Cuando todo parecía más o menos tranquilo en el panorama de la realidad virtual con los dos principales contendientes viendo cuánto se llevan del pastel global, ¡zas!, llega un tercero a ver si suena la flauta. Y es que ahora, Oculus Rift y HTC Vive, parece que no van a estar solos porque les ha salido un nuevo compañero de piso que es un todo en uno con pantalla incorporada. Nada de tener que insertar el móvil ni cosa parecida.

AIO VR es su nombre

Ha sido gracias a una filtración de un medio italiano que nos hemos enterado de la existencia de este AIO VR, un dispositivo que está desarrollando Asus y cuyo nombre atiende a las iniciales de All In One, por aquello de que lleva ya la pantalla incorporada y no tendremos que insertar un móvil, como en el caso de las Gear VR de Samsung.

Eso sí, tampoco llega a ser un Oculus Rift o unas HTC Vive que se sirven del ordenador para realizar todo el procesamiento gráfico que más tarde llega a la pantalla de las gafas. Se trata de un dispositivo que integra ya el procesador, la memoria, el almacenamiento y que está equipado con los sensores de movimiento necesarios para hacer creíble la experiencia VR.

Asus VR

Asus VR para ZenFone

Es por esa razón que no podremos esperar la calidad gráfica de un juego de PC ya que estas AIO VR estarán por debajo, más cerca de lo que ofrece un móvil. Además, desde el medio que ha desvelado la existencia de estas gafas hablan de que el sistema podría montar un procesador Snapdragon VR820 de Qualcomm acompañado de una GPU Adreno 530 y doble pantalla con tecnología AMOLED con una resolución (cada una) de 1.400×1.400 pixels. Cada uno de estos paneles sería capaz de trabajar a una tasa de refresco de 70 fotogramas por segundo, por lo que estaríamos ante un sistema con un rendimiento parecido al que podemos conseguir con la unión de un Samsung Galaxy S6 y unas Gear VR.

Software y experiencia VR

De momento poco más se conoce de estas AIO VR de Asus. Ni fecha de lanzamiento, ni disponibilidad (por países) o el precio aproximado, y tampoco nada de si se inclinará por utilizar alguna de las plataformas existentes en el mercado o no. Ya sabéis, en lo que a territorio móvil se refiere, el ecosistema Oculus que es el mismo de las Gear VR de Samsung, o el de Google, que cada día crece más y ofrece una oferta más estructurada y organizada.

Desde luego, si Asus opta por competir ella sola a pecho descubierto, será muy interesante conocer los partners con los que va a trabajar y las posibilidades de conseguir exclusivas sobre contenidos. Tanto en el apartado de los juegos como en el de las aplicaciones, plataformas de vídeo en streaming o incluso las experiencias.

Eso sí, sobre el papel, estas AIO VR tienen una gran ventaja sobre el resto de competidores: que no hay que conectarlo a un ordenador para que funcione o colocar un móvil cada vez que las vamos a usar. Solo hay que cogerlas, ponérnoslas en la cabeza y empezar a disfrutar de la realidad virtual. ¿No os parece?