La llegada de lo que se conoce como Internet de las Cosas (IoT) a casi todos los ámbitos de la vida es una realidad, y esto marca necesidades en las conexiones como la llegada de 5G. El caso, es que se he conocido la colaboración de Orange, Mapit y Honda para llevar todo esto a las motos, ofreciendo una solución que permite utilizar información adicional sobre estas.

Para conseguir los datos necesarios lo que se utiliza es por un lado el dispositivo de localización GPS Mapit (que incluye batería recargable, por lo que es autónomo, y un sensor de movimiento), que es el encargado de adquirir la información en las motos de Honda. Estos se envían mediante comunicaciones de datos, y ahí es donde Orange juega su papel, ya que esta operadora aporta conectividad GPRS -la más extensa a nivel nacional y funciona en todo Europa- y que es suficiente para manejar todo lo que tiene que ver con Internet de las Cosas en la actualidad.

Emflux One, una moto eléctrica inteligente a precio de escándalo

Que se consigue con este proyecto donde participa Orange

Al darle uso se pueden conocer datos relevantes de la moto que utiliza el sensor de Mapit con la conectividad de Orange. Un ejemplo es si existe movimiento de esta -o, incluso, si recibe un golpe-. De esta forma, en caso de una sustracción es posible localizarla en tiempo real utilizando la aplicación asociada y que es compatible con iOS y Android (y, también, existe una web para este cometido). Incluso, es posible compartir la información, lo que siempre es una opción útil.

Adicionalmente, también se pueden revisar estadísticas que se han adquirido con el paso del tiempo, como el uso que se le ha dado a la moto en lo que tiene que ver con las rutas o kilómetros recorridos. Esto, evidentemente, permite establecer unos varemos y medias que siempre pueden venir bien. Por cierto, la conectividad aportada por Orange está asegurada siempre, ya que el sistema está garantizado frente a inhibidores.

Moto de la marca Honda

Un detalle final: si existe información relevante, el dueño de la moto de Honda recibe un aviso en su smartphone para que tome las medidas pertinentes, como por ejemplo sise produce una caída o vibración fuerte.

Disponibilidad del servicio

Honda ofrece a todos sus los propietarios de alguno de sus productos la opción de utilizar esta funcionalidad que lleva Internet de las Cosas a sus motos, ya sean modelos nuevos o antiguos. Con ir a un concesionario oficial de la marca y pagar 49,95 euros -que incluye tres años de comunicaciones-, se procede a su instalación.