Cada vez más personas apuestan por disfrutar de sus juegos preferidos desde un ordenador portátil. La versatilidad que ofrecen este tipo de dispositivos, como el poder llevártelos a casa de tus amigos, hacen que sea una de las mejores opciones a tener en cuenta a la hora de comprar un ordenador gaming. Aunque hay que saber cómo mejorar el rendimiento para sacarle el máximo partido.

Seguramente, si has comprado un ordenador portátil relativamente nuevo, no tendrás demasiados problemas a la hora de ejecutar cualquier juego en una buena calidad, pero si tienes algún problema de velocidad  a la hora de disfrutar de cualquier título, sigue esta guía para rascar unos pocos FPS a Fortnite, Apex Legends y resto de juegos de moda.

Disco duro SSD

Compra un disco SSD, la diferencia se nota, y mucho

A día de hoy, si quieres mejorar el rendimiento de un ordenador portátil, es imprescindible tener un disco duro SSD. Este tipo de soluciones no cuentan con ningún elemento mecánico, lo que hace que su rendimiento sea notablemente superior que un disco duro HDD tradicional.

Cómo cambiar el disco de tu ordenador por uno nuevo SSD

Hace unos años su precio era disparatado, pero ahora las cosas han cambiado, por lo que comprar un disco SSD barato y de calidad no es demasiado difícil. Eso sí, hay que tener mucho cuidado con la velocidad de lectura y escritura, ya que si compras un disco duro SSD a muy buen precio, pero tiene una tasa demasiado lenta, no notarás demasiado la diferencia.

Por ello, os hemos dejado dos enlaces con discos duros SSD de Samsung que están de oferta en Amazon y ofrecen un rendimiento realmente bueno, con 550 megas por segundo de velocidad de lectura y 520 megas por segundo de escritura. Eso sí, os recomendamos utilizar estos discos duros solo para tener los juegos instalados.

Disco duro SSD Samsung de 256 GB

Disco duro SSD Samsung de 256 GB

Logo de Windows 7

Utiliza Windows 7, ofrece un rendimiento mejor a la hora de jugar

Que sí, que esta versión del sistema operativo de los de Redmond se va a quedar sin soporte dentro muy poco. Pues vale. Si Microsoft lleva DirectX12 a Windows 7 es por algo. ¿No lo sabes? Ya te lo decimos nosotros: los juegos funcionan mejor en Windows 7 que en Windows 10. Date una vuelta por YouTube y busca pruebas de rendimiento de juegos en Windows 7 y Windows 10 y verás que la tasa de FPS es superior en la versión más antigua de este sistema operativo.

Vale, reconocemos que Windows 10 tiene muchas más funcionalidades, pero queremos mejorar el rendimiento a la hora de jugar, no para realizar otros procesos. Una opción muy inteligente consiste en comprar un disco SSD e instalar Windows 7 en él. De esta manera, cuando quieras jugar, tan solo tienes que escoger como sistema operativo Windows 7 y dar caña a cualquier título que te apetezca. Además, con un SSD el ordenador se carga en un momento, así que no tendrás que esperar demasiado a la hora de cambiar de sistema operativo. ¡Y ahora Windows 7 solo cuesta 30 euros en Amazon!

base para portátil

Refrigera tu portátil, su rendimiento te lo agradecerá

Por último, es muy importante tener el ordenador portátil bien refrigerado para notar un aumento en los FPS. Si el procesador se calienta, automáticamente desciende su potencia para evitar problemas mayores, por lo que, aunque creas que tu portátil está bien ventilado, compra una base para mejorar el rendimiento. Vale la pena hasta el último euro.