No es el primer coche autónomo que os traemos a Topes de Gama y eso significa que, lo que en un principio parecía una excepción, se está convirtiendo en el camino que quiere recorrer la industria del automóvil en lo que a vehículos autónomos se refiere. Es decir, considerar nuestro coche de toda la vida más como un transporte donde el hombre no pone la mano para decir a dónde va y que se limita a disfrutar del trayecto.

Como os decimos, VW con su Sedrich es otro de los vehículos autónomos presentados más recientemente y ahora le toca el turno a este NIO Eve, un concepto respaldado por varias empresas de capital riesgo chino que están convencidos de que el futuro de los coches pasa por convertirlos en cómodos salones sobre ruedas donde disfrutar del trayecto. Como en los viejos vagones de tren con aquellos apartados para cuatro personas.

NIO Eve

Inteligencia artificial y mucha comodidad

Como os decimos, NIO Eve es un coche desde el momento en el que tiene ruedas, puertas y nos lleva de un lado a otro, pero ahí se terminan las similitudes. Para empezar porque todo el sistema de autoconducción del coche excluye de la ecuación al hombre (o eso intenta) y lo deja todo en manos de Nomi, una especie de inteligencia artificial que será la que nos lleve y nos traiga donde queramos.

NIO Eve

Este NIO Eve tiene un modo de conducción humano y podremos coger los mandos cuando queramos, pero no es la idea que tiene el fabricante que, entre sus planes, pasa poner a la venta este vehículo para el año 2020 en EE.UU. Es más, desde la compañía presumen de haber utilizado en el diseño del coche a profesionales que han trabajado en proyectos similares en Ford, Tesla o Lyft.

NIO Eve

Es más, el interior está tan diseñado para el ocio y el esparcimiento que el cristal delantero podrá hacer las funciones de enorme monitor que va ofreciendo datos de interés sobre el lugar que estamos recorriendo en ese momento: trayecto, punto de interés, temperatura, etc.

NIO Eve

Eléctrico y muchos kilómetros de autonomía

Pero cuidado, que con el diseño y su acabado no se terminan las buenas noticias de este NIO Eve. Como podéis imaginar, el coche será completamente eléctrico y no consumirá ningún tipo de combustible fósil por lo que son buenas noticias para el medio ambiente. Además, el fabricante anuncia una autonomía de más de 960 kilómetros con una carga completa de su batería y, si solo podemos detenernos 10 minutos, conseguiremos energía suficiente para recorrer unos 320 que podremos regenerar gracias a la tecnología inalámbrica que incorpora.