éxito -por lo que hay que valorar en su justa medida esfuerzos como los que hace Samsung con sus Gear-.

Accesorios de Nokia

Nokia entre el abandono y la reducción de esfuerzos

Por lo que se conocía, Nokia tenía en este tipo de accesorios uno de sus objetivos para conseguir diversificar su negocio más allá del segmento de las comunicaciones donde ha dado pasos muy importantes, como por ejemplo la compra de Alcatel-Lucent. Así, hace un par de años hizo lo propio con la firma francesa Withings (pagando 191 millones de dólares), que era considerada como una de las que tenía un futuro más prometedor con sus cuantificadores. Pero, por lo que se ve, las cosas no han salido todo lo bien que se pensaban.

Nokia Steel Limited Edition, nuevo reloj híbrido que controla tu actividad

Tanto es así, que según se apunta en Reuters la compañía Nokia ha comenzado un proceso de revisión de su “participación estratégica en el negocio de la salud digital”, por lo que dispositivos como sus smartwatch, los cuantificadores y las propias básculas inteligentes que tiene se verán afectados. Y no sólo eso, es muy posible que exista un recorte de personal asociado, que según la fuente de la información podría ascender a 400 empleados. No pinta nada bien, la verdad, y es posible que la siguiente tumba en los accesorios wearables tenga el nombre de la compañía finlandesa.

Báscula inteligente de Nokia

Accesorios wearables, un mercado complicado y poco rentable

En más de una ocasión hemos comentado lo complicado que está resultando el mercado de este tipo de dispositivos, donde son muy pocas las compañías que consigue beneficios (un ejemplo son la mencionada Samsung y, también, Apple). Por ello son muchas las firmas tecnológicas cada vez son más reacias a lanzar productos y, por lo tanto, abandonan el barco.

Futuro de los smartwatch: continúa el declive de estos accesorios

Un ejemplo de lo que decimos son los smartwatch, donde los fabricantes tradicionales son los que se han convertido en verdaderos protagonistas del mercado pasando la mayoría de las compañías tecnológicas a un segundo plano -algo que por otro lado tiene toda la lógica del mundo ya que son los máximos interesados-. Además, las pulseras inteligentes, cada vez más completas y con mayor autonomía, son elementos que les resta mercado debido a que ofrecen una buena cantidad funcionalidades similares (por lo tanto, también está claro que el propio segmento no está ni maduro ni bien delimitado).

Reloj inteligente de Nokia

Pero, la clave realmente está en que los usuarios. Estos, por el momento, no han percibido una sensación de necesidad como ocurrió en su momento con los smartphones. Esto se debe a que no existen muchas opciones que hagan únicos a los accesorios wearables y, por lo tanto, las compras masivas no se producen. Y, como es lógico, la consecuencia es que los ingresos son limitados… y no hay para todos -y esto no parece que vaya a cambiar a corto o medio plazo-.