Llevamos años esperando la llegada de un coche volador. Ya en su momento os enseñamos un modelo que se puede reservar y ahora os vamos a hablar del Alauda Airspeeder, un coche volador que llegará en 2019 y con el que podremos hacer carreras por la arena con nuestros amigos. 

Este curioso proyecto, que acaba de iniciar su andadura a través de Kickstarter, podría ver la luz si la campaña para recaudar fondos consigue cumplir los objetivos de Alauda, la start-up australiana que está detrás de este coche volador. La compañía ha fabricado el primer prototipo a escala reducida, llamado Alauda Mark 1 Airspeeder y parece que el invento ha funcionado bastante bien.

Con el Alauda Airspeeder disfrutarás de tu propio coche volador para competir con tus amigos

Lo primero que pensamos al visualizar un coche volador es en el típico vehículo que nos sirva para llegar de un punto a otro volando y ahorrándonos el tráfico y los atascos. Pero los chicos de Alauda no quieren un vehículo de este tipo, sino que lo que buscan es un coche volador muy rápido orientado para el deporte.

El director ejecutivo de Alauda, Matt Pearson, ha afirmado que “cualquier tipo de vehículo que construyamos queremos utilizarlo para competir” y la idea de su coche volador es muy sencilla: disfrutar de carreras de coches voladores con tus amigos. Una idea diferente y que seguro que, por lo menos al principio, podría tener una muy buena acogida.

Coche volador Alauda Airspeeder

Con esta iniciativa lo que quiere Matt Pearson es unir las carreras de Fórmula E con las carreras de drones. Por ello la compañía lleva varios años trabajando sin hacer mucho ruido para que nadie les copie la idea. Y han hecho muy bien su trabajo ya que están colaborando con las autoridades australianas para que su coche volador cumpla con las normativas de tráfico aéreo del país. ¿Su objetivo? que en enero de 2018 puedan hacer el primer vuelo pilotado por un humano.

Airbus muestra un curioso concepto de coche volador

Decir que este coche volador Alauda Airspeeder es un vehículo monoplaza que funciona gracias a un sistema de propulsión muy semejante al utilizado por los coches de Tesla. Muestra de ello es que cuenta con cuatro motores personalizados de 50 megavatios que son alimentados por las mismas celdas que se utilizan en la batería del Tesla Modelo S.

Esta especie de avión eléctrico tiene capacidad para una persona y alcanza velocidades de hasta 200 kilómetros por hora, además de contar con sensores robóticos para garantizar la seguridad del piloto de este coche volador de alto rendimiento. Bueno, la compañía no lo considera un coche volador al uso, ni tampoco un avión, sino que para el fabricante australiano Su Alauda AirSpeeder es una especie de aerodeslizador.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os gustaría pilotar este coche volador?