Hoy el fabricante coreano nos ha sorprendido presentando el Samsung Galaxy A50s y el Galaxy A30s. Dos revisiones de los modelos anteriores y que, como bien indica la característica «s», reciben notables mejoras. Pero, tras la presentación de estos dos nuevos miembros de la familia A, ¿cuáles son sus principales diferencias?

Como podrás comprobar en las diferentes imágenes que acompañan a este artículo, a nivel estético tenemos a dos terminales con un parecido asombroso. De esta manera, cuesta encontrar diferencias entre el diseño del Samsung Galaxy A50s y el Samsung Galaxy A30s. Y eso es una excelente noticia.

En ambos casos, nos encontramos con un sistema de triple cámara en su parte trasera, además de un notch tipo gota de agua en la parte frontal, para que la pantalla sea la principal protagonista de un terminal que goza de unos marcos realmente minimalistas para ofrecer un aspecto soberbio.  Realmente, tanto uno como otro modelo gozan de un diseño muy atractivo. Pero, ¿hay diferencias a nivel técnico?

Samsung Galaxy A50s

El interior: la gran diferencia entre el Samsung Galaxy A50s y el Samsung Galaxy A30s

Cuando comparamos el sucesor del Samsung Galaxy A50 con el del Galaxy A30, sí que encontramos algunas diferencias palpables. Para empezar, en el apartado multimedia. Y es que, aunque ambos modelos cuentan con una pantalla formada por un panel Super AMOLED con diagonal de 6.4 pulgadas, un estándar en la gama media, el A50s alcanza una resolución Full HD+, mientras que su hermano pequeño se queda en resolución HD+.

Otra gran diferencia la vemos en el procesador. De esta manera, el modelo más vitaminado apuesta por un procesador Exynos 9610, mientras que la versión más descafeinada tiene un procesador Exynos 7904. Y sí, la memoria RAM y el almacenamiento también son diferentes.

Samsung Galaxy A50s

Mejor procesador, más RAM y almacenamiento…

Mientras que el Samsung Galaxy A50s cuenta con 4 o 6 GB de RAM, y diferentes configuraciones con 64 o 128 GB de almacenamiento interno (ampliables a través de su ranura para tarjetas microSD), el Galaxy A30s es más comedido: 3 o 4 GB de memoria RAM y 32, 64 o 128 GB de almacenamiento interno, que también se puede ampliar a través de su ranura para tarjetas microSD.

Eso sí, la batería de 4.000 mAh que tiene el Samsung Galaxy A30s, la misma que el modelo de gama superior, promete una autonomía de escándalo, más si tenemos en cuenta la resolución de la pantalla. ¿Y qué pasa con la cámara del Samsung Galaxy A50s y del A30s? Pues que son bastante diferentes.

Ambos modelos prometen un apartado fotográfico de altura, pero el A50s es mejor que su hermano pequeño. ¿El motivo? Su triple cámara formada por un primer sensor de 48 megapíxeles con apertura 2.0, junto a un segundo sensor de 5 megapíxeles y un tercer sensor de 8 megapíxeles que hará las funciones de gran angular.

Samsung Galaxy A30s

En cambio, el modelo más descafeinado tiene también una configuración de triple cámara, con un primer sensor de 25 megapíxeles y apertura 2.0, segundo sensor de 5 megapíxeles y gran angular de 8 megapíxeles, que hará las funciones de gran angular. ¿Y la cámara selfie? El Samsung Galaxy A50s alcanza los 32 megapíxeles, mientras que el Samsung Galaxy A30s se queda en 16 megapíxeles.

No sabemos el precio final de esta nueva revisión de la familia A, pero hay que decir que, si llegan a buen precio, el Samsung Galaxy A50s y Galaxy A30s se pueden convertir en una de las mejores opciones a tener en cuenta dentro de su gama.