Desde hace un tiempo se cree que Apple está trabajando en lanzar al mercado un iPhone más barato para atacar un segmento del mercado que en estos momentos se le escapa. Y, por lo que parece, esto va ocurrir en este 2018 según los datos que se han conocido. Además, la apuesta por este modelo será máxima.

Los estudios de mercado que ha realizado la compañía de Cupertino han tenido que arrojar unos datos excelentes a la hora de poner en el mercado un iPhone más barato, y por esta razón se cree que las compras serán muy importantes. Por esta razón, en Apple han dado orden de comenzar con los pedidos de los componentes, entre los que destaca especialmente la pantalla. La razón para que esto sea así es que será uno de los elementos que conseguirá que se reduzca el coste del nuevo modelo, ya que hablamos de un panel tipo LCD -este dispositivo se cree que llegará sin recarga inalámbrica y que su cámara tendrá sólo un sensor-.

El asistente Siri de Apple y el Tesla Model 3 ya se hablan

De esta forma, el uso de OLED se restringirá a la nueva generación de los iPhone X, mientras que el nuevo iPhone más barato utilizará una pantalla de 6,1 pulgadas con el tipo de panel antes mencionado. El caso, es que la apuesta será tan importante que según la fuente de la información que ha aparecido se han manado fabricar nada menos que 155 millones de unidades de este componente, lo que confirma que las expectativas de Apple son máximas. Su precio, por lo que se ha conocido, será de más o menos 699 euros.

Dos teléfonos más, aparte del iPhone más barato

Este es otro dato que se he conocido, ya que se indica que dos versiones del iPhone X se lanzarán en este 2018, que se diferenciarán en al tamaño de su pantalla -como poco-. Uno tendrá un panel OLED de 5,8 pulgadas y, el otro, alcanzará las 6,5 en un principio (todo parece indicar que no les faltará el notch en la parte superior). Eso sí, las estimaciones son más comedidas, ya que los encargos que suman ambos modelos son de 55 millones de unidades.

Cámara del iPhone X

La verdad es que la llegada de un iPhone más barato es un paso lógico por parte de Apple (ya sin las ataduras de mira al mercado para pensar en nuevos modelos, como ocurrió en su momento con llegada de un smartphone con pantalla grande). Pero, lo curioso, es que si las estimaciones son tan buenas como parece, no se entiende muy bien cuál es la razón que ha llevado a la firma a no lanzar antes un modelo de su teléfono más económico. Por cierto, y antes de finalizar, lo que deja claro los datos conocidos es que smartphone que llegue con pantalla OLED no se espera que mejore su demanda con la nueva generación (lo que confirmaría como apuntan en MovilZona que las ventas del iPhone X no son las mejores posibles).

Primera carcasa para el iPhone X con batería compatible con carga Qi