Es posible que tengas un ordenador que no ofrezca mucho espacio de almacenamiento y que, por ello, te estés quedando sin opciones para guardar información en su interior. Siempre se puede recurrir a un accesorio externo para solucionar esto, como puede ser un pendrive, pero existen posibilidades más interesantes, como por ejemplo el disco externo SSD Shell Slim.

Una de las grandes opciones que ofrece este accesorio es que se utiliza sin tener que manipular cable alguno. Esto se consigue ya que se conecta al ordenador directamente en el puerto USB tipo C (que es el que da uso el accesorio). Esto permite una mayor comodidad a la hora de manipular el producto y, además, queda perfectamente integrado en el lateral del equipo por lo que asegura una buena sinergia con el ordenador en cuestión.

Uso del disco externo SSD Shell Slim

El peso del disco externo SSD del que hablamos es de sólo 29 gramos, por lo que llevarlo de un lado a otro es de lo más cómodo, algo en lo que también influye que las dimensiones que tiene Shell Slim son las siguientes: 96 x 31 x 9 milímetros, por lo que cabe perfectamente en mochilas y bolsos. Por cierto, el diseño está optimizado para que los diferentes tipos de memorias tipo M.2 NVMe M-Key puedas utilizarse, ya que su compatibilidad es completa con los diferentes modelos del mercado (y la manipulación para realizar el cambio es excelente por sencilla).

Mejora la memoria de tu Smart TV con estos SSD portátiles baratos

Excelente comportamiento al funcionar de este disco externo SSD

Este accesorio está fabricado en una aleación de aluminio, lo que le aporta por un lado un diseño atractivo y, además, resistencia. En lo referente al rendimiento, la tasa de transferencia si todos funciona de forma correcta -y la memoria interna ofrece las suficiente calidad-, puede llegar a los 950 MB/s, una excelente marca. Además, lea eficiencia en la gestión de los datos es alta, que el chipset de control elegido es un JMicron 583, por lo que es casi imposible que aparezcan cuellos de botella al trabajar con el procesador del ordenador.

En lo que tiene que ver con la compatibilidad, la que ofrece este producto es excelente, ya que es compatible con los sistemas operativos más utilizados, como son Windows y macOS. Así, por ejemplo, se han realizado pruebas con ordenadores como los MacBook Air de 2019 o el Lenovo ThinkPad X1 Carbon, con un funcionamiento excelente dando uso al puerto Thunderbolt 3 o USB tipo C.

Conseguir el disco Shell Slim

Este modelo se encuentra disponible en Kickstarter y ya ha conseguido financiación, por lo que es seguro el envío. Se puede comprar vacío para utilizar un disco que se tenga en casa por un precio de 35 dólares, mientras que un modelo con capacidad de 256 GB sube a los 70 dólares. La fecha de entrega de este accesorio es el mes de enero de 2020 y llega con un destornillador por si se necesita abrir el disco externo SSD.

Actualiza tu ordenador con un disco SSD: elige el tipo que necesitas