Ya hemos probado la nueva pulsera inteligente Xiaomi Mi Band 3, un modelo que es de lo mejor que ofrece el mercado en lo que tiene que ver con la relación calidad/precio. Os contamos lo que nos ha parecido al darle uso y comprobar las funciones que ofrece.

Claramente este modelo es una más que correcta evolución de la Mi Band 2, y eso es decir mucho ya que hablamos de una de las smartband más vendidas del mundo hasta la fecha. Con un precio similar, lo que siempre es de agradecer ya que hablamos de un accesorio wearable económico, hay cambios en lo referente al diseño y algunos elementos, como por ejemplo que la pantalla ahora es más grande.

Xiaomi Mi Band 3, TV 4K, Gafas VR y resto de novedades presentadas

En lo que tienes que ver con el aspecto y comodidad, la Xiaomi Mi Band 3 llega con un peso de sólo 20 gramos, con un elemento central donde está el panel que se retira de la correa que es intercambiable -ya hay bastantes opciones para comprar en el mercado- y que es de goma lo que hace que ofrezca una alta durabilidad. El caso es que todo esto junto con una buena ergonomía hace que sea muy cómodo el llevar en la muñeca esta pulsera inteligente.

Uso de la pulsera Xiaomi Mi Band 3

Muy resistente en diferentes condiciones de uso, como por ejemplo al hacer deporte hemos comprobado que aguanta sin problema alguno la actividad física y el sudor sin que existan problemas estéticos o de funcionamiento, este accesorio es todoterreno y encaja perfectamente para todo tipo de situaciones. Lo cierto, es que nos ha convencido plenamente este modelo, que no tiene sistema operativo que permita instalar aplicaciones, en lo que tener que ver con el diseño de la Xiaomi Mi Band 3 no es disruptivo frente la generación anterior y esto no es precisamente algo malo.

Elemento central de la pulsera Xiaomi Mi Band 3

Detalles de la Xiaomi Mi Band 3

Para empezar hay que decir que la batería que se integra en la pulsera inteligente es de 110 mAh, puede parecer poco pero lo cierto es que debido al hardware integrado es más que suficiente para ofrecer una autonomía de lo más interesante: la compañía dice que son veinte días, pero es complejo conseguir esta marca pero casi dos semanas y media es posible dar uso a la Xiaomi Mi Band 3 sin excesivos problemas (especialmente si se configura de forma adecuada el seguimiento de ritmo cardíaco).

Xiaomi Mi Band 3: trucos para aumentar su autonomía

En lo que tiene que ver con la recarga, que no tiene un proceso excesivamente largo, hay que indicar que el elemento que se incluye es propietario -y encaja con el elemento central con la pantalla de la pulsera- y acaba en un puerto USB tradicional, por lo que el 90% de lo accesorios que se incluyen con los móviles es posible utilizar este periférico de la Xiaomi Mi Band 3.

Un buen añadido que ofrece la Xiaomi Mi Band 3 respecto  generaciones anteriores es que la protección frente al agua y polvo mejora (IP68). Aguanta 50 metros de profundidad, y nadar con ella no tiene el más mínimo problema. Por lo tanto, una buena opción que para muchos era uno de las mejoras que se deberían incluir en este accesorio… y la firma asiática ha cumplido.

La pantalla que se integra en la Xiaomi Mi Band 3 es tipo OLED, que es sencillo de utilizar y responde bien a los gestos para gestionar los diferentes apartados que se ofrece en el software de la pulsera. La sencillez que ofrece es de agradecer y una de las razones de la buena autonomía que tiene este dispositivo, ya que por ejemplo no es a color. Con 0,78 pulgadas (128 x 80), no se ve del todo mal pero sufre en exteriores cuando la luz es intensa.

Importante comentar que la versión Bluetooth con la que se combina con los smartphones gracias a la aplicación Mi Fit es 4.2. Por cierto, que es posible utilizar la Xiaomi Mi Band 3 con terminales iOS y, como no, también Android.

Uso y opciones de la Xiaomi Mi Band 3

Hay que decir que la gestión por los diferentes menús se realiza pulsando el gran botón táctil que hay en la pantalla y, también, con gestos en esta -verticales y horizontales-. Lo cierto, es que en muy poco tiempo se aprende lo que se tiene que hacer y todo resulta de lo más sencillo (existen opciones para modificar el orden de los menús en la aplicación de control).

Diseño de la Xiaomi Mi Band 3

En lo que tiene que ver con las funcionalidades, es posible con la Xiaomi Mi Band 3 desde ver la hora, revisar las notificaciones, que se pueden leer y esto es un añadido interesante y útil; medir el ritmo cardíaco; ver los pasos que se han dado a lo largo del día; ver el tiempo que hace -y la previsión-; alarma por vibración; revisar la calidad del sueño; y, también, dar uso a la pulsera para encontrar el teléfono ya que permite que este suene si no se sabe dónde está. Y, siempre, con el uso combino con la aplicación MI Fit y, a destacar, que el sensor de ritmo cardíaco ha mejorado en precisión de forma importante pero sigue sin ser perfecto al 100%.

Elemento central de la Xiaomi Mi Band 3

Cuestiones finales de la Xiaomi Mi Band 3

Para empezar indicar que la aplicación de la que hablamos en el artículo, por suerte, ya está en español. Esto es un gran detalle para que todo se gestiona de una forma mucho más rápida e intuitiva.

Un buen producto que por lo que cuesta ofrece todo lo que se puede pedir de forma habitual en una pulsera inteligente y, sin duda alguna, es un accesorio que está destinado a ser consumido por grandes masas. Recomendable la Xiaomi Mi Band 3.

Xiaomi Mi Band 3
Diseño74%
Rendimiento80%
Autonomía90%
Software86%
Funciones84%
Precio94%
Lo Mejor
  • Amplia autonomía
  • Gran relación calidad/precio
  • Gran cantidad de funciones
Lo Peor
  • La pantalla en exteriores sufre
  • No se pueden dar de alta actividades desde la pulsera
85%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (6 Votos)
80%