No vuelvas a pasar frío en casa con estos radiadores conectados

No vuelvas a pasar frío en casa con estos radiadores conectados

Fran Castañeda

Cada vez que llega el frío y el invierno es habitual el poder utilizar todo tipo de estufas y radiadores eléctricos para ayudarnos a calentar nuestro hogar. En la actualidad, con la llegada de las nuevas tecnologías, estos radiadores cuentan ahora con cierta inteligencia y conectividad. Estos aparatos ahora no solo nos ayudan a mantener la casa a una temperatura agradable, sino que lo llevan a cabo de una manera eficiente para permitirnos ahorrar en la factura de la luz y ofrecer mayor seguridad.

Y es que el uso de estos aparatos siempre ha estado ligado a cierto tipo de riesgo. Por un lado, resultaba difícil controlar la temperatura de la habitación, así como parar el radiador o bajar su potencia al llegar a cierta temperatura. Además, era frecuente el hecho de dejarlo encendido sin darnos cuenta cuando nos íbamos de casa. Todo ello, podría suponer un riesgo ante cualquier fallo eléctrico, amén de disparar el consumo e incrementar de forma notable la factura de la luz.

No obstante, el avance de la tecnología inteligente también ha llegado a los radiadores, aumentando sus funciones y la capacidad de control de estos. Muchos de estos modelos se pueden controlar desde el móvil haciéndolo más seguros a la vez que reducimos el gasto. Si tenemos pensado comprar uno y no sabemos cómo empezar, en Topes de Gama queremos ayudaros. Hoy hablaremos de radiadores inteligentes, sus características y las mejores opciones de compra.

Usa un radiador inteligente y ahorra en la factura de la luz

El uso de estufas o radiadores inteligente permiten llevar la calefacción de nuestro hogar inteligente al siguiente nivel. Y es que los vamos a poder programar y controlar de forma remota a través de nuestro smartphone, lo que significa que podremos controlar la temperatura de cada habitación de manera individual.

Además, si lo combinamos con un termostato inteligente, podremos configurar un horario de calefacción que funcione completamente solo. Dado que son un método más sostenible para calentar nuestra casa, nos permitirá ahorrar considerablemente en nuestra factura de la luz.

Calefactor inteligente

Para cualquier persona es complicado poder adecuar y optimizar la calefacción de un radio eléctrico por sí mismo para que sea capaz de alcanzar una temperatura confortable sin derrochar energía. Los calefactores conectados nos permiten controlar la temperatura de nuestra casa desde cualquier lugar y mediante el móvil, algo que otorga beneficios tanto de practicidad como de ahorro económico.

El funcionamiento de los radiadores para ahorrar en la factura no puede ser más simple. Solo tendremos que programarlo para que se caliente en las horas del día donde el precio de la electricidad es más barato y apagarlo cuando el precio de la energía sea más caro, a la vez que lo compaginamos con nuestros hábitos de precia en casa.

Qué tener en cuenta en casa antes de comprar

Lo primero que tener en cuenta antes de optar por cualquier tipo de radiadores son las condiciones de nuestra casa, como el tamaño de la habitación dónde queremos colocarla, su aislamiento y la zona donde vivimos. De esta forma debemos considerar lo siguiente:

  • Tamaño de la habitación: hay que tener en cuenta sus dimensiones y la distancia que existe entre el techo y el suelo. Contra más grande más potencia necesitaremos en el calefactor para que pueda calentarla.
  • Aislamiento: es importante para determinar una mejor o peor eficiencia energética. Si la habitación carece de aislamiento posiblemente sufra de pérdidas de calefacción y por lo tanto de energía. De esta forma, cuanto menor aislamiento, mayor será el consumo de la calefacción.
  • Zona donde vivimos: es otro factor importante pues no es lo mismo calentar una habitación de una casa cercad del mar donde la temperatura no es muy fría, a hacerlo en una casa en la sierra donde haya temperaturas bajo cero.

Teniendo en cuenta estos factores, a modo de ejemplo, podríamos decir que si queremos calentar una habitación de unos 15 metros cuadrados con un buen aislamiento térmico en una localidad como Cádiz, donde no hace demasiado frío, un calefactor de unos 1500 W puede ser suficiente.

Características imprescindibles de los radiadores conectados

Antes de lanzar nos a comprar un radiador inteligente debemos de tener en cuenta diversas consideraciones que nos permitan obtener el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades, de cara a que sea capaz de proporcionar calor en nuestro hogar.

  • Tamaño: es un apartado muy importante en función de donde vayamos a colocarlo. Si el aparato es grande y la habitación es pequeña, provocará que ocupe demasiado espacio. Debemos tener en cuenta por tanto el tamaño de la estancia donde se colocará y a partir de ahí las dimensiones del radiador.
  • Potencia: al igual que en otros aparatos eléctricos se mide en vatios (W). A mayor cantidad de vatios disponga mayor será su capacidad para emitir altas temperaturas y de calentar una habitación. Como hemos comentado, unos 1500-1800 W pueden ser suficiente para una habitación de unos 15 metros cuadros con buen aislamiento y en una zona no demasiado fría.
  • Pantalla y mando a distancia: pese a que los radiadores inteligentes se pueden controlar de forma remota de forma cómoda, puede que haya ocasiones donde necesitemos usarlos a través de su pantalla táctil. Por ello, es importante que su interfaz sea clara, fácil de usar y que nos proporcione todas las opciones de funcionamiento que necesitamos. Además, para cuando no queramos usar el móvil, también es conveniente que cuente con un mando a distancia.
  • Aplicación: debe ser capaz de disponer de diferentes funcionalidades como encender y apagar el aparato en cualquier momento, regular la temperatura según nuestras necesidades e incluso programar de forma diaria o semanal en franjas de una hora.
  • Modos de funcionamiento: es importante que podamos optar por diferentes modos de funcionamiento predeterminados de manera que podamos mantener una temperatura correcta sin necesidad de que tener que realizarlo todo de forma manual.
  • Temporizador: el uso de un temporizador nos permite indicar durante cuánto tiempo queremos que el calefactor esté encendido y cuándo debe apagarse automáticamente para no malgastar energía.
  • Detección de ventanas abiertas: para que no derrochemos energía es importante que el radiador cuente con esta función. De esta forma, en caso de que abramos una ventana, el calefactor lo detectará y se apagará automáticamente.
  • Temperatura regulable: es fundamental que para que podamos tener la habitación a la temperatura adecuada. Es importante que la podamos regular de forma numérica y no se encargue solo de emitir calor de forma constante. Por ejemplo, que disponga de un control de entre 10 y 35 grados, para de esta forma poder seleccionar la opción deseada en cada momento.

Radiador inteligente portátil

  • Conectividad: para que sea un calefactor inteligente es indispensable que cuente con WiFi para que podamos vincularlo con nuestro router, de manera que podamos controlarlos de forma remota desde el móvil por medio de una aplicación.
  • Asistentes de voz: si queremos integrar nuestro radiador conectado a la domótica de nuestro hogar es ideal que ofrezca compatibilidad con el asistente de voz que usemos principalmente. De esta forma podemos hacer que se entienda con otros dispositivos, crear rutinas y manejarlos por voz. Por lo tanto, debemos fijarnos si ofrece soporte con Siri de Apple, Google Assistant o Alexa de Amazon.
  • Seguridad: para garantizar la máxima seguridad, es importante que cuente con una función de bloqueo para niños, un limitador térmico capaz de controlar la temperatura que alcanza el aparato durante su funcionamiento, protección contra sobrecalentamiento o función antivuelco que apaga el aparato automáticamente en caso de caída.
  • De pie o anclado en la pared/techo: por lo general todos lo calefactores están diseñados para usarse de pie sobre unas patas. No obstante, hay modelos que permiten también que puedan colgarse en la pared o fijarse en el techo de forma fija. Algunos modelos también cuentan con ruedas para que podamos moverlos por la casa cómodamente. Por lo tanto, también es algo que debemos de valorar.
  • Protección IP: si vamos a usar el calefactor en el cuarto de baño es fundamental que cuente con un certificado de protección IP contra las salpicaduras de agua. De no contar con ello, la mezcla entre electricidad y agua puede ser muy peligrosa.
  • Precio: otro factor determinante, pues en función de nuestro presupuesto podremos acceder a diferentes tipos de radiadores. Podemos encontrar los modelos más interesantes a partir de unos 100 €, con potencia suficiente para habitaciones pequeñas de unos 14 o 20 m2.

Radiadores inteligentes económicos: menos de 150 €

A continuación, vamos a ver los calefactores conectados más económicos que podemos comprar para poder controlarlos de manera remota y mantener nuestra casa a buena temperatura sin derrochar energía.

Orbegozo REW

Este radiador de la marca Orbegozo de 1500 W cuenta rango de temperatura regulable entre 7º y 35º. Incluye todo tipo elementos que se encargan de optimizar la dispersión del calor aportando un flujo continuo y homogéneo por toda la estancia. Mediante su conexión WiFi y su aplicación para móviles podemos programar de forma remota el aparato. A través de ella vamos a poder llevar a cabo funciones básicas como encenderlo, apagarlo, regular la temperatura y programarlo en diferentes franjas horarias tanto de forma diaria como semanal. Además, cuenta con 3 modos de funcionamiento: Confort, ECO y Antihielo.

Orbegozo REW

El calefactor dispone de una pantalla LCD donde se muestra toda la información del sistema de manera global, Al ser táctil, hace que su uso sea muy sencillo. También cuenta con mando a distancia nos permite encender, regular y programar el aparato durante su funcionamiento con la máxima comodidad. Otro dato importante es que cuenta con función de detección de ventanas abiertas, apagándose en el caso de que haya cambios bruscos de temperatura. No falta su función de bloque infantil y un limitador térmico de cara a controlar la temperatura que alcanza el dispositivo durante su funcionamiento.

Su precio ronda los 120 €.

Smart Princess

Este calefactor de 1500 W de potencia nos va a permitir disfrutar de una temperatura agradable durante los meses más fríos del año. Se puede usar tanto de pie como en la pared, lo cual hace que sea ideal para cualquier habitación. Cuenta con un extenso panel de cristal con indicadores LED desde donde podemos controlar su termostato regulable, pudiendo calentar entre 15º y 35º. A través de la pantalla táctil, podemos elegir entre dos configuraciones de calefacción diferentes, así como configurar el temporizador. Este nos permite indicar durante cuánto tiempo deseamos que el calefactor esté encendido y cuándo debe apagarse automáticamente.

Smart Princess

Podemos controlar el radiador desde donde estemos con su aplicación compatible con Android y iOS. Podremos encenderlo, apagarlo, ajustar la temperatura y definir los programas. También tenemos a opción de usar el asistente de voz, pues es compatible con Alexa, Google Assistant y Siri. Podemos pedirle que encienda la calefacción o que establezca la temperatura deseada. Además, lo podremos usar tanto montado en la pared como de pie. Sus dimensiones son de 76 x 38 x 9 cm.

Su precio ronda los 100 €.

Cecotec Ready Warm 6720

Hablamos de un calefactor de 2000 W especialmente diseñado para calentar habitaciones de hasta 15/20 m2 de forma eficiente y rápida. Su termostato regulable tiene dos niveles de potencia: modo Eco (1000 W) y modo Máx (2000 W) para optimizar el consumo de energía. Lo vamos a poder usar en el baño ya que cuenta con protección IP24 antisalpicaduras. También se incluye una pantalla LED con panel táctil para su control y un temporizador programable las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Cecotec Ready Warm 6720

Dado que el radiador cuenta un sistema de control remoto vía WiFi, podremos controlar todo su funcionamiento desde nuestro móvil a través de su aplicación. Tampoco falta la protección contra sobrecalentamiento. Esto provoca que cuando se sobrecalienta se apaga de manera automática tanto en el propio calefactor como en la habitación. Además, incluye un sistema de bloqueo para niños. Sus medidas son de 13 x 47 x 80.5 cm.

Su precio ronda los 105 €.

Mellerware

Este pequeño calefactor cuenta con una potencia de 600 W, suficiente para poder calentar, de manera eficiente y rápida, habitaciones de hasta 10 m2. Se puede ajustar su temperatura hasta los 35º y cuenta con un temporizador de hasta 24 horas. También incluye 3 programas predeterminados (confort, ECO y anticongelante), así como función «ventana abierta», mediante la cual el dispositivo se apaga automáticamente en el caso de que detecte una bajada de temperatura de 2º en 2 minutos.

Mellerware

A través del uso de su aplicación instalada en nuestro móvil vamos a poder controlar el radiador, encendiéndolo, apagándolo o programando su uso. También es compatible con los asistentes de voz Alexa y Google Assistant, a los cuales podemos pedirle que lo encienda o establezca la temperatura deseada. Es un aparato seguro de usar pues cuenta con un sistema antivuelco que se encarga de apagar el dispositivo de forma automática en caso de caída. Además, dispone de protección contra sobrecalentamiento. Incluye un kit de soporte para la pared pensado para una instalación rápida y sencilla, y también unos pies para colocarlo en el suelo. Sus medidas son de 63.5 x 61.5 x 13.5 cm.

Su precio ronda los 110 €.

Los radiadores conectados más Tope de Gama

Si no tenemos inconveniente en gastar un poco más, podemos optar por estos radiadores de más alta gama con los que poder mantener siempre nuestro hogar a una temperatura agradable.

Ufesa EM2000

Este calefactor de 2000 W nos permite programar la temperatura deseada de forma diaria y semanal en función de la ocupación de la casa o de la necesidad de confort. Cuenta con ruedas para que podamos moverlos con facilidad de una habitación a otro e incluye un soporte para poder anclarlo a la pared y fijarlo donde deseemos. Su termostato permite regular la temperatura entre 5º y 35º y dispone de 4 modos de funcionamiento: confort, económico y antihielo.

Ufesa EM2000

Gracias a su tecnología WiFi vamos a poder programar la temperatura del calefactor desde antes de llegar a casa mediante su aplicación para el móvil. Sus medidas son de 95 x 14 x 64.5 cm.

Su precio ronda los 220 €.

Haverland WI11

Este radiador cuenta con una potencia de 1700 W, siendo ideal para un uso prolongado de más de 6 horas y para estancias de entre 20 y 30 m2, para mantener nuestra casa a una temperatura agradable, homogénea y constante, ahorrando energía. Dispone de tres programas, siendo especialmente llamativo el de autoaprendizaje, que se encarga aprender nuestra rutina diaria según nuestra presencia para así ayudarnos a ahorrar sin necesidad de una programación complicada. También cuanta con otro modo denominado sensor de temperatura y el modo manual. Igualmente podemos elegir entre 3 funciones de temperatura: económico, confort y antihielo.

Haverland WI11

Gracias a su modo de control Wireless integrado, podemos sincronizar el calefactor con su aplicación para el móvil que nos permite programarlo en cualquier momento. También es compatible con el asistente de voz de Amazon Alexa. Además, cabe señalar que cuenta con un sistema de bloqueo automático del teclado, así como un limitador térmico para que podamos usarlo con total seguridad. Se puede instalar fácilmente en la pared pues incorpora un completo kit de instalación y accesorios. Sus medidas son de 126.2 x 7.5 x 52.5 cm.

Su precio ronda los 390 €.

Radiadores KLARSTEIN Cosmic Beam Smart 30

Hablamos de un calefactor con una potencia de 3000 W especialmente indicado para calentar tanto espacios interiores como exteriores como una terraza, el sótano o el balcón, pues se puede instalar tanto en la pared como en el techo. Incluye protección IP44 que certifica que se encuentra protegido de la lluvia y el polvo, calentando los espacios independientemente de la temperatura exterior. Podemos controlarlo vía WiFi a través de su aplicación para móviles compatibles con Android y iOS permitiéndonos programarlo incluso desde fuera de casa. También lo podemos controlar con el mando a distancia o directamente desde el aparato.

KLARSTEIN Cosmic Beam Smart 30

Otra característica que mencionar es su modo OpenWindow Detection que se encarga de apagar el dispositivo de forma automática cuando detecta que una ventana está abierta. Su termostato de gran precisión al grado, permitir establecer temperaturas entre 5º y 45º e incluye un temporizador que permite programarlo las 24 horas y 7 días de la semana. Sus medidas son de 187,5 x 15 x 19 cm.

Su precio ronda los 270 €.

Nuestra recomendación

Como podemos comprobar disponemos de un amplio abanico radiadores conectados con los que poder controlar la calefacción de nuestro hogar de manera remota e inteligente, consiguiendo ahorrar con ello mucho dinero gracias a su eficiencia energética.

De entre los radiadores que os proponemos, la mejor relación calidad-precio sería para el Cecotec Ready Warm 6720. Creemos que por poco más de 100 € es una opción ideal para habitaciones pequeñas, incluso el baño pues dispone de protección contra salpicaduras. Se puede controlar desde el móvil y es seguro pues dispone de protección contra sobrecalentamiento y sistema de bloqueo para niños.

Si buscamos un aparato más potente que pueda servirnos tanto para zonas de interior como de exterior creemos que el KLARSTEIN Cosmic Beam Smart 30 puede ser la mejor opción. Es muy potente y está especialmente desarrollado para ser usado en sótanos, terrazas, balcones o habitaciones de gran tamaño.

¡Sé el primero en comentar!