Se han conocido nuevos detalles de la llegada del servicio de vídeo en streaming que prepara la compañía Disney para competir con plataformas como HBO o Netflix. Y, en estas ocasión, los protagonistas de la información son los contenidos que se ofrecerán en un principio.

Desde ya hace un tiempo se conoce que la firma norteamericana planea su desembarco en los contenidos de vídeo bajo demanda, donde las series y películas son las referencias más importantes. Esto ocurrirá en el año 2019 al menos en EEUU y, por lo tanto, habrá un nuevo y potente jugador en este segmento del mercado que ya ha conseguido una solidez innegable -junto a unas excelentes perspectivas de futuro-. Pero según se ha podido conocer, no estarán todos los posibles contenidos de referencia de Disney en un principio.

Disney atacará a Netflix donde más duele: en el precio

Así lo ha indicado Bob Iger, CEO de Disney, que en unas declaraciones destinadas a los analistas ha configurado que al principio la llegada de su nuevo servicio en streaming no todas las franquicias de Marvel, Pixar o Lucasfilm que existen en su catálogo se podrá disfrutar al suscribirse a su servicio (del que, por cierto, todavía se desconoce el precio que tendrá mensualmente). Es decir, que se es completamente real lo que se temía y, además, las razones para ello son de peso.

Imagen con logotipo de Disney

Los motivos de las ausencias en el servicio de Disney

Aunque pueda parecer mentira por la trayectoria que desde hace un tiempo lleva la compañía, todo parece indicar que cierta falta previsión en su lanzamiento de un servicio en streaming es la razón para que ocurra lo antes indicado. Nos explicamos: varios de los contenidos importantes de Disney están vendidos a terceros, por lo que inicialmente no podrán ser utilizados en su plataforma hasta que los derechos caduquen. Un ejemplo son los que tiene Netflix y que finalizan este mismo año (la películas Ant-Man y Avispa será la última afectada).

Netflix

Pero hay más casos similares, como por ejemplo los que afectan a los títulos más antiguos que la saga Star Wars, que actualmente son propiedad en lo que tiene que ver con la emisión de Turner -y que se están intentando recuperar por parte de Disney-. Pero las negociaciones no van especialmente bien, ya que la actual propietaria desea sacar tajada a los 275 millones de dólares que en su momento pago por las películas que van desde el año 1977 hasta el 2005. Como se puede ver, hablamos de ausencias notables por el momento.

Holochess en la películas Star Wars

No faltarán buenos y nuevos contenidos en el servicio de Disney

Evidentemente lo que hemos comentado respecto a los derechos de algunos contenidos es un problema, que con el paso del tiempo o la inversión económica se puede solucionar. Pero lo que es innegable es que en el catálogo del nuevo servicio en streaming no faltarán opciones importantes. Un ejemplo son la última entrega de la saga Vengadores y, también, la películas Capitán Marvel.

Imagen películas Capitán Marvel

Además, el propio Iger ha confirmado que en Disney trabajan en nuevas series propias para la plataforma en streaming que lanzarán el año que viene, como por ejemplo las basadas en personajes de Pixar o en el universo Star Wars -así como películas de las que no ha querido desvelar nada-. El caso, es que como apuntan en la fuente de la información el catálogo disponible en la plataforma no será completo en un principio, ya que por ejemplo no estará presente Obi-Wan Kenobi entrenando a Luke Skywalker.

Disney ahora es propietaria de Los Simpson