Lo de Apple, a veces no tiene nombre. Hace unos días, el fabricante con sede en Cupertino presentó su nueva generación MacBook Pro de 2019, una nueva generación de altavoces que, una vez más, vuelve a llegar con los mismos problemas que sus predecesores. Ya os mostramos que en el mercado hay unas cuantas alternativas al MacBook Pro de 2019 a un precio inferior y con mejores prestaciones. Todos sabemos que la gama de portátiles de Apple tienen un precio desorbitado, pero no puede ser que lancen un dispositivo, cuyo modelo más económico ronda los 2.000 euros, y que sepan de antemano que su teclado dará problemas.

Sí, Apple ha mejorado el sistema de mariposa para evitar las dobles pulsaciones, pero la propia firma no se fía de su propia solución, por lo que es muy probable que el MacBook Pro 2019 siga con los problemas en el teclado. Es cierto que la compañía ofrecerá cambiar el teclado de sus productos defectuosos sin coste alguno, pero no puede ser que se lance al mercado un producto con este fallo. Y lo que es peor: el MacBook Pro de 2019 es imposible de reparar.

MacBook Pro de 2019  abierto

Además de ser imposible de reparar, el teclado del MacBook Pro 2019 dará problemas

Los chicos de iFixit, se han encargado de desmontar el MacBook Pro de 2019 para ver qué ha cambiado en la nueva gama de portátiles de gama alta de Apple. Y, igual que pasó con los AirPods 2, sencillamente nos encontramos con una ligera revisión del modelo de 2018. Para empezar, el MacBook Pro de 2019 cuenta con la misma distribución de componentes que el año pasado. Esto, ¿qué significa? Pues que tampoco vas a poder repararlo. Muestra de ello lo vemos en la puntuación de 1 sobre 10 que han otorgado a este dispositivo.

This slideshow requires JavaScript.

¿La razón? Igual que en el modelo anterior, el procesador, RAM y memoria flash están soldadas a la placa base, así que reparar el MacBook Pro, o añadir nuevos componente, es prácticamente imposible. El pegamento es el segundo enemigo para los técnicos: la carcasa superior, teclado, batería, altavoces y el touch bar tienen tal cantidad de esta material, que tampoco se pueden desmontar de forma separada. En resumen, hay que pasar sí o sí por el servicio técnico de Apple.

Teclado del MacBook Pro de 2019

¿Por que ni Apple se fía del teclado del MacBook Pro de 2019? Por el mínimo cambio realizado

Y ojo, que el mecanismo del teclado sigue siendo el mismo, aunque se ha cambiado el material de la membrana que cubre los interruptores del teclado. Ahora está fabricada en nylon, en vez de utilizar poliacetileno como en el modelo anterior. A este cambio, hay que sumarle un nuevo tratamiento en la superficie que podría ayudar a aliviar los problemas de durabilidad tras realizar un gran número de pulsaciones, aunque más que una solución al problema, parece un pequeño parche.

Teclado del MacBook Pro de 2019

Habrá que ver qué sucede, con el paso del tiempo sabremos con seguridad si este nuevo sistema consigue paliar uno de los grandes problemas de las últimas generaciones de portátiles de Apple, pero el hecho de que el MacBook Pro de 2019 siga contando con problemas en su teclado, por no hablar de que es prácticamente irreparable, es una malísima noticia.