Motorola trae de vuelta uno de sus modelos míticos, el Razr. Y lo hace con un terminal que llama sí o sí la atención ya que es plegable y, por lo tanto, llega para plantar cara a otros modelos como el Samsung Galaxy Fold. Ya hemos podido tocar y tener unas primeras impresiones del Motorola Razr 2020 y, por lo tanto, más o menos lo que ofrecerá.

Este es el primer terminal plegable de la firma y, lo más curioso, es que se dobla con un formato vertical, por lo que es diferentes a lo que hasta la fecha se ha visto en el mercado. Y, esto, ya es de agradecer por la idea de ser distinto. El sistema integrado para conseguirlo es realmente bueno, ya que cuando se utiliza el Motorola Razr 2020 no hay miedo alguno a que pueda sufrir desperfecto alguno, por lo que la sensación es la de tener un teléfono tipo concha tradicional ya que los gestos al utilizarlo son idénticos.

Sistema de cierre del Motorola Razr 2020

La pantalla da la sensación de estar mejor acabada e integrada en el terminal, por lo que se tiene una experiencia visual buena y confortable. Con acabado en plástico en parte de la carcasa y una de pantalla de 21:9, no le falta lector de huellas integrado en la zona frontal y que funciona de una forma bastante solvente. En la mano queda bien el Motorola Razr 2020, pero es indiscutible que es muy largo y estrecho, algo que puede no ser del gusto de algunos. Ojo, que no le falta una segunda pantalla en una parte de la carcasa para que cuando esté cerrado el smartphone se pueden realizar acciones rápidas como, por ejemplo, ver notificaciones.

Otras sensaciones que nos ha dejado el Motorola Razr 2020

En el uso se nota que es algo pesado, ya que supera los 200 gramos, y las características no son precisamente las propias de un modelo de gama alta… pero sus componentes no son para nada malos. Un ejemplo de lo que decimos es que el procesador es un Snapdragon 710 y, en lo que tiene que ver con la memoria, la elección es la siguiente: 6 GB de RAM y 128 gigas de almacenamiento. La experiencia es buena, no hay duda, pero se nota que no ofrece una capacidad tan alta como otros dispositivos con pantalla plegable que hay en el mercado en la actualidad.

Lo que hay que mencionar es que la batería del Motorola Razr 2020 es de 2.510 mAh, lo que creemos que no es precisamente mucho para un terminal con una pantalla tan grande. Sin problemas en lo que tiene que ver con la conectividad, el sistema operativo que tiene el terminal es Android 9 (divertido el «launcher» que simula al software de terminal original) y, las sensaciones que tenemos al dar uso al smartphone es de ser un dispositivo de gama media/alta.

Uso del teléfono Motorola Razr 2020

Pantallas y vídeo del Motorola Razr 2020

Como hemos dicho antes son dos las que se incluyen. La principal es de 6,2 pulgadas tipo OLED con resolución 2142 x 876, que no es precisamente al uso pero que no llega a ser Full HD. La sensación es buena en general y se ve bastante bien y no hay sensación de rugosidad. El segundo componente de la parte delantera es de 2,7 pulgadas OLED con 600 x 800. Su uso es limitado, pero no es mala idea que esté ahí.

En definitiva, que estamos ante un dispositivo diferente, al que no le faltan dos cámaras, y que debido a la orientación de la pantalla y su forma de cierre puede ser una opción llamativa y que se posicione bastante bien en el mercado. En general nos ha gustado el Motorola Razr 2020 a falta de realizar una prueba completa.