La feria CES de Las Vegas es un evento en el que grandes compañías muestras lo que tiene preparado para el segmento de las electrónica de consumo. Pero, también, son varias las empresas que no son tan potentes y que tiene ideas de los más interesantes a la hora de lanzar nuevos productos que pueden tener su hueco en el mercado. Un ejemplo es el dispositivo que está preparado Retro Bit, llamado Super Retro Boy.

Si tiene una edad, no mucha tampoco, seguro que el nombre le recuerda a algo… concretamente a la consola portátil Game Boy de Nintendo. Y lo hace con razón. Esto se debe a que Super Retro Boy es una evolución del producto que en su momento puso en juego la compañía japonesa, y que llega para que los más nostálgicos del lugar puedan jugar a los títulos que tantas horas hicieron pasar horas enganchado a su pantalla desvelando los Pokémon que se encontraban por el camino, por poner un ejemplo (sí, estas criaturitas no son un invento nuevo que ha llegado con Pokémon GO).

Y, para conseguirlo, en Super Retro Boy ofrece un diseño prácticamente calcado al original tanto en el número de botones como en la colocación de estos (el acabado de estos elementos, algo más esponjoso que los originales, parece ser que no es el definitivo). Por lo tanto, no hay grandes alardes ya que todo lo que se puede controlar es el joystick de dirección tipo cruceta y cuatro botones de acción. Sin más, nada de gatillo ni de reducción de las dimensiones -como ha ocurrido con Nintendo Classic Mini-. Es decir, que como se ve en la imagen que hay tras este párrafo un aspecto completamente reconocible.

Algunas cuestiones de Super Retro Boy

Uno de los detalles que se deben conocer es que la pantalla del dispositivo es a color, por lo que hablamos que se ha adaptado una de las últimas evoluciones que del modelo en el que se basa se lanzaron al mercado. Además, los cartuchos originales de los siguientes modelos son completamente compatibles con Super Retro Boy: Game Boy, Game Boy Color y Game Boy Advance. Por cierto, no se incluye ningún juego integrado, pero sí que la compañía desarrolladora ha confirmado proporcionará uno donde habrá un buen cantidad de juegos incluidos, un acierto.

La nueva pantalla que se incluye en Super Retro Boy es de calidad HD, sin que la resolución concreta esté confirmada, y esto es un avance interesante que no hace que se pierda una de las opciones que más gustaba de la consola portátil de Nintendo: su autonomía de 10 horas de uso, nada más y nada menos. En cuanto a procesador y el resto del hardware, lo incluido es más que suficiente para poder ejecutar los juegos existentes y algunos nuevos que puede ser que lleguen (pero no hay que esperar un gran aumento del catálogo ya existente). Por lo tanto, es una opción para los más nostálgicos del lugar -que es posible que ya no tengan a mano su Game Boy o que esta no sea funcional-.

Uso de la consola portátil Super Retro Boy

En lo que se refiere a su llegada al mercado, en EEUU se sitúa a mediados del año 2017 -verano concretamente- y, luego, es posible que se lance a otros lugares (aunque existiendo la importación, este es un problema menor). Su precio rondará los 80 dólares, por lo que es una excelente opción para hacer un regalo a ese niño, ahora adulto, que no dejaba de atrapar los Pokémon allá donde estuviera sin necesidad de recurrir a Internet.