En este IFA de Berlín estamos viendo todo tipo de novedades sobre el gaming, pero hoy nos alejamos un poco de esta feria y vemos el nuevo ratón Gaming de Razer, que llega a competir con uno de los mayores exponentes en este territorio, Logitech.

Razer sabemos que es una empresa especializada en productos gaming y así es cómo nos lo ha hecho ver en todos estos años, viendo sus teclados mecánicos, monitores, ratones o incluso ordenadores. Todos ellos predominados con un color verde que es la esencia de la compañía. Uno de los puntos negativos de estos ratones es su elevado precio, que siempre consiguen ser más caros que la competencia.

Razer Blade Stealth, nuevos portátiles para los más exigentes

Así es el nuevo ratón gaming de Razer, el Razer Basilisk

Este ratón cuenta con un sensor óptico 5G el cual nos hará tener un tiempo de respuesta mucho menor, sumando a los 16000DPI configurables que tiene. No es la primera vez que utilizan esta tecnología, y la última vez que lo hicieron les fue bastante bien con uno de los mejores ratones del mercado. Razer ha querido enfocarse en la personalización y es por ello que se puede desmontar hasta un botón para cambiar el tamaño y elegir el que más cómodo nos sea en el día a día.

A esto, hay que sumarle la resistencia del scroll. Podremos hasta configurar qué resistencia queremos poner en el scroll del ratón, haciendo que sea un ratón hecho específicamente para nosotros, a nuestro gusto, y que cada persona que lo utilice pueda sentir que Razer ha hecho un ratón específico para nosotros.

Otros detalles a comentar es que este nuevo ratón de Razer está enfocado a la durabilidad, incluyendo en los botones unos mecanismo mecánicos para que el ciclo de vida del ratón sea más alto que la media, con cerca de 50 millones de clics que se puedan hacer hasta que el sistema empiece a fallar, una cantidad enorme que ningún otro ratón del mercado se puede acercar. Como siempre, Razer incluirá su propio software el cual nos permitirá personalizar las luces del sistema con Razer Synapse 3.

Este ratón empezará a estar disponible en el mes de septiembre en Estados Unidos y seguramente tarde en llegar unas semanas a Europa. Su precio, será mucho menos caro de lo esperado, ya que costará 69,99 dólares, algo que le hace ser una alternativa real a los ratones Logitech que hasta ahora estaban en el top de la gama alta por su gran relación calidad precio.