Que los coches del futuro van a tener cierto grado de “inteligencia” gracias al aprendizaje, es algo que ya es toda una evidencia (más allá de ser completamente autónomos al circular). Y son varias compañías las que ofrecen su visión con diferentes proyectos. Uno de los más interesantes es que se ha conocido de Airbus Pop.Up, que incluso puede volar.

La compañía de la que hablamos, en colaboración con Italdesign y Audi, ha presentado en el salón de Ginebra la segunda generación de su proyecto de coche del futuro. Este llega con avances importantes en lo que tiene que ver con el diseño, que es mucho más atractivo. Y,esto, sin perder la cualidad que le hacía especial: es capaz de circular por las carreteras de forma tradicional y, si se necesita, puede volar dando uso a un dron gigante que se acopla en su techo.

Diseño del Airbus Pop.Up

El nuevo Airbus Pop.Up mantiene su estructura que permite que sean dos los pasajeros que pueden viajar en su interior, y dispone de accesorios para el anclaje con otros modelos del mismo tipo. Además, ha ganado opciones de aprendizaje, lo que permite una conducción autónoma muy avanzada y en la que el viajero no tiene que hacer absolutamente nada ya que todo se maneja mediante voz -y, en el apartado de la seguridad, el reconocimiento facial está presente-. Sin duda suena a futuro, y este es el objetivo con el que se he creado este prototipo que no busca ser una realidad en mercado (por lo que no se pondrá a la venta).

Ya está disponible para reserva el primer coche volador

Otros detalles de Airbus Pop.Up

El nuevo modelo incluye una gran pantalla frontal curvada de 49 pulgadas como se apunta en la fuente de la información. En esta se muestra toda la información referente a la conducción y cualquier otra que se desee conocer mediante conexión a Internet. Incluso, como se puede ver en el vídeo que dejamos tras este párrafo, será posible realizar llamadas a distancia para que el Airbus Pop.Up vaya a recoger a un pasajero esté donde esté. Y, esto, es algo que se desea conseguir en el futuro: que los vehículos vayan los propietarios, y no lo contrario como hasta ahora.

El caso es que cada vez parece más claro que el futuro de los coches pasa por ser una fusión de modelos terrestres y voladores, donde la inteligencia artificial será vital para aprender de los propietarios. De esta forma, se conseguirá ser predictivo, tanto para establecer rutas como para la configuración del interior. El caso, es que Airbus Pop.Up es una buena muestra de que lo visto en las películas de ciencia-ficción cada vez está más cerca de ser una realidad.

 

This slideshow requires JavaScript.