Samsung es uno de los fabricantes más grandes del momento, y nos estamos dando cuenta por las últimas noticias que están saliendo. Después de lo de Xiaomi, Samsung colaborará con Apple para fabricar los procesadores de los próximos iPhone, ya que TSMC se encargará del procesador del iPhone 8 este año.

Llevábamos algún tiempo sin ver ninguna evolución real en los procesador en cuanto a innovación. Sí es verdad que mejoraban mucho respecto un año a otro en cuanto a rendimiento y potencia gráfica, pero más allá de eso, y aunque sea mucho, no veíamos un gran cambio en cuanto a su tecnología. Este año por fin hemos visto como Samsung junto a Qualcomm ha apostado por una tecnología de 10 nanómetros, y justamente ha sido en el año en el que menos han crecido en rendimiento. Esta nueva tecnología de 10 nanómetros nos permite tener más espacio en el móvil, una mayor gestión energética y mucho potencial para otros procesadores.

El Samsung Galaxy Note FE se lanzaría de forma internacional al mercado

Este año hemos visto que Samsung ha sido la marca más importante en cuanto a procesadores. Ha sido el fabricante de los procesadores de Qualcomm, el Snapdragon 835, y también ha fabricado los suyos propios. Ambos en una tecnología de 10 nanómetros. Samsung ahora mismo tiene en su poder los dos procesadores más importantes del mercado, y es por ello que Apple haya decidido hacer lo que os vamos a contar.

Apple elige a Samsung para fabricar los procesadores de los iPhone de 2018

Apple siempre ha apostado por TSMC para fabricar sus procesadores. Los últimos, fabricados en una tecnología de 14 nanómetros, eran los A10. Nos daban uno de los mejores rendimientos del mercado, por lo que no vemos, en principio, ninguna razón para cambiar, de momento.

Este año, Apple también apostará por TSMC para fabricar el procesador del nuevo iPhone, sea el iPhone 7s o iPhone 8. Este procesador estará fabricado en una tecnología de 10 nanómetros al igual que el último de Qualcomm, por lo que seguimos sin ver la razón por la que Apple decida abandonar a una compañía por la que ha apostado estos años.

Pero, la cuestión viene con el hardware de los próximos iPhone. Al parecer, Samsung sería el único fabricante en el mercado ahora mismo, de tener el potencial de hacer un procesador en una tecnología de 7 nanómetros. Sí, volvería a crecer con respecto al procesador del año pasado, y sería el único del mercado en conseguirlo a tiempo, por ello, Apple podría haber firmado un acuerdo con ellos para fabricar los A12 que llevaría los nuevos iPhone.

Samsung dejaría de lado a Qualcomm y su Snapdragon 845

Esto significaría también la ruptura entre Samsung y Qualcomm. Como hemos comentado en el texto, Samsung colaboró este año con Qualcomm para fabricar el Snapdragon 835, y lo que parecía ser el principio de una gran relación para las dos compañías, parece que ha llegado a su fin. Aparte, parece que Qualcomm quería los procesadores de 7 nanómetros mucho antes de lo que los puede hacer Samsung, mientras que para Apple sería el momento perfecto para encajarlos en unos iPhone que saldrían, como siempre, en el mes de septiembre.

Poco a poco vemos como Samsung se vuelve más grande. Primero fue Xiaomi con la compra de sus paneles OLED y luego Apple con la fabricación de sus próximos procesadores. Dos de las compañías más grandes del mercado necesitan a Samsung para tener a punto sus próximos móviles, lo que nos deja ver lo necesario que es la compañía coreana para este mercado.