La espera ha sido eterna pero por fin hemos podido ver el diseño del Samsung Galaxy X, el primer teléfono con pantalla plegable de la firma coreana. Llevamos muchos años esperando la llegada de este dispositivo y parece que el próximo objetivo de Samsung en el mercado de los paneles flexibles ya está en marcha: una tablet con la misma tecnología.

Esta información viene dada por la filtración de una nueva patente de Samsung que muestra una tablet con pantalla plegable. Hay que tener en cuenta que es un simple proyecto y podría no llegar a ver la luz pero, si tenemos en cuenta que Samsung ya tiene desarrollada la tecnología necesaria para producir este tipo de paneles de forma masiva, tiene bastante sentido el desarrollo de una Samsung Galaxy Tab F.

Lenovo lanzará un dispositivo móvil con pantalla plegable, ¿qué prepara?

El fabricante va a apostar realmente fuerte por el mercado de los dispositivos con pantalla plegable, más que nada por el hecho de que este nicho de mercado es totalmente nuevo y si consigue adelantarse a sus competidores será difícil quitarle el primer puesto. Y una tablet con pantalla plegable nos parece una idea alucinante.

Tablet con pantalla plegable de Samsung

Las tablets plegables podrían revivir un sector en clara decadencia

Actualmente las ventas de tablets ha disminuido de forma notoria. Pese al boom inicial, gran parte de estos dispositivos han acabado en un cajón cogiendo polvo, aunque hay contadas excepciones. Pero las cosas podrían cambiar si lo que vemos en esta patente se convierte en una realidad.

Como podréis comprobar en las imágenes de la patente de Samsung que acompañan estas líneas, la tablet con pantalla plegable de Samsung tendría un diseño muy parecido al de un phablet. Pero hay una gran diferencia: la pantalla contaría con tres secciones diferentes que se pueden desplegar completamente para utilizar el dispositivo como tablet.

Tablet con pantalla plegable de Samsung

También podemos utilizar el dispositivo con la pantalla completamente plegada sencillamente volteando el dispositivo para utilizarlo como un teléfono convencional. O utilizar dos partes de la pantalla flexible en función de nuestras necesidades. De esta manera conseguimos que la tablet con pantalla plegable de Samsung tenga unas dimensiones mucho más comedidas para poder llevarla donde queramos sin mayores problemas.

Ya os hemos dicho que por ahora es una simple patente y podría acabar en el olvido, aunque tiene muchos números para convertirse en una realidad.  Incluso podría ser un as guardado en la manga de Samsung para sorprendernos durante la presentación del Samsung Galaxy X presentando también una tablet con pantalla plegable. ¿Qué os parecería la idea?