Haz vídeos de cine con tu móvil: elige un buen estabilizador

El vídeo y fotografía en los smartphones ha avanzado mucho, sí, hasta límites insospechados que no se podían imaginar hace años. Sin entrar en especificaciones, uno de los apartados más demandados por los usuarios es la estabilización de la imagen a la hora de hacer fotografía y vídeo. Aunque ahora profundizaremos en la cuestión, es obvio que han mejorado con el paso de los años, sí, pero para conseguir una efectividad profesional, están lejos de ello. En la guía de hoy te ayudaremos a comprender cómo funcionan y a elegir un gimbal. ¡Vamos a ello!

Como te comentábamos en el párrafo anterior, la gran mayoría de smartphones del momento equipan estabilización óptica, también conocida como OIS. Sin embargo, tiene ciertas limitaciones físicas: es ideal para grabar estáticamente, pero en el momento en el que te empieces a mover, se notará sobremanera, no permite apuntar a punto fijo, y la imagen nunca quedará plenamente estática.

Y es que el paso del tiempo ha ido mejorando las resoluciones y lentes, provocando que cada vez más usuarios utilicen el teléfono móvil de manera profesional: para grabar spots publicitarios, periodismo móvil (MoJo), vídeos deportivos, o mismamente, por ocio. Un nivel superior por encima de todos estos sistemas integrados están los estabilizadores, que mejoran, y de qué manera, la estabilización de la imagen hasta el punto de crear películas, como ya hemos podido ver con los últimos iPhone.

Disfrutar al máximo del 4K y los 60 FPS es posible gracias a ellos. Pero primero, tengamos en cuenta el funcionamiento de estos gadgets tan útiles y profesionales.

Funcionamiento de un estabilizador o gimbal

El funcionamiento de estos gadgets entraña una tecnología de lo más sofisticada. Juega con las famosas ‘vibraciones’, eliminándolas y creando un vídeo lineal y sin movimientos bruscos. De esta manera, permite que el teléfono móvil que se encuentra unido o conectado a él, no se vea influenciado por los movimientos del elemento que lo soporta, sino que se mantenga siempre estable.

Para efectuar esta labor, y lo que parece un simple ‘palo selfie’, entraña un sistema electromecánico que, como casi todo lo que encontramos en el mercado actual, tiene distintas variantes que repercutirán en el precio y funcionamiento de estos. Veamos cuáles son estos tipos y cómo funcionan cada uno de ellos.

Botones de gimbal para teléfonos

Los estabilizadores mecánicos, son los más simples que podemos encontrar a la venta. También serán los más económicos, como puedes predecir. Equipan un giroscopio que absorbe todo el movimiento, exactamente igual que los náuticos. Equipan una especie de ‘peonza‘ en su interior que produce un momento cinético que capta todo ese movimiento transmite la inercia al cambio en el eje de giro. Estos no merecen la pena, por lo que no los incluiremos en nuestra guía.

Los más profesionales equipan elementos electrónicos, que son básicamente pequeños motores que controlan distintos ejes de estabilización (hasta tres, habitualmente). A través de distintos sensores como los acelerómetros y giroscopios se crea una señal que se transmite al procesador del estabilizador, que, a su vez, provoca una orden que se transmite a los motores para estabilizar la captura.

Cuestiones a tener en cuenta para comprar un estabilizador

Visto cómo funcionan estos estabilizadores, ahora pasamos a una parte vital de la guía: qué cuestiones has de tener en cuenta antes de lanzarte a por uno.

  • Número de ejes/motores. La principal y cuestión más importante es esta. En el apartado anterior te hemos explicado el funcionamiento de los ejes, y es que debería contar con al menos tres ejes, como mínimo. Cada eje contará con un motor independiente para controlarlo; cuantos más ejes, más información se transmite al motor, y mayor estabilización obtendremos en la imagen. Así que tres será una cantidad aceptable para obtener una estabilización óptima, de ahí en adelante, lo que alcance tu presupuesto.
  • Soporte para smartphone. Sí, los smartphones han ido creciendo con el paso de los años. Hasta el punto de llegar a móviles de más de 6.5 pulgadas, lo que contrarresta con modelos de gimbal o estabilizadores que llevan años en el mercado y que no se han actualizado. Por ello, revisa bien el tamaño en pulgadas y centímetros que soporta, así como el tipo de soporte, que no sea endeble, porque ya sabes que lo barato sale caro en muchas ocasiones.
  • Conectividad y compatibilidad. Presumiblemente querrás libertad de movimiento, sin cables. Eso nos llevará a elegir modelos con Bluetooth, que son los más cómodos y avanzados, además del estándar. Este punto no tiene mucho más misterio, alto y claro: opta por modelos con Bluetooth, de otra manera, ni te lo plantees. La tecnología está suficientemente avanzada como para calibrarlo de forma inalámbrica. Podrá ir conectado al teléfono mediante el USB, que preferiblemente, sea tipo C.
  • Autonomía. Relacionado con la conectividad, optarás por un modelo Bluetooth de uso habitual, que equipa una pequeña batería en la empuñadura del accesorio que compras y que dotará a los motores de fuerza suficiente. Lo esencial en este punto es que llegue, al menos, a ocho horas de uso como mínimo para poder grabar cómoda y holgadamente.
  • Calibración. No nos andaremos con ‘chiquitas’ en este apartado. Para evitarte un trabajo innecesario, tu gadget deberá contar con auto calibración, de la tal manera que, al quitar y poner el smartphone, calibre de forma autónoma el teléfono sin necesidad de que configures nada.
  • Modos. Las tomas que harás no siempre son iguales, de tal manera que, dependiendo de lo que quieras grabar y de cómo lo hagas, puedas disfrutar de distintos tipos de modos de trabajo. De forma primordial, incluirá dos modos, uno vertical y otro horizontal. Además, vital que incluya un modo bloqueo para dejarlo estático (también valdrá para hacer fotografías); modo seguimiento o modo paneo. Ahondaremos un poco más en ellos en otro apartado, ya que son importantes.
  • Controles (botonera). También será de recibo que cuente con una botonera accesible a los dedos y que podamos controlar sin despegar la misma mano del mango. Te vendrá de lujo que tenga un pequeño control para aumentar o disminuir el zoom, para empezar a grabar (start/stop), así como un joystick que te permita hacer un seguimiento de la imagen con movimiento, algo más propio de los modelos de alta gama.

Los modos: una opción muy profesional

Merece la pena especial mención a los modos. De forma estandarizada, la gran mayoría de modelos incluyen los siguientes modos (tres):

Gimbal Hohem 3-AxisModo bloqueo. Apuntará hacia una dirección exacta, aunque nosotros nos movamos. Podrás girar el brazo tanto como quieras y se quedará fijado el teléfono en un eje

Modo seguimiento. A través de una selección de objeto, cuerpo o rostro, el gimbal hará un seguimiento de esa forma que ha reconocido de forma inteligente. Si quieres grabar una moto, una bicicleta, un vehículo en marcha, o una persona corriendo, es el modo ideal para no perder de vista y tener siempre encuadrado el objetivo principal.

Paneo. Esta técnica de vídeo conseguiremos que la cámara sólo se mueva en un eje horizontal o vertical. Por ejemplo, conseguiremos grabar todo lo que nos rodea en un mismo eje, sin movernos, en lugares donde hay mucha gente como pueden ser estadios de fútbol o en conciertos.

Modelos de estabilizador con tres ejes económicos

Empezamos esta selección de los mejores modelos con los más baratos, pero igualmente funcionales al mismo tiempo.

Estabilizador Nekan

Es lo más barato que podemos encontrar en la actualidad, por un precio de unos 50 euros aproximadamente. Hablamos de un modelo con tres ejes y tres motores independientes que pesa solo 210 gramos y admite móviles de hasta 5.94 pulgadas, aproximadamente un iPhone 12 (¡mucho ojo a esto!). Equipa una lámpara de relleno de luz y tres tipos de luz cálida, natural y blanca, además de ajuste del nivel de brillo.

Estabilizador Nekan

Tiene disparo antivibración, con una estabilidad decente, aunque no profesional, y sin demasiados modos. Dos botones en la empuñadura para manejar el zoom y el famoso start/stop para empezar o parar de grabar. De lo mejor por este precio, ¡no encontrarás nada igual!

PNY Mobee: un estabilizador asequible

Ante ti, uno de los estabilizadores más baratos y funcionales del mercado actual. Cuenta con 3 ejes que te proporcionarán una estabilidad más que suficiente por el precio que ofrece, acompañado de una aplicación en la que podrás configurar todos los parámetros a tu gusto, y en la que podrás hacer uso de funciones como el seguimiento de caras, cámara lenta, timelapse o panorama, para sacar a flote toda su creatividad.

Estabilizador PNY

Lo más impactante viene en el apartado de la batería. Como ya te hemos contado más arriba, optaremos a dispositivos de habitualmente 8 horas, pero este ofrece hasta 12 horas, además de permitirte cargar tu smartphone al mismo tiempo.

En cuanto a los modos, dispone de tres de ellos: bloqueo, seguimiento y paneo. Aunque no pone las medidas exactas de los móviles que adapta, es prácticamente universal, incluso para los últimos modelos de iPhone 13 Pro, por lo que será válido para cualquiera. Su precio ronda los 60 euros más o menos.

Moza Mini-S

Siguiendo con una serie de modelos económicos, este de MOZA atesora muy buenas reseñas en Amazon, y lo hemos incluido como uno de los más completos al mejor precio. Cuenta con un sistema de 3 ejes con plena compatibilidad para todo tipo de smartphones de hasta más de 7 pulgadas (¡incluso para alguna tablet!).

Funciona a través de un sensor incorporado y 3 ejes con motores independientes, con muchas funciones accesibles desde el mango como el zoom de un botón, control de enfoque o retroceso rápido, cuestiones a valorar por este precio.

Moza Mini-S

Ofrece una rotación angular de 360º desde 3 ejes, según el tipo de configuraciones que adoptes. Podrás seleccionar distintos modos y funciones a través de la aplicación para móvil MOZA Genie. Entre los modos: time-lapse, cámara lenta, equipo deportivo o vértigo. También tiene seguimiento individual y distintos modos rápidos y lentos.

Su batería te proporcionará 5 horas continuadas por un económico precio de unos 70 euros aproximadamente.

DJI OM 4 SE

Nos introducimos en la gama básica de los estabilizadores de DJI con este OM 4 SE. DJI es una de las marcas más polivalentes y con mejor calidad del mercado. Así que, si lo que buscas es fiabilidad, este es el tuyo. Como te prometimos, este también cuenta con 3 ejes, y destaca especialmente por su sistema Active Track 3.0, que hará un seguimiento del objeto/persona/silueta de una manera óptima. Esta función inteligente reconoce a adultos, niños y mascotas, y puedes controlar tu smartphone para seguirlos automáticamente.

Tu teléfono estará siempre bien enganchado gracias al soporte magnético que te permitirá acoplar tu teléfono de prácticamente cualquier medida (soporte global). Es plegable y ligero, genial para grabar en movimiento sin que se te canse la mano.

DJI OM 4 SE

En la parte más alta del mango del estabilizador encontramos tres botones, que te permitirán controlar el gimbal de forma práctica: cambiar de modo, empezar o parar de grabar y controlar el movimiento a través del joystick. Además, su precio no es ninguna locura para ser el número 1 más vendido de Amazon: ¡unos 95 euros!

Estabilizadores para grabar con calidad de cine

Asaltamos el nivel profesional con estos estabilizadores o gimbal con calidad de cine.

hohem: un estabilizador muy top

Un nivel por encima de la gama media se encuentra este hohem de tres ejes. Ofrece una compatibilidad con móviles con un ancho de 55-89 mm y un grosor de menos de 8.4 mm, básicamente con los últimos iPhone, incluido el Pro. Utiliza 3 ejes estables, con resistencia al agua y eje de rotación que aumenta un 30%.

Equipa una prominente batería de 3600 mAh con la que tendrás garantizadas hasta 12 horas de duración continuada, genial para vlogging. La rueda gira 600º, con inclinación de 320º. Incluye modos deportivos para hacer seguimiento de personas u objetos, con alta sensibilidad y excelente estabilidad.

Estabilizador Hohem

Entre los modos, 6 distintos: balance-seguimiento, inclinación, bloqueado, seguimiento continuo, Inception y PhoneGO. Gracias al botón que tiene en el mango podrás cambiar rápidamente entre el modo vertical y horizontal sin mayor complicación. Además, su precio no es nada desorbitado, siendo de los mejores en la gama alta: unos 110 euros.

Zhiyun Smooth Q3 Combo

Por un precio muy similar te llevas este pack de Zhiyun de lo más completo posible. En contraposición al Active Track, este modelo equipa SmartFollow 3.0 y control de gestos. Con un solo toque podrás hacer el seguimiento de todos los objetos que elijas, y que funciona a través de gestos para controlar el disparo.

Tiene zoom instantáneo de Dolby y zoom ultra gran angular, para películas cortas y de lo más profesionales. Asimismo, cuenta con una diferencia muy a favor: luz de relleno LED giratoria y ajuste de brillo integrada en un botón táctil para iluminar desde todos los ángulos y con tres niveles de brillo ajustables. Por su precio incluye un pequeño pack con cable, cuerda y funda.

Estabilizador combo ZhiyunGira 180º en todos los sentidos, compatible con la vasta mayoría de smartphones en la actualidad (hasta el último iPhone 13 Pro-Max y el Samsung Galaxy más grande), con disparo antivibración, control de gestos, interruptor de disparo horizontal y vertical y distintos filtros integrados. ¡Solo por 110 euros!

DJI OM 5 Athen: un gran estabilizador

El asalto a la gama más profesional llega con este DJI OM 5 Athen, un modelo vastamente superior respecto al otro DJI que hemos visto en esta selección. ¿Qué tiene de mejor? Empezando por el peso, mucho menor, y el algoritmo Active Track 4.0, superior en todos los sentidos y con seguimiento mejorado. Según la marca, sigue a los objetivos con una mayor estabilidad y capacidad de respuesta, incluso aunque se muevan rápido.

DJI OM 5

Por lo demás, sigue siendo prácticamente idéntico, incluso en el mango del estabilizador, así como en los tres ejes, el brazo extensible… Además, cuenta con ShortGuides para reconocer el entorno automáticamente y recomendar la mejor secuencia de grabación.

Walimex Pro Waver Mobile

Un nivel muy por encima de todos los demás, es este Walimex, que combina 3 ejes con sensores de la más alta calidad para evitar sacudidas al grabar vídeos. Un nivel superior porque equipa seguimiento de rostro de lo más complejo, es capaz de seguir tus movimientos en modo video para que puedas tomar escenas espectaculares.

Estabilizador Walimex

Plena compatibilidad tanto con iOS como con Android. Absoluto control a través de la aplicación, con distintos modos y disparos en 360º y 180º. Cuenta también con control mediante joystick y control remoto. Su precio es de 200 euros aproximadamente.

La recomendación de Topes de Gama: nuestro estabilizador favorito

Ahora es cuando nos preguntas, ¿con qué modelo podrías quedarte? No es una decisión nada fácil, vista la gran variedad que hemos abarcado. Es cierto, pero si hay un modelo que destaca por encima del resto, ese es el DJI OM 5 Athen, que equipa la ultimísima tecnología de rastreo de personas y objetos, además de contar con la garantía de DJI. Y si quieres rebajar un poco el presupuesto, su hermano pequeño, el DJI OM 4 SE, que es prácticamente idéntico, pero con algo menos de tecnología punta.

¡Sé el primero en comentar!