Las bicicletas eléctricas cada vez son más demandadas por los usuarios, ya que su ayuda resulta de lo más útil en algunos momentos -especialmente cuando no se tiene la fuerza suficiente para mantener un buen ritmo-. Esto es lo que ofrece el modelo Cowboy, que destaca por su aspecto tradicional.

El diseño como hemos indicado es algo en lo que se ha trabajado especialmente a la hora de crear este dispositivo. Y, lo cierto, es que se ha conseguido un excelente resultado, ya que al contrario de lo que ocurre con muchas bicicletas eléctricas, el aspecto es muy parecido al que tiene una bici de montaña actual. Por lo tanto, Cowboy permite que los que no desean destacar especialmente al utilizar un producto de este tipo pasen desapercibidos tanto en la ciudad como en el campo al salir a completar una ruta.

¿Tu bici como cargador del móvil? Consíguelo con EP Charger

El lugar en el que se ubica la batería en Cowboy es bajo el sillín -perfectamente integrada en el cuadro de la bici-, por lo que no se ve en ningún momento en el que se lleva un elemento de ayuda de una potencia de 252 WH. Esta permite un uso de 50 kilómetros de soporte con una carga de sólo 2,5 horas. Una buena marca y que es, en general, más que suficiente para salidas habituales (por cierto, este elemento pesa 1,7 kilos -para un total de 16 KG-, por lo que no es mucho teniendo en cuenta lo que aporta y comparado con otros modelos similares del mercado). No falta, por cierto, un LED de información para comprobar la carga de la batería.

Diseño de la bici Cowboy

Otros detalles interesantes de la bici eléctrica Cowboy

Aparte de incluir luces delantera y trasera, lo que siempre aumenta la seguridad al rodar, nos ha parecido de lo más interesante que este producto incluye una cadena de carbono que añade mayor durabilidad y el mantenimiento en uno de los elementos esenciales y al que en muchas ocasiones no se le presta la debida atención. Otros elementos llamativos son que Cowboy incluye frenos de disco y en varios lugares en los que habitualmente sea agarra el manillar el acabado es de goma.

Con la bici se incluye una aplicación para sincronizar mediante Bluetooth Cowboy con el teléfono. Esto permite hacer un seguimiento completo del ejercicio que se realiza, así como seguir una navegación GPS precisa y donde, como es lógico, se tiene todo tipo de información de la batería integrada. Este desarrollo es compatible con iOS y Android, y es incluso capaz de bloquear la bicicleta y localizarla en caso de no saber dónde se ha dejado.

Cómo ayuda Cowboy al utilizarla y su precio

Según el fabricante la ayuda es inteligente, por lo que se adapta al esfuerzo que se realiza y cuando se detecta una bajada de rendimiento, de forma automática se da paso al uso de la batería de forma directa en los pedales. Por lo tanto, si no hay movimiento en la potencia eléctrica no actúa, lo que no es un mal detalle para asegurar que se hace ejercicio y no se pierde carga a no ser que se necesite el uso de esta. Además, esto permite estar tranquilo de que no se reciben empujones no deseados, algo que sí ocurre en otras bicicletas eléctricas y no en Cowboy.

Integración batería en la eBike Cowboy

En lo que tiene que ver con el precio de este producto, este se sitúa en 1.790 euros, y ya es posible comprarlo en la web del fabricante. Lo cierto es que, por forma de uso y diseño, Cowboy es un modelo que resulta de lo más interesante.