Hemos tenido la opción de probar en el Mobile World Congress 2017 el nuevo teléfono Energy Phone Pro 3, un modelo que incluye sistema operativo Android y que ofrece algunos detalles que muestran los avances que el fabricante español está dando en el segmento de la teléfono. Estas son las impresiones que nos ha dejado.

El acabado de este modelo es destacable, ya que se ha utilizado en el Energy Phone Pro 3 el metal como material de fabricación. En lo que tiene que ver con las líneas hay que decir que el dispositivo no sienta nada mal en la mano, lo que habla bien del trabajo realizado. En dimensiones y peso (que es de 160 gramos), no hay nada que objetar, así como en la disposición de todos los elementos manipulables que son habituales en un smartphone.

A este modelo no le falta el lector de huellas, que se encuentra en su parte frontal, que tiene la virtud de ser completamente configurable y, también, que responde bastante bien. Por cierto, el Energy Phone Pro 3 está bien actualizado en lo que tiene que ver con la conectividad, como demuestra que es un modelo compatible con LTE y que no le falta conexión USB tipo C. En definitiva, un modelo mucho más que correcto y que resulta atractivo especialmente por una apartado que te contamos ahora mismo.

Algo diferencial en el Energy Phone Pro 3

Pues lo que más distingue a este teléfono es la inclusión de una doble cámara trasera, con sensores de 13 y 5 megapíxeles, que convierte al Energy Phone Pro 3 en un modelo llamativo y que se sube al carro de esta nueva tendencia que ofrecen fabricantes como por ejemplo Huawei o Apple -incluye opciones como el desenfoque y opciones adicionales de uso como el trabajo con profundidades-. De la calidad que ofrece en su uso no podemos decir mucho, pero lo cierto es que es un detalle que se tiene que valorar positivamente.

Teléfono Energy Phone Pro 3 en uso

El funcionamiento de este modelo no desentona el Energy Phone Pro 3, ya que su procesador de ocho núcleos de MediaTek se comporta bien (la GPU es una Mali-T860 que no es del todo mala con los juegos). La RAM está bien dimensionada para el segmento del mercado en el que se sitúa el smartphone, ya que es de 3 GB y, además, el almacenamiento interno es posible ampliarlo -siendo este de treinta y dos “gigas”-.

This slideshow requires JavaScript.

Con una batería de 3.000 mAh con recarga rápida, que anuncia una autonomía interesante debido a que la pantalla del Energy Phone Pro 3 es de 5,5 pulgadas y con resolución de 1080p con panel IPS, lo cierto es que no está mal este modelo de la compañía española y nos ha dado un buen sabor de boca de forma general. Su precio, atractivo, ya que se sitúa en los 269 euros con Android Nougat sin apenas modificaciones.