Estamos con dos de los móviles que la marca francesa Wiko ha presentado en el MWC de Barcelona y que están dirigidos a segmentos bien distintos. Por un lado el Wiko Wim, que es un gama media-alta con aspiraciones, y el Wim Lite, que aun basándose en algunos de los elementos diferenciales de su hermano mayor, recorta bastante su hardware.

Wiko Wim con 5,5 pulgadas

Estamos ante un terminal que cuenta con una pantalla bastante estándar en el mercado, 5,5 pulgadas, lo que le lleva a tener unas dimensiones de 14,4cm. de alto, 7,1 de ancho, 8,75mm. de grosor y un peso que no alcanza los 150 gramos. Tenemos flash para la cámara de los selfies y el lector de huellas también lo tenemos bajo la pantalla.

Wiko Wim

Su acabado no está nada mal, con metal por todas partes y una parte posterior que puede adquirir distintos tonos y texturas: desde un blanco mate muy bonito a un dorado con reflejos con apariencia de cristal o un negro con dejes de fibra de carbono.

Su hardware también apunta alto. Procesador Snapdragon 626 con GPU Adreno 506, 4GB de memoria RAM y 64 de almacenamiento interno ampliables vía microSD. ¿Batería? Pues cuenta con una pila de 3.200 mAh. que será suficiente para pasar una jornada sin problemas. Y con carga rápida. En lo que a conectividad se refiere no le falta de nada: por tener tiene hasta radio FM y chip NFC, sin olvidar todo lo demás de 4G/LTE, Wifi, Bluetooth, GPS, Glonass, etc.

El software viene con Android 7.0 Nougat y hay que decir que la instalación ha sufrido cambios respecto de otros terminales de Wiko. Se agradece que cada vez sea más minimalista y hasta sus iconos han sido rediseñados. Por cierto, de las buenas novedades que trae encontramos una multiventana para hacer dos cosas a la vez.

Wiko Wim

La pantalla es de 5,5 pulgadas, tecnología AMOLED y FullHD (1.080p): muy buen panel con colores profundos, negros de verdad y un contraste realmente bueno. Y para la cámara tenemos un sensor dual de Sony con 13MP cada uno y con desempeños distintos: uno recoge la información de color y el otro es monocromo, lo que facilitará un contraste más real. Llegará en primavera y costará alrededor de 400 euros.

Wiko Wim

Wiko Wim Lite, más recortado

Aunque esta versión recoge los principales elementos diferenciadores del Wiko Wim, cuenta con un hardware más limitado. Por dejar claras las diferencias, mantiene el nivel de calidad de sus acabados pero con una pantalla de 5 pulgadas con resolución FullHD (1.080p), con Snapdragon 435, 3GB de memoria RAM y 32 de almacenamiento ampliables vía microSD.

Wiko Wim Lite

El lector de huellas pasa a la parte posterior del móvil, la batería se queda en 3.000 mAh., lo que sobre el papel no está nada mal, y la cámara trasera no será dual. Saldrá también en primavera a un precio de alrededor de 250 euros.