Uno de los problemas a la hora de actualizar Windows 10 a la última versión del sistema operativo de Microsoft es la lentitud de todo el proceso. Es un verdadero calvario ver cómo tu ordenador se queda durante horas inutilizable mientras se actualiza su sistema operativo. Aunque esta tortura podría tener las horas contadas, o eso dice Microsoft.

Y es que el gigante con sede en Redmond lleva tiempo trabajando en utilizar Inteligencia Artificial para conseguir que actualizar Windows 10 no sea un proceso tan largo. Según ha afirmado la compañía en su blog oficial, utilizaron esta tecnología para impulsar la velocidad y la eficiencia en el lanzamiento de la última actualización Windows 10 April Update y los resultados han sido bastante buenos.

Cómo mejorar y personalizar el reloj incluido Windows 10

Para ello han apostado por una tecnología IA que utiliza aprendizaje automático a gran escala para mejorar la calidad y la confiabilidad de la implementación de actualizaciones. No es la primera vez que prueban este tipo de sistema para que actualizar Windows 10 sea más rápido, pero antes no lo habían hecho a gran escala

Proceso para actualizar Windows 10

La IA nos ayudará a actualizar Windows 10 más rápido

Pero, ¿cómo afecta la inteligencia artificial a la hora de actualizar Windows 10? Muy sencillo: el sistema de Microsoft analiza datos sobre las características de los dispositivos, tanto en el apartado del hardware como en el de software, para confirmar que tendrá una buena experiencia de actualización seleccionando los mejores módulos para reducir el tiempo de espera.

Cómo restaurar tu ordenador con Windows 10 y dejarlo como el primer día

Gracias a la inteligencia artificial la compañía americana presume de que más de 250 millones de ordenadores en todo el mundo han recibido la última actualización de Windows 1 en un tiempo récord. Y teniendo en cuenta el peso de Windows 10 April Update, queda claro que en este aspecto el gigante del software ha hecho un trabajo excelente.

Además afirman que han recibido mayores números de satisfacción, un menor volumen de llamadas al teléfono de soporte y menos problemas en general respecto a actualizaciones anteriores de su sistema operativo.

De esta manera queda claro que la implementación de esta tecnología de inteligencia artificial para actualizar Windows 10 más rápido ha sido todo un éxito. Y es una gran noticia ya que parece ser que los días en los que nos desesperábamos durante el proceso de actualización, sea por el largo tiempo que necesita o por los problemas que nos hemos encontrado alguna vez con los componentes de nuestro ordenador tienen los días contados.