Samsung no para de sorprendernos en su sector y, aunque el otro día ya sacó el Galaxy Note 8 con doble cámara, hoy veremos que tiene pensado sacar un Samsung Galaxy J7+ con otro módulo de doble cámara, que todavía no es oficial.

Samsung nos ha demostrado que este año ha querido ir por delante de todos con un diseño muy innovador, apostando por lo que ellos llaman Pantalla Infinita, la cual nos deja ver que es posible tener un móvil casi sin marcos. En algunas cosas como esa, Samsung va por delante, pero en esta semana sacó su primer smartphone con dos cámaras, mientras que LG, Huawei, Xiaomi y más marcas ya lo habían sacado. Pero mejor tarde que nunca.

Esta doble cámara tiene un funcionamiento bastante conocido en el Note 8. Cuenta con una cámara normal como puede ser la del S8 y otra cámara con telezoom que permite hacer un zoom óptico 2x y el modo retrato que tan de moda está hoy en día. Esta doble cámara es una de las razones por las que comprar un Note 8, y viendo el éxito que ha tenido en otros smartphones y que tendrá en el nuevo Note, Samsung también lo incorporará en la gama media.

El Samsung Galaxy J7+ será el segundo móvil de Samsung con dos cámaras

En una tienda se han filtrado imágenes de cómo sería este nuevo Galaxy J7, que incorporaría dos cámaras para hacer fotografías tipo modo retrato. De las fotografías no podemos destacar nada más, aparte de que tendrá un sensor de huellas y un diseño bastante parecido al J7 2017 que se lanzó en la primera mitad de año, pero ahora vamos a ver sus especificaciones.

Este móvil llegaría con una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución FullHD, con un procesador propio de Samsung, como siempre, aunque no conocemos todavía cuál es. A su lado, está una GPU de la cual no conocemos el nombre y 4 GB de memoria RAM. Tendría también 32 GB de almacenamiento con posibilidad de ampliarlo mediante tarjetas microSD y Android 7.1.1 Nougat.

Sobre su doble cámara, vemos que estaría compuesta por un sensor de 13 megapíxeles y otro de 5 megapíxeles, con apertura f/1,7 y f/1,9. El modo retrato es lo que hará destacar a este terminal, ya que en la gama media no hay ningún otro terminal con esta función a no ser que nos vayamos al mercado chino.

De momento no conocemos cuándo lo presentará Samsung oficialmente ni su precio, pero se podría presentar en el IFA de Berlín y su precio rondaría los 350 euros como ya lo hicieron el Galaxy J7 Pro y J7 Max.