El pasado 7 de agosto, el fabricante coreano presentó su nueva generación de buques insignia de la familia Note. Esta vez, la firma nos sorprendió al mostrar dos modelos, el Samsung Galaxy Note 10, además de una versión más vitaminada, el Galaxy Note 10 Plus. Pero, ¿cuáles son las claves de estos dispositivos?

Tras la presentación oficial de los dos terminales, tuvimos la oportunidad de daros nuestras primeras impresiones tras probar el Samsung Galaxy Note 10+. Ahora, toca saber a grandes rasgos, lo bueno y lo malo de la nueva generación de terminales Galaxy Note de la firma con sede en Seúl.

Lo bueno y lo malo que hemos comprobado en el Samsung Galaxy Note 10

A grandes rasgos, el Samsung Galaxy Note 10 es todo un portento como dispositivo móvil: cuenta con un diseño exquisito, un hardware de altura y algunas sorpresas muy interesantes. Aunque no es oro todo lo que reluce. Por ello, te vamos a mostrar lo mejor y lo peor del nuevo buque insignia de la familia de phablets Samsung.

  • El Samsung Galaxy Note 10 está disponible en dos tamaños: Una de las grandes ventajas sorpresas es la llegada de dos versiones. Y sí, el Samsung Galaxy Note 10 sigue con la estela de los modelos anteriores, con esa mastodóntica pantalla. Lo bueno es que, ahora podemos escoger entre dos tamaños diferentes: uno de 6.8 pulgadas, o una versión más comedida, con 6.3 pulgadas. De esta manera, puedes escoger qué modelo se adecua más a tus necesidades.
  • El Stylus ofrece una gran cantidad de funcionalidades: Otra de las grandes novedades que hay que tener en cuenta es las diferentes funciones que llega con el S-Pen del Samsung Galaxy Note 10. Por ejemplo, podremos utilizar el lápiz óptico para poder navegar por la interfaz
  • Métodos de seguridad muy mejorados: el lector de huellas dactilares en pantalla del Samsung Galaxy Note 10, junto a su sistema de reconocimiento facial ha mejorado notablemente.
  • La cámara del Samsung Galaxy Note 10 no innova en exceso: estamos ante una de las mejores configuraciones del mercado, ofreciendo un apartado fotográfico soberbio. Pero nos hubiera gustado alguna novedad más, para marcar la diferencia.
  • DeX, la mejor novedad del Samsung Galaxy Note 10: el hecho de que podamos utilizar el modo escritorio con un solo cable es una excelente noticia. ¿Lo mejor? Que podemos utilizarlo tanto en Windows 10 como en Mac.
  • Una batería inagotable: otro de los puntos que nos ha gustado más de los nuevos phablets es su batería. Además de ofrecer una autonomía excelente, tenemos 25 y 45 W de carga rápida.
  • Configuraciones de almacenamiento de altura: los dos modelos llegan con 256 y 512 GB, una excelente noticia. Aunque traemos una mala noticia: el Samsung Galaxy Note 10 no tiene ranura para tarjetas microSD.
  • No hay salida de auriculares: uno de los puntos que más nos ha dolido es la falta de un jack de 3.5 mm en el Samsung Galaxy Note 10. Siempre lo ha traído históricamente, por lo que nos ha decepcionado esta falta.
  • Un procesador aún más potente: Samsung ha apostado por el procesador Exynos 9825. Un SoC fabricado en proceso de 7 nanómetros y que promete una mejora energética, además de un rendimiento superior.
  • El modo vídeo pinta realmente bien: aunque la cámara no innova en exceso en el apartado técnico, sí que tenemos un detalle que nos ha encantado: el modo Live Focus Video. Este modo, nos permite hacer vídeos con desenfoque, además de editar a través de una aplicación creada por Adobe entre otras mejoras.

Dos modelos muy completos y que pintan realmente bien, aunque tengan algún detalle que no nos haya acabado de gustar. Viendo las ventajas y desventajas de estos dispositivos, ¿Vale la pena comprar el Samsung Galaxy Note 10 o el Note 10+? Sin duda, es un acierto seguro.