La cámara del iPhone X es una de las mejores que existen en la actualidad en un teléofno gracias a los dos sensores de 12 megapíxeles que se incluyen. Los resultados que ofrece, tanto al hacer fotos como al grabar, son muy buenos. ¿Tanto como para superar a alguna de las cámaras de gran calidad actual? Pues esto es lo que se ha querido desvelar al crear vídeos.

Pues sí, se ha utilidad un iPhone X y una cámara Panasonic Lumix GH5 para grabar en unas condiciones similares con una calidad que se puede considerar como máxima: 4K a 60 FPS (una marca que no muchos smartphones actuales son capaces de ofrecer). De esta forma, se ha querido medir si es posible que el nuevo smartphone de Apple es capaz de poner en aprietos al modelo de Panasonic, pese a que no tiene el mismo espacio interno  para integrar todo el hardware destinado a la grabación.

Análisis del teléfono iPhone X

Evidentemente no se busca mostrar que el iPhone X pueda ser una opción que sustituya por completo a dispositivos específicos creados para un uso profesional, pero lo cierto es que ya os anunciamos que los resultados que se consiguen con el terminal del que hablamos sorprenden por su gran calidad -y, también, por una estabilización muy buena con procesos a 4K a 60 FPS, que no es precisamente poco-. Por lo tanto, lo indicado por DxOMark respecto a la cámara del nuevo smartphone creador por la compañía de Cupertino, se confirma también con el vídeo.

Los resultados con el iPhone X en un vídeo

Según se ha indicado en la propia fuente de la información (Fstoppers) que no es otra que un vídeo publicado en YouTube -y que os dejamos tras este párrafo-, los resultados son mejores de los que ellos mismos podían esperar. Un ejemplo es que, con las condiciones de luz óptimas, la calidad a simple vista no ofrece grandes diferencias (esto cambia cuando se hace un zoom muy amplio, donde la Panasonic Lumix GH5 muestra mejor detalle con píxeles de menores dimensiones).

Cuando las condiciones de luz no son las mejores, el iPhone X baja su rendimiento y, aquí, hay grandes diferencias respecto a lo que consigue la Panasonic Lumix GH5. Esto es algo lógico, ya que en el interior de la cámara dedicada hay componentes que permiten mejores trabajos en estas situaciones, lo que se debe a que no hay mucho espacio en el interior de los smartphones. Por cierto, en lo que tiene que ver con la reproducción de los colores o la definición, sin que el dispositivo de Apple supere a la cámara, no está nada mal su comportamiento.

En definitiva, tal y como se podía esperar el iPhone X no supera en la grabación de video 4K a 60 FPS, pero las distancias claramente se acortan. Además, para dar uso a los resultados en plataformas como por ejemplo YouTube -que por defecto comprimen lo que se publica-, lo cierto es que el terminal de Apple encaja perfectamente con lo que se puede necesitar para mostrar unos resultados que, generalmente, llegan a nivel casi profesional. ¿Qué opináis vosotros?

  • OsMan2k3

    Estaría bien una actualización de la comparativa con el update de Samsung para la cámara del Note 9