En ocasiones merece la pena restringir el acceso a ciertas webs en casa, como por ejemplo las que tienen contenidos inapropiados y hay niños con dispositivos que con los que pueden acceder a Internet. Pues bien, conseguir esto con el router Google WiFi es de lo más sencillo.

Lo cierto es que este dispositivo del que hablamos es uno de los mejores routers que actualmente se pueden comprar para darle uso en el hogar, ya que su funcionamiento es excelente, la configuración sencilla y la gestión de lo más intuitiva -ya que todo se realiza mediante la aplicación Google WiFi-. El caso, es que en el desarrollo se incluye un apartados destinado a bloquear el acceso a webs específicas, para de esta forma conseguir los más pequeños de la familia estén siempre seguros.

Google Wifi
Google Wifi
Developer:
Price: Free
Google Wifi
Google Wifi
Developer: Google LLC
Price: Free

Si no tienes un Google WiFi y deseas hacerte con uno o varios dispositivos, dejamos un par de enlaces tras este párrafo en los que podrás conseguirlos. El primero es con el que podrás comprar sólo una unidad, mientras que el segundo enlace incluye un pack de tres (por lo que se aprovecha la funcionalidad que permite utilizar a estos routers como puntos para ampliar la cobertura inalámbrica en los hogares).

EUR 121,00 EUR EUR 359,00 EUR

Cómo restringir con Google WiFi el acceso a una web

Una vez que se tiene instalado el router y la aplicación está disponible en el smartphone (y este se encuentra conectado a la red inalámbrica que se crea con el Google WiFi), lo que tienes que hacer es seguir los pasos que indicamos a continuación:

  • Abre la aplicación Google WiFi en tu teléfono o tablet
  • En la parte superior derecha debes pulsar en el icono con cuatro puntos, uno de ellos con forma de engranaje
  • Ahora debes localizar una apartados denominado Wi-Fi Familiar y pulsa en él
  • Se abre un asistente de configuración donde debe seguir los pasos que aparecen en pantalla, donde se crear etiquetas para identificar cada usuario, incluyendo en esta los dispositivos de uso que utilizan, como puede ser una consola, ordenador o smartphone
  • Haz esto para tanto usuarios como necesites
  • Ahora en la pantalla una vez que finalizas el asistente verás cuatro apartados donde el último es Bloqueo de sitios web. Dale uso y si se abre la pantalla y revisa que el boqueo automático está activado para la etiqueta que has creado
  • De forma automática el acceso a las web inapropiadas estará restringido

Como se ve, muy sencillo y efectivo con Google WiFi tener un control de las páginas que vistan los niños de la casa y, de esta forma, que no existan problemas para que vean cosas que no deben.

¿Problemas con Google WiFi? Cómo solucionarlos empezando desde cero