Si eres de los que tiene una vida de aventuras y no entra en pánico por tener que levantarte del sillón para coger el mando a distancia de la televisión, esta noticia no te interesa. Pero si no es así y cada vez que quieres cambiar de canal no lo haces por no estirar el brazo, que sepas que Netflix tiene una solución que han desarrollado algunos de los trabajadores de la propia empresa.

La diadema inteligente

El caso es que un par de veces al año, Netflix anima a sus trabajadores a poner su mente a funcionar para desarrollar cualquier software o producto que se les ocurra. Son los llamados Hack Day que este año nos ha sorprendido con un invento que hará las delicias de los ultraperezosos del sillónball. Se trata de la MindFlix.

Básicamente se trata de una diadema inteligente, que nos la ponemos en la cabeza y que se basa en la tecnología detecta-cerebros de Muse. Esto nos permite navegar a través de la aplicación de nuestro Smart TV y, con leves gestos de cabeza, ir seleccionando lo que queremos hasta llegar a nuestro objetivo. En ese momento, basta con pensar “play” para que empecemos a ver eso que andábamos buscando.

Esta MindFlix es, de momento, un prototipo del que os hemos dejado un vídeo aquí debajo y está por ver que Netflix vaya a dar el paso de ir más allá y ponerla a la venta. Sobre todo porque estamos hablando de un dispositivo que utiliza tecnología de un tercero, lo que encarecería el coste del producto. De todas formas, es mejor tomarnos este ingenio como un aviso a navegantes de lo vagos que nos hemos vuelto todos cuando nos tiramos en el salón a ver la tele y no queremos mover un músculo.

Hack Day con juegos de Atari

Pero no penséis que esa majarada de la MindFlix fue lo único que se pudo ver en este Hack Day de Netflix ya que algunos de sus trabajadores fantasearon con un videojuego al que llamaron Stranger Games, una adaptación de la exitosa serie de Netflix Stranger Things y que se inspira en los grandes clásicos de los años 70 y 80 que Atari lanzó para su consola 2600. Es más, si tuviéramos que apostarnos algo, diríamos que este título tiene claras reminiscencias del vilipendiado E.T. El Extraterrestre y algunas pinceladas del también clásico Frogger.

Como habéis podido ver en el vídeo, no solo se detuvieron en desarrollar un par de pantallas con Once esquivando unos vehículos, o corriendo mientras le persigue el monstruo en una especie de dimensión paralela, sino que quisieron ver qué tal quedaban esas imágenes de Stranger Games en fotogramas de la propia serie donde abundan aquellas televisiones de tubo que, por cierto, no tenían en la mayoría de los casos ni mando a distancia. En aquellos tiempos eran los niños los que, mandados por sus padres, se levantaban del sillón para pulsar el botón del siguiente canal. ¡Ojalá hubieran tenido una MindFlix a mano!