Discos externos de escritorio de 4 TB, cómo acertar al elegirlos

Discos externos de escritorio de 4 TB, cómo acertar al elegirlos

Iván Martín

No son pocos los que necesitan una gran cantidad de espacio de almacenamiento tanto en su ordenador, ya sea por trabajo o por motivos más personales (especialmente que los que comparten el equipo entre varios). Una excelente solución para esto son los discos externos de escritorio que ofrecen solvencia y fiabilidad. Y, además, hay modelos que no son especialmente caros.

Evidentemente hay modelos con diferentes capacidades de almacenamiento, pero uno de los que creemos que encajan perfectamente por la relación calidad/precio que ofrecen son los que disponen en su interior de un disco de 4 TB. Por cierto, que los componentes donde se guardan los datos son tipo mecánico en las opciones elegidas, ya que de esta forma el precio no asciende de forma dramática y que, gracias a que casi todos son de 7.200 RPM por lo que el rendimiento es óptimo para todo tipo de trabajos (como por ejemplo al gestionar vídeos de altas resoluciones).

Lo básico que deben ofrecer los discos externos de escritorio

Lo primero es revisar que la conectividad que ofrece el dispositivo es la adecuada. No debe faltar nunca la interfaz USB (muy recomendable que la versión sea 3.0), ya que esta hace universal el uso de los dispositivos de los que hablamos y se puede utilizar en equipo de sobremesa como en portátiles. Aparte de lo indicado, no es mala idea que el dispositivo incluya otras opciones como USB tipo C, Thunderbolt e, incluso, es positivo que se tenga Ethernet para de esta forma poder compartirlo con todos los usuarios de la red que se tiene en casa (como si de un servicio en la nube se tratase).

Uso de disco externo de escritorio

En el apartado de la energía, este no es capital como en los que están destinados al uso con portátiles. Por ello, los fabricantes no tienen reparos en incluir una fuente de alimentación propia que permite conectarlos a la corriente de forma habitual y, por lo tanto, que no exijan nada al ordenador con el que se utilizan. Por lo tanto, este no será un problema, pero sí que es recomendable que en el exterior de los discos externos de escritorio nada más que un cable, ya que de otra forma se resta espacio de trabajo.

También es importante revisar las dimensiones y formato del accesorio en cuestión. Lo ideal es que en el primer apartado se busquen modelos que sean especialmente grandes, pero no hay restricciones tan importantes como en los modelos portátiles. Aparte, hay dispositivos que tiene una orientación vertical u horizontal, por lo que es posible conseguir siempre algo que encaja con el espacio que se tiene en el escritorio. Además, los LEDs no deben faltar, ya que con ellos se conoce de forma concreta el estado del equipo.

Velocidad de trabajo, un elemento fundamental

Lo ideal es que la que ofrezcan los discos externos de escritorio para que sean una buena solución tiene que ser de como mínimo 200 MB/s, ya que de esta forma se puede trabajar con archivos de grandes dimensiones sin que los tiempos de espera sean especialmente altos. Aparte, esto asegura que la utilidad con sistemas operativos como Windows y macOS sea amplia y no se tengan malas experiencias de uso al ejecutar acciones.

Otras posibilidades que no se deben dejar de revisar sin que sean las más importantes es que se ofrezca la posibilidad de utilizar aplicaciones de encriptado para que se protejan los datos que hay en el interior de los discos y, también, que existan puertos de conexión de entrada para que se pueda dar uso al accesorio como un hub e, incluso, para cargar dispositivos móviles.

All in One en un escritorio

Compras que siempre hay que revisar

Dejamos a continuación un listado en el que hay discos externos de escritorio que tiene una capacidad de 4 GB y que son una buena solución por su calidad y precio a la hora de realizar una compra que evite problemas de espacio al utilizar los ordenadores en casa.

Seagate Expansion Desktop

Este es un disco que es compatible con la interfaz USB 3.0, lo que asegura que se obtienen tasas de transferencia muy altas que llegan a los 500 Mb/s, por lo que se trabaja perfectamente con él. Con unas dimensiones bastante contenidas, su compatibilidad es excelente.

Discos externos de escritorio Seagate Expansion Desktop

WD Elements Desktop

De los modelos que ya se consideran tradicionales ya que es una gama de producto que lleva mucho tiempo en el mercado ya que su uso es efectivo y el diseño bastante atractivo. Compatible con USB 3.0, las dimensiones que tiene este accesorio son las siguientes: 4,79 x 13,49 x 16,57 centímetros.

Discos externos de escritorio WD Elements Desktop

Intenso Memory Board

Hablamos de un modelo con orientación horizontal, lo que le permite encajar de forma adecuada en la mayoría de los escritorios. Las velocidades que ofrece su conexión USB llega a los 85 MB/s, lo que es todo un seguro de vida. Sin problemas de compatibilidad, su material de fabricación es el aluminio.

Disco externo Intenso Memory Board

LaCie d2 Professional

Al contrario que el modelo anterior, este es de los discos externos de escritorio que se coloca en forma vertical, lo que le hace ser llamativo (y sin ofrecer problemas de funcionamiento). Compatible con USB 3.0, incluye hasta un puerto tipo C para ser uno de los mejores en lo que tiene que ver con la conectividad.

Discos externos de escritorio LaCie d2 Professional

WD My Cloud Home

Es de las opciones más llamativas ya que, entre otras cosas, este modelo incluye un puerto Ethernet que le permite ser conectado a la red y que funcione como si de un NAS se tratase. Con velocidades adecuadas de trabajo ya que es compatible con USB 3.0, integra en su interior la fuente de alimentación.

Disco externo WD My Cloud Home

Verbatim Store ‘n’ Save

Está entre los modelos más pequeños de todos los que hemos elegido (17,5 x 11,8 x 3 centímetros), sin que por ello carezca de opciones avanzadas como, por ejemplo, la compatibilidad con USB 3.1.  Con un diseño atractivo, hay que destacar que el peso de este accesorio está por debajo de los 700 gramos.

Discos duros externos Verbatim Store 'n' Save

G-Technology G-Drive

Otro de los modelos que es de formato horizontal, y que cuenta con una carcasa de aluminio que incluye huecos para que la disipación sea la mejor posible. Ofrece unas tasas de transferencia muy altas ya que llega a 180 MB/s, y que cuenta con una conectividad amplia ya que incluso tiene USB tipo C.

Disco externo G-Technology G-Drive

ADATA Hard Disk

Es uno de los modelos más atractivos de todos los discos externos de escritorio que hemos elegido en este artículo, y cuenta con la fuente de alimentación integrada en la propia carcasa. Soporta el uso de software de cifrado para aumentar la seguridad de los datos, y es solvente en lo que tiene que ver con el rendimiento.

Discos externos de escritorio ADATA Hard Disk

Buffalo Drivestation Velocity

Una de las elecciones más recomendables a la hora de buscar un mejor rendimiento, ya que en el interior de la carcasa hay un disco que tiene una velocidad de 7.200 RPM. Por lo tanto, que utilice USB 3.0 es todo un acierto. Su compatibilidad es excelente y las dimensiones que ofrece son las siguientes: 123 x 39 x 189 milímetros.

Disco externo Buffalo Drivestation Velocity

LACIE 1big Dock

Si hay algo que se puede decir de este accesorio es que resulta de los más completos que hay en la actualidad entre los que tiene 4 GB. Con un puerto USB que permite recargar dispositivos móviles, su velocidad de trabajo es excelente y, por lo tanto, es de los más profesionales que encontrarás.

Discos externos de escritorio LACIE 1big Dock