Que la tecnología avanza de una forma cada vez más rápida es una realidad, tanto que en ocasiones el mercado no puede asumir tantos cambios de una forma efectiva. Y uno delos segmentos que son claro ejemplo de lo que decimos es el de la televisión, donde en la feria CES de Las Vegas reinaron los televisores 8K. Os explicamos qué ofrecen y sus beneficios.

Pues lo cierto es que con la llegada de los televisores 8K, hay algo que más o menos queda patente: la apuesta es por las pantallas de grandes dimensiones. Es decir que las compañías harán los máximos esfuerzos en modelos por encima de las 50 o 60 pulgadas, que es donde la resolución que se consigue con estos modelos (7.680 x 4.320) se muestra más eficiente y el usuario aprecia la diferencia -en producto con paneles más pequeños, el uso de HDR es mucho más efectivas ya que potencia el brillo y el color de forma notable-.

LG anuncia una televisión 8K de 88″ que veremos en el CES de Las Vegas

¿Cuántos 4K caben en los televisores 8K?

Esta es una medida que resulta especialmente gráfica para todos, ya que en ocasiones el uso de las cifras puede hace que más de uno realmente se pierda. El caso, es que en los televisores 8K no ofrecen únicamente el doble de resolución que los 4K, ya que hablamos de dos elementos o dimensiones a valorar (horizontal y vertical). Así, en los nuevos modelos se incluye cuatro veces más píxeles, alcanzando los 33 millones sin problemas, por lo que hablamos a una correspondencia de cuatro televisores… Nada más y nada menos.

Resolución 8K en televisor

Y, ahora, la pregunta es sencilla: es necesario oeste salto en los hogares actualmente. Pues lo cierto es que no está nada claro por ahora. Pero esto es algo momentáneo, ya que los grandes fabricantes como por ejemplo LG, Samsung y Sony no han dudado en mostrar sus nuevos televisores 8K en la feria CES de 2018, por lo que claramente está en sus planes que estos sean los modelos preferentes en un futuro… pero, este, es a largo plazo.

Y las razones para que esto sea así son variadas. La primera es que el precio que tendrá los primeros televisores 8K, que no hay que olvidar que Sharp mostró un modelo en el CES del año 2013 (ya ha llovido), como ocurrió en su momento con los modelos 4K. Y, la segunda cuestión, es quizá una de las que resulta más importante: los contenidos.

Contenidos, absolutamente necesarios

Estos son absolutamente necesarios, y la gran forma de convencer a los usuarios para que se compren en un futuro los televisores 8K. Y, actualmente, está claro que no va a ser así hasta que pase algún tiempo ya que, incluso, es complejo encontrar los que ofrecen calidad 4K (y esto es así incluso en las plataformas de vídeo en streaming). Evidentemente ya han existido pruebas, como por ejemplo las que se han llevado a cabo en Vimeo en 2017. Pero, esto, no es un más que un grano de arena en el desierto.

Logotipo de Vimeo

Bien es cierto que se gana en definición con los televisores 8K, especialmente con modelos que tiene paneles de grandes dimensiones, y esto favorece tanto a disfrutar más de emisiones como deportes en directo y, como no, películas y juegos (ojo con esto último y los eSposts, que tiene mucho que decir en un futuro muy cercano). Pero faltan tecnologías a desarrollar para, por ejemplo, llevar la calidad 8K a los hogares, donde estándares como ATSC 3.0 deben jugar un papel muy importante –sin hablar del uso de elemento de grabación compatibles con esta calidad).

Diferencias resolución 8K

Por lo tanto, parece evidente que el futuro va a pasar por los televisores 8K, pero pese a ser estos una de las grandes estrellas de la feria CES 2018 celebrada en Las Vegas, todavía falta un tiempo para que sean una opción real y se les pueda sacar partido. Evidentemente son mejores y ofrecen imágenes de mayor calidad, pero les falta recorrido… Pero, seguro que este mismo año vamos a oír hablar mucho de ellos.