Yotaphone es la firma que más está apostando por los móviles con doble pantalla, utilizando en una de ellas la tecnología de tinta electrónica. Uno de sus rivales es el Hisense A2 Pro con doble pantalla, que sin duda es su característica más distintiva en el mercado.

Precisamente hace unas semanas os contábamos lo que nos había parecido el nuevo Meizu Pro 7, un terminal que también destaca por contar con dos pantallas, aunque la secundaria en la parte trasera es mucho más pequeña y a todo color.

Hisense A2 Pro, un terminal sorprendente

Como podéis comprobar en nuestra toma de contacto, este nuevo Hisense A2 Pro es un móvil que no deja indiferente a nadie, principalmente por la pantalla de 5,2 pulgadas de tinta electrónica con la que cuenta en la parte trasera. En ella no solo podemos leer libros electrónicos, sino que también podemos replicar la pantalla frontal del teléfono con el sistema Android. Eso sí, es el modo menos recomendable por la tecnología e ink, que necesitará dibujar de nuevo todos los píxeles cada vez que movamos algo con los dedos en el panel.

Por lo demás es un móvil con un diseño destacable, bien acabado, similar a los Honor y con un color azul que realmente es muy atractivo. Incluso es un gran detalle el lector de huellas en la parte lateral del teléfono. Pero no quedan aquí los aspectos interesantes del este Hisense A2 Pro, ya que cuenta con una ficha técnica también sorprendente por su potencia. Ya que se trata de un gama media muy solvente, gracias al procesador Snapdragon 625, uno de los más populares de esta gama, junto a nada menos que 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento ampliables mediante tarjetas microSD, lo que sin duda es una característica muy destacada para un gama media.

Hisense A2 Pro

Además ofrece una gran autonomía gracias a la batería de 3000mAh, más que suficiente par un terminal que ofrece una pantalla principal de 5,5 pulgadas Full HD, y una secundaria de tinta electrónica que no llega ni a resolución HD. El nuevo Hisense A2 Pro cuenta con Android 7 Nougat de fábrica, y quizás el software es su punto débil. Ya que la capa de software de Hisense tiene demasiado peso en el sistema, y deja el Nougat original en una mera anécdota. Por último las cámaras de fotos, más que suficientes, con una cámara de 13 megapixeles delante y otra de 16 megapíxeles detrás.