El mercado de los drones ofrece un amplio catálogo de modelos y precios que, dependiendo de lo serio que nos lo tomemos, puede llevarnos a gastarnos una buena cantidad de dinero. Es el caso de este Mavic Pro de DJI que ya está listo para comprar y que tiene dos características realmente destacables: por un lado su cámara capaz de grabar vídeo 4K y por otro su diseño compacto.

Pequeño pero matón

El Mavic Pro de DJI es un pequeño dron que destaca por su potencia pero, también, por su tamaño, que cuando lo cerramos por completo para llevar y traer nos cabe en cualquier sitio ya que tiene unas dimensiones (plegado) de 8,3cm. de ancho, 19,6 de largo y otros 8,3 de alto.

Pero ojo, que el Mavic Pro de DJI no viene solo con el dron en su pack sino que lo acompaña un mando de control de mucha calidad. No solo por el acabado de sus controles, sino por la presencia de una pantalla que nos muestra en tiempo real todo lo que ocurre en las alturas. A eso ayuda su amplia cobertura con un alcance de 7km. para una cámara 4K instalada en un eficiente estabilizador de tres ejes. Gracias a ellos obtenemos una calidad en los vídeos que capturamos con el Mavic Pro realmente sobresalientes.

Dron Mavic Pro de DJI

 

Eso sí, no creáis que el dron se comunica con el control remoto gracias a señales Wifi (como otros muchos modelos) sino que desde la empresa han creado el llamado DJI OcuSync: una tecnología que va más allá de las capacidades Wifi tanto en alcance de la transmisión como en claridad de vídeo, retransmisión en directo y resistencia a las interferencias.

Vuelo estático preciso

Este Mavic Dron es capaz de detectar obstáculos de hasta 15m. de altura por culpa de un sistema llamado FlightAutonomy. Gracias a él es capaz de esquivar o desacelerar hasta llegar, si es necesario, a pararse en el aire para evitar colisiones. El vuelo del Mavic Pro está gestionado permanentemente por satélites aunque puede hacerlo también sin ellos, en interiores o zonas de difícil acceso, recurriendo a los sensores visuales que lleva instalados en la parte frontal e inferior.

¿Y la autonomía? Bueno, según el fabricante habla de 27 minutos de vuelo por cada carga de la batería aunque es de esperar un rango inferior que debería rondar los 20 minutos de verdad. Aun así, estamos ante unos números que son los que gastan muchos otros drones del mercado. Por cierto, también podremos utilizar las llamadas DJI Googles que son, esencialmente, unas gafas al estilo de las Gear VR de Samsung y que nos permiten tener un control sobre el vuelo absolutamente real. Creerás estar volando.

Y para el final dejamos la cámara: vídeo a 4K y 30 fps que no se sirve de ningún estabilizador de imagen digital, sino mecánico (de tres ejes). Esto asegura un mejor resultado y, sobre todo, que las grabaciones son al 100 por cien UHD. No hay recortes de fotogramas ni pérdida de calidad en ningún momento.

EUR 1.170,09 EUR