Los hemos dicho aquí en varias ocasiones, que el segmento de los 2 en 1 convertibles es uno de los que más está creciendo en PC porque aúnan las virtudes de dos entornos que, hasta hace poco tiempo, pocos pensaban que podrían mezclarse: la productividad de un buen ordenador con Windows 10 y la versatilidad de un tablet. Ahora, Acer ha querido plantar una nueva pica en un mercado que es visitado regularmente por las grandes marcas.

Así es el TravelMate Spin B1

Aunque pueda servir de resumen, decir que este nuevo convertibles de Acer, presentado hoy, cuenta con algunos elementos diferenciadores respecto de la competencia. La que más nos llamará la atención podrían ser sus visagras, capaces de rotar 360º completos para colocar el dispositivos en la posición que más nos apetezca. Esto, según el fabricante, nos permite colocar sobre la mesa el ordenador de cuatro formas distintas: portátil, tablet, pantalla y V invertida.

Acer TravelMate Spin B1

Otro de los elementos en los que Acer quiere hacer especial hincapié es en la autonomía, que cifran en aproximadamente 13 horas de uso. Eso nos garantiza que no tendremos problemas para pasar un día completo trabajando (nada de multimedia o videojuegos) sin necesidad de tener que acordarnos del cargador. De todas formas, en estas estimaciones, como siempre, hay que esperar a probar alguna unidad y ver exactamente si ese tiempo se ajusta a la realidad.

Otro de los elementos que trae de serie este TravelMate Spin B1 es el lápiz óptico, compatible con Windows Ink y que servirá a los estudiantes que lo utilicen para tomar notas, hacer diagramas en clase o dibujar, si es que queremos saciar nuestra alma creativa. Porque no olvidemos que mucha culpa del éxito de este segmento de los convertibles hay que buscarlo en las aplicaciones educativas que facilitan mucho las tareas de los estudiantes.

Diseño a prueba de golpes

Aunque pueda parecer una redundancia decir que un convertible que tiene modo tablet cuenta con una pantalla táctil, no lo es tanto ya que en los últimos tiempos hemos visto algunos modelos que daban la opción de no tenerla. En este caso contaremos con un panel de 11,6 pulgadas Full HD o HD, según la configuración del TravelMate Spin B1 que escojamos. Su cuerpo está pensado para resistir las idas y venidas a clase y por eso cuenta con un chasis resistente, un protector de goma que soporta golpes e impactos fuertes y la propia pantalla es capa de aguantar presiones de hasta 60 Kg.

Acer TravelMate Spin B1

Como viene siendo costumbre en estos dispositivos, el teclado está fabricado para resistir hasta 330 ml. de agua ya que cuenta con un sistema de canalización situado debajo que evita que el interior se vea afectado. Por último, este TravelMate Spin B1 incluye una cerradura Kensington para evitar que los enemigos de lo ajeno puedan llevárselo y acceder a todos nuestros trabajos.

Intel Pentium en sus tripas

Este TravelMate Spin B1 monta procesadores Intel Pentium 2 con una GPU Intel HD Graphics que harán que Windows 10 funcione sin problemas. Como os dijimos antes, la presencia de un lápiz óptico nos permitirá usar herramientas como Windows Ink y Acer TeachSmart.

Acer TravelMate Spin B1

En lo que a conectividad se refiere, el convertible viene con conexiones inalámbricas de doble banda 2×2 MIMO 802.11ac, amén de los estándares ya conocidos como Bluetooth 4.0, dos puertos USB 3.0, un puerto USB 2.0 o otro HDMI. También tendremos a nuestra disposición un conector de mininjack de 3,5mm. y ranura para tarjetas SD. La fecha prevista de lanzamiento todavía no ha sido anunciada (ni los precios) pero según la marca llegarán a las tiendas en el segundo trimestre de 2017.