Los coches eléctricos cada vez tienen una mayor presencia en el mercado y, poco a poco, van llegado incluso a la propia competición. Un ejemplo es la Fórmula E, que ya lleva un tiempo disputándose y que de forma constante consigue más seguidores. Y, por lo que se he conocido, no va a ser la única opción donde este tipo de vehículos están presentes, ya que la FIA apoya la llegada de un campeonato exclusivo para coches de Tesla.

Por lo tanto, se podrá disfrutar de carreras en las que sólo se verán en el circuito el modelo Tesla Model S P100D y que,a demás, cuenta con el apoyo total de la Federación Internacional de Automovilismo. Así, se demuestra que el apoyo por este tipo de coches es total por la mencionada entidad y, adicionalmente, se busca ampliar las opciones que ofrece a la hora de crear competiciones que no generan emisiones (pero, eso sí, la Formula 1 es intocable).

Probamos el Tesla Model S P100D: gran potencia y acabado

Sólo para coches Tesla, pero modificados

El nombre que ya se ha conocido que tiene la nueva competición es EPCS (Electric Production Car Series)… y más vale que lo cambien un poco, ya que no es precisamente muy sencillo y rápido de aprender. El caso es que en la pista sólo habrá Tesla Model S P100D, que ofrecerán diferentes modificaciones en cada una de las escudarías para optimizar su rendimiento (las aceleraciones serán impactantes, eso seguro). Pero, eso sí, sin salirse de los parámetros reconocidos por la propia FIA para reconocer a estos coches como vehículo deportivo oficial.

Diseño Tesla Model S de competición

Se han indicado algunos de los que serán los suministradores de la nueva competición y que se verán en todos los coches de Tesla que, por cierto, tendrán una potencia máxima de 778 caballos. El caso es que Pirelli pondrá los neumáticos; no faltará seguridad OMP; y, además, Alcon ha sido la elegida para el apartado de los frenos. Es decir, que se ve en serio con EPCS.

Competición coche de tesla

Formato de la competición para los Tesla Model S

La información que se tiene es la siguiente: carreras de dos tandas de sesenta kilómetros -una por el día y otra por la noche- en las que participarán 20 coches Tesla, que para establecer la posición de salida existirán tres fases diferentes, de las que no tenemos dato alguno cómo serán. Por cierto, habrá un curioso evento paralelo: competiciones entre dos pilotos elegidos por los espectadores y frente otros tantos que son los que han quedado en las dos primeras posiciones de la carrera en cuestión). El primer campeonato comenzará este mismo año, pero no se ha anunciado el calendario todavía.