Por nuestras manos han pasado tanto el iPhone X como el Samsung Galaxy Note 8, dos topes de gama que llegan con la intención de coronarse como el mejor phablet del mercado. Pero, ¿Qué teléfono escoger? para resolver vuestras dudas os traemos una completa comparativa entre el iPhone X y el Samsung Galaxy Note 8. ¡Vamos a ello!

Tanto el iPhone X como el Samsung Galaxy Note 8 son, sin duda, los mejores teléfonos que hay actualmente en el mercado. Detalles como el sistema de reconocimiento facial del iPhone X o el S Pen que integra el Samsung Galaxy Note 8 pueden marcar la diferencia entre dos terminales que han llegado al mercado pisando muy fuerte.

iPhone X Samsung Galaxy Note 8

Comparamos el iPhone X con el Samsung Galaxy Note 8. ¿Quién se coronará como rey del sector?

Diseño

Vamos a comenzar la comparativa entre los buque insignia de Apple y Samsung hablando sobre el diseño. Decir que ambos teléfonos cuentan con un aspecto realmente atractivo, con un cuerpo fabricado en materiales nobles, metal y cristal templado, que dotan tanto al Samsung Galaxy Note 8 como al iPhone X de un aspecto y un tacto realmente premium.

El primer detalle destacable es la diferencia de tamaño. El Samsung Galaxy Note 8 supera los 16 centímetros mientras que el iPhone X no alcanza los 14 centímetros. El phablet de Samsung está más enfocado a la productividad mientras que el teléfono estrella de la compañía con sede en Cupertino tiene unas medidas más estándar.

Samsung Galaxy Note 8

Evidentemente notamos algunas diferencias en el diseño pero vamos a centrarnos en los elementos más diferenciadores. Para empezar el iPhone X no cuenta con lector de huellas dactilares. La compañía de la manzana mordida ha apostado por Face ID, su sistema de reconocimiento facial, que sorprende por su velocidad para desbloquear el teléfono.

Por contra, el Samsung Galaxy Note 8 mantiene el lector de huellas dactilares. Aquí hemos de decir que la situación del sensor biométrico, situado en la parte superior de la trasera del terminal, hacen que sea un poco incómodo utilizarlo hasta que te acostumbras a él, por lo que en este aspecto gana Apple.

Sí, el Note 8 tiene un sistema de reconocimiento de iris y reconocimiento facial pero no son tan efectivos como la solución del iPhone X por lo podemos obviar esta funcionalidad ya que acabaremos utilizando el lector de huellas. Eso sí, en el apartado de la seguridad gana Apple pero el hecho de que el iPhone X no cuente con salida de 3.5 mm para conectar unos auriculares, cuando el Samsung Galaxy Note 8 sí que tiene soporte para minijack pueden marcar la diferencia.

Por lo demás vemos dos terminales bastante parejos, aunque el S-Pen del Samsung Galaxy Note 8 permite aprovechar más sus dimensiones. Y hay otro detalle que no debemos olvidar: el phablet estrella de la compañía coreana tiene soporte dual SIM. Otro detalle a tener en cuenta. Por último decir que ambos modelos cuentan con certificación IP68 que les dota de resistencia al polvo y al agua.

iPhone X Samsung Galaxy Note 8

Hardware

Aquí entramos en un punto un poco relativo. Ambos modelos montan un hardware que permitirán mover cualquier juego o aplicación sin problemas, por lo que las diferencias en cuanto a rendimiento, más si tenemos en cuenta que el Samsung Galaxy Note 8 funciona con un sistema operativo que el iPhone X, son mínimas.

Hay varios detalles a tener en cuenta. Para empezar el Samsung Galaxy Note 8 tiene soporte para tarjetas micro SD mientras que Apple prescinde de él. En cuanto a la autonomía, el iPhone X tiene menos batería que el Note 8 aunque la diferencia en términos de usabilidad es mínima, algo lógico si tenemos en cuenta la diferencia en cuanto a tamaño de pantalla.

En cuanto a conectividad, ambos modelos cuentan con Bluetooth 5.0 y NFC, aunque en el caso del iPhone X esta tecnología está capada para ser utilizada solo con Apple Pay, mientras que el Samsung Galaxy Note 8 no lo hace. Y el hecho de que el phablet coreano sea compatible con Samsung Dex convirtiendo el teléfono en un ordenador de sobremesa es otro detalle a tener en cuenta.

iPhone X Samsung Galaxy Note 8

Software

Aquí entramos en otro apartado en el que ambos teléfonos son muy diferentes y es el punto que debería marcar la diferencia a la hora de escoger entre el iPhone X y el Samsung Galaxy Note 8. El teléfono de Samsung llega con Android 7.1.1 con muchas opciones de personalización, la compatibilidad con Dex y especialmente el hecho de contar con una serie de aplicaciones para exprimir al máximo las posibilidades del lápiz táctil que integra el Note 8.

En cuanto al iPhone X, decir que incorpora iOS 11 con su potente asistente de voz, Siri, la llegada de los animojis ques es una nueva forma de mandar emoticonos de forma mucho más divertida y una interfaz realmente cómoda de utilizar. Aquí tenemos una cosa muy clara: sobre gustos los colores así que lo mejor es que probéis ambos dispositivos en una tienda y valoréis qué sistema vais a aprovechar más.

iPhone X Samsung Galaxy Note 8

Pantalla

Aquí tenemos dos pantallas muy distintas. El iPhone X monta una pantalla de 5.8 pulgadas mientras que el Samsung Galaxy Note 8 monta un panel de 6.3 pulgadas. Evidentemente ambos modelos cuentan con resolución 2K y una calidad de imagen sorprendente.

Un detalle curioso es que ambas pantallas son fabricadas por Samsung, aunque la diferencia de imagen es bastante notable. ¿El motivo? el Samsung Galaxy Note 8 apuesta por una panel Super AMOLED que, como bien sabréis, suele saturar los colores.

En cambio el iPhone X cuenta con una pantalla OLED que ofrece unos colores más reales. ¿Cuál es mejor? volvemos a repetir la frase de antes, pero ahora con más motivo que nunca: sobre gustos, los colores. Si os gustan los tonos más estridentes la pantalla del Samsung Galaxy Note 8 os encantará. En cambio si buscáis unos colores naturales el iPhone X es la mejor opción a tener en cuenta.

Cámara del iPhone X

Cámara

Por último pasamos al apartado de las cámaras. Y ojo que aquí tenemos casi un empate técnico. Sobre el papel nos encontramos por un lado con la cámara trasera del iPhone X  que está formada por dos lentes de 12 megapíxeles con apertura focal f /1.8 y f/2.4, mientras que el Samsung Galaxy Note 8 monta el mismo sistema de doble cámara con 12 megapíxeles y apertura focal f/1.7 y f/2.4.

Ambos modelos cuentan con teleobjetivo para realizar fotografías con zoom de más calidad y en líneas generales ofrecen una calidad muy semejante. El iphone X intepreta mejor los detalles en las fotografías exteriores mientras que la cámara del Samsung Galaxy Note 8 realiza un mejor trabajo en interiores pero en general la calidad de las capturas realizadas con ambos modelos es sencillamente espectacular.

Donde sí notamos una gran diferencia, a favor del Samsung Galaxy Note 8, es en la cámara frontal. El buque insignia del fabricante coreano monta una cámara de 8 megapíxeles con apertura f/1.7 mientras que el terminal de Apple cuenta con una cámara frontal de 7 megapíxeles con f/2.2. Y la diferencia es más que evidente ya que los selfis realizados con el Samsung Galaxy Note 8 ofrecen mucha más calidad en general. 

Por último os dejamos con una galería de fotografías realizadas tanto con el iPhone X como con el Samsung Galaxy Note 8 para que veáis como trabajan las potentes cámaras de ambos terminales.

  • Aarón Plascencia García

    Yo en esta navidad adquirí el Samsung Galaxy Note 8. Y hace unos días acompañé a mi hermana a comprar su IPhone, ví el IPhone X y los vendedores casi me convencieron que era mejor terminal, y más por su prestaciones de seguro y cambios por año.

    Pero salió este análisis y estoy más convencido que fue la mejor elección haber comprado el Note 8.

    PD: Lo compré y al día siguiente se anunció que se iba a adelantar la salida del S9 jajajajaja tal vez, en eso sí apresuré mi compra.