Elige un Smartwatch sin equivocarte con estos trucos

Elige un Smartwatch sin equivocarte con estos trucos

John Fernández

La llegada del primer Apple Watch en abril del 2015 marcó un precedente en la historia de la tecnología. Empezaba una edad de oro para este tipo de dispositivos que en pleno 2022, 7 años después, podemos disfrutar de todo el esplendor de los smartwatches: hacer llamadas, responder mensajes, llevar nuestra música en ellos, realizar un seguimiento completo de nuestra salud… Las opciones que nos brindan son infinitas, prácticamente como los cientos de modelos que existen en el mercado actual.

Por ello, hoy en Topes de Gama os vamos a guiar en el proceso de compra de los smartwatches. Tanto si lo utilizas para cuidar tu salud, como por cuestiones labores o deportivas, encontrarás un modelo acorde a tus necesidades. ¡O quizá quieras ir a la última moda! Sea como fuere, te guiaremos en cada una de las cuestiones de consideración para hacerte con tu nuevo mejor compañero de muñeca.

¿Necesitas comprarte un reloj inteligente o smartwatch?

La primera cuestión que hay que abordar con cierta introspección es la pregunta que os lanzamos: ¿necesitas comprarte un reloj inteligente? Bien, se trata de una cuestión relevante muy íntimamente relacionada con las utilidades que tienen. Nos explicamos, puedes necesitar uno si te dedicas a hacer deporte y te gusta cronometrarte, o para tener una constante monitorización de tu frecuencia cardíaca o seguimiento de la saturación en sangre.

Las opciones son múltiples, cientos, y estamos seguros de que encontrarás una buena excusa para ello. La principal función que cumplen estos dispositivos, además de ofrecerte la hora, es todo lo relacionado con los deportes, uno de los motivos de su nacimiento.

Te permitirá tener una trazabilidad de prácticamente el cien por cien en todos los sentidos. Con tu smartwatch en la muñeca, harás un seguimiento de toda la ruta metro a metro, que luego quedará reflejado en un mapa. Con los distintos modos, tendrás también mediciones ajustadas de tu oxígeno en sangre, frecuencia cardíaca, metros o kilómetros recorridos… Vamos, el complemento para el deporte.

Y si quieres dejar el móvil en casa, un móvil con GPS te permitirá llevar tus llamadas en el mismo, así como la música. Conecta tus cascos inalámbricos al mismo y olvídate de llevar el pesado e incómodo móvil encima durante la práctica deportiva. Incluso en el agua, porque la gran mayoría de ellos cuentan ya con la famosa resistencia al agua IPX8.

smartwatch de motorola

El control de la salud es otro de los grandes motivos, pues tendrás en todo momento monitoreado la frecuencia cardíaca, presión sanguínea, oxígeno en sangre y hasta la temperatura corporal. Todo a través de tu muñeca.

Si eres una persona que está todo el día con el móvil en la mano, quizá te vendría bien dejarlo un poco de lado. El smartwatch te permite contestar llamadas e incluso responder mensajes en el propio teclado del mismo de forma rápida y en muchos casos, con mensajes predefinidos. Muy útil si vas con el tiempo justo o vas en el coche o estás trabajando en la oficina.

Por último, uno de sus grandes fuertes es que te permite tener todos los recordatorios y alarmas importantes en tu muñeca sin necesidad de llevar el móvil contigo.

No es lo mismo que una smartband

Mucho cuidado con esta cuestión. Las smartbands y los smartwatches no son lo mismo. Sí es cierto que tienen un cierto parecido en funciones y sensores, pero no son lo mismo. Aunque en algunos casos te sirva para las mismas actividades, sus funciones y sensores son completamente diferentes, especialmente en el caso de los smartwatches que cuentan con GPS incorporado e independiente del móvil, algo que no sucede con las smartband.

La primera diferencia notable radica en el tamaño de la pantalla. Las encontramos en todo tipo de tamaños y con pantallas de diversas pulgadas, pero no suelen pasar de las 1.7 pulgadas (como es el caso de la Xiaomi Mi Band), mientras que los relojes inteligentes llegan hasta más allá de las 2. Eso será genial para disfrutar de una buena pantalla con información, sin necesidad de acercarse demasiado la pantalla para ver correctamente los datos.

Si bien ambos están destinados a cuidar de la salud y hacer un seguimiento de esta, los smartwatches suelen tener más sensores equipados. Los habituales son el de frecuencia cardíaca (en el caso de los relojes incluso tienen opción para hacer un electrocardiograma) y la medición de oxígeno en sangre. En los modelos más topes de gama en los smartwatches podrás disfrutar de un nivel más con algunos como el seguimiento del ciclo menstrual y del sueño. Diferencias para tener en cuenta.

smartband

En la práctica deportiva sucede algo similar al apartado anterior. Mientras que las pulseras incluyen pocos y contados modos debido a sus pocos sensores, los relojes tienen muchos más sensores como el altímetro barométrico que te permiten tener una mejor trazabilidad ya no solo de la ruta, sino de tus calorías, recorrido, etcétera. Hay relojes con hasta más de 100 modos deportivos, incluidos los acuáticos.

A diferencia de las smartbands, los relojes suelen tener una batería más prominente. En algo natural, ya que son más grandes y tienen más espacio. Sin embargo, y es otra de sus principales diferencias, son mucho más potentes.

Casi todas las smartbands tienen una interfaz simple, mientras que en los relojes inteligentes hay un sistema operativo muy cuidado y pulido detrás. Ejemplo de ello es Wear OS de Google o el de Apple, que cuentan con una fluidez exquisita y nada comparable respecto a las smartbands.

En definitiva, si estás buscando algo más profesional y mucho más atractivo y potente en tu muñeca, entonces deberías optar por un reloj inteligente o smartwatch. En caso contrario, una pulsera será lo más conveniente. Sigue leyendo si tu caso es el primero.

Características a tener en cuenta en los smartwatch

Como es natural, hay que tener una serie de cuestiones en cuenta antes de pasar al botón de comprar.

Tamaño y peso

Es cierto que unos modelos son más pesados que otros, pero en general, ninguno va a molestar en la muñeca. Cuando hablamos de tamaño no nos referimos al reloj en sí, sino a la pantalla, usualmente. Aquí hablamos de pantallas. Como ya te hemos mencionado anteriormente, los relojes suelen contar con unas de entre 1.5 y 2.5 pulgadas. A partir de las 1.5 pulgadas ya podemos disfrutar de un tamaño compacto, pero si llega hasta las 2, será ideal.

En el caso del peso, los modelos que pesen menos de 40-50 gramos son los indicados. Tampoco es que vayamos a notarlo en la muñeca, pero si lo llevas puesto durante los 14 días que aguanta su autonomía, puede ser incómodo. Especialmente para aquellos que duerman con él puesto. Lo óptimo es buscar un reloj asequible en peso; liviano.

Interfaz

La interfaz está plenamente relacionada con el sistema operativo. Un buen sistema operativo te proporcionará una usabilidad e interfaz de lo más fluida y amigable. Es un punto importante, porque es el que determinará si un smartwatch funciona o no correctamente, o te garantizará una buena experiencia de uso.

De este modo, nos encontramos principalmente con dos modelos: los que cuentan con Android y los que cuentan con el sistema operativo de Apple.

Abordaremos primero los de Apple. Ya bien conocidos por todo el mundo. Se trata de unas más pulidas en cuanto a fluidez y funcionamiento. Es la famosa watchOS. Destaca por ser intuitiva, con una pantalla principal llena de iconos desperdigados, pero con cierto orden natural. Cuenta con multitud de gestos como toques, deslizar, o mover para abrir ciertas aplicaciones o activar funciones del reloj. Su interacción con las aplicaciones es de lo más intuitiva y fácil de usar, así como dispone del asistente de voz Siri, ideal si cuentas con un iPhone, para tenerlo todo bien unificado.

Apple Watch baterías externas

En los Android, en cambio, podemos encontrar varias, dependiendo de la marca del reloj. En términos generales, estas son las principales:

  • WearOS. La interfaz de Google, sobre la que otros muchos modelos basan la suya. Es el equivalente a watchOS en Apple. Su funcionamiento es certero y rápido, con acceso a la Google Play Store y cientos y cientos de aplicaciones para tu smartwatch. Desde luego, es la más recomendable.
  • One UI Watch. La utilizada por Samsung en sus relojes inteligentes. Muy similar a la que utiliza la marca surcoreana en sus dispositivos móviles (también llamada One UI). Incluye una capa de personalización sobre Watch OS, sincronizando acciones con el teléfono y con las mismas aplicaciones de la Google Play Store.
  • Harmony OS. Es la capa utilizada por Huawei para sus propios smartwatches. Destaca por ser atractiva, funcional y fluida, con sus propias aplicaciones lejos de la de Google. Recordemos que en el pasado hubo problemas entre ambas compañías, y Huawei emprendió su propio camino, y no parece haberle ido mal del todo.
  • MIUI. En los Amazfit y en los relojes de Xiaomi, MIUI, igual que en los teléfonos móviles. Es una interfaz simple pero efectiva al mismo tiempo.

Funciones

Si estás buscando algún motivo para comprarte un smartwatch, fíjate en todas las funciones que puedes realizar con ellos.

Además de reloj para la hora, también te permite activar tu propio temporizador, disponer de alarma y despertador, así como recordatorio de citas.

Si eres de los que no se lo quitan ni para dormir, has de saber que muchos cuentan con monitorización del sueño. A través de los sensores miden tu respiración ronquidos, horas de sueño profundo y leve, veces que te has despertado… Un completo análisis que podrás ver en forma de gráfico en la app de tu móvil.

Muy a colación, la monitorización de la salud. Como ya te hemos comentado, y no repetiremos en profundidad, podrás hacer un seguimiento de la salud a través de la frecuencia cardíaca (incluso con un ECG), medición de la saturación de oxígeno en sangre, seguimiento del ciclo menstrual…

Todo lo relacionado con las actividades deportivas y su medición, al mismo tiempo que mides tu estado de salud o pulsaciones mientras lo practicas.

También te permitirá reproducir música sin necesidad de llevar el móvil encima. Muy práctico si vas a salir a caminar o vas en transporte público. Emparejando tu teléfono al smartwatch podrás disfrutar de controlar la música a tu gusto.

Conectividad

En la conectividad hablaremos principalmente del NFC y GPS.

En el caso de la conexión NFC, hablamos de los pagos móviles y la sincronización con el móvil. Se trata de un chip que se integra en algunos modelos de reloj para permitir los pagos móviles sin necesidad de tarjeta. Funciona de la misma manera que lo hace un teléfono móvil con NFC, pasándolo por el TPV y efectuando el pago.

Por otro lado, te permite sincronizar toda la información de tu teléfono móvil con tu reloj. Ya no solo la hora, sino también contactos, mensajes, llamadas, música… Tenerlo todo sin necesidad de tocar nada es un extra por el que vale la pena pagar, en nuestra opinión.

Por otro lado, nos encontramos con el GPS. Existen algunos modelos que equipan el GPS con algo de ‘trampa’. Nos referimos a los que necesitan el móvil para emparejarse al GPS y captar la señal satélite. En este caso no nos referimos a esos, sino más bien a los que incluyen su propio sistema de geolocalización independiente al móvil.

De esta forma, a través de los satélites, determina la latitud, altitud y longitud para saber cuál es tu posición exacta. Cada uno equipa un sistema de geoposicionamiento diferente, como bien puede ser Galileo, el más habitual, o GLONASS, Quasi-Zenith…

En cuanto a conectividad, existen relojes que equipan su propia eSIM o micro tarjeta SIM. Funcionan de forma independiente al móvil, de tal manera que puedes recibir y contestar llamadas, así como efectuarlas sin necesidad de coger tu móvil para nada.

Resistencia

Este apartado te será de mucha utilidad si estás buscando un smartwatch para utilizar en todo tipo de terrenos. Si haces deporte de montaña, y lo vas a someter a temperaturas extremas (tanto de frío como de calor), o si vas a equiparlo en actividades acuáticas, entonces, lo imprescindible es que cuente con algún tipo de resistencia o grado militar.

La resistencia se mide a través de las siglas IP, que se refiere a la International Protection. Junto a esa sigla IP aparecen uno o dos números habitualmente, que señala el grado de protección y resistencia del dispositivo. El primero de los dígitos se refiere a la protección frente a agentes sólidos (polvo, golpes), y el segundo, respecto al agua.

En el caso del primero de los dígitos existen 6 niveles de protección (además del 0, que no protege):

  • IP1: contra objetos con un diámetro mayor a 50mm
  • IP2: contra objetos con un diámetro mayor a 12mm
  • IP3: contra objetos con un diámetro mayor a 2,5mm
  • IP4: contra objetos con un diámetro mayor a 1mm
  • IP5: contra el polvo
  • IP6: a prueba de polvo, directamente

En el caso de la resistencia al agua, estas son las principales protecciones que encontramos:

  • IPX1: contra la caída vertical de gotas de agua.
  • IPX2: contra la caída de gotas.
  • IPX3: contra la lluvia.
  • IPX4: contra la caída de agua.
  • IPX5: contra los chorros de agua.
  • IPX6: contra las olas y chorros de agua potentes.
  • IPX7: contra los efectos de la inmersión temporal.
  • IPX8: contra la sumersión.
  • IPX9: contra chorros de agua de corto alcance, temperatura o presión.

smartwatch garmin instinct

Autonomía

La autonomía de los smartwatches es uno de los puntos más controvertidos. En pleno 2022 las baterías han experimentado un importante aumento de su capacidad y permiten llegar a bastantes días, pero todo depende del modelo y de su uso.

La regla general es que la gran mayoría de ellos lleguen a los 14 días de autonomía, sin el modo GPS. Porque si hablamos del modo GPS, la batería desciende asombrosamente: en caso de utilizarlo espontáneamente, podría llegar a los 7 días, y de forma continuada, el reloj llegará a durar, en el mejor de los casos, al día entero de autonomía. Ten en cuenta que el GPS se actualiza por satélites, y eso consume mucha batería.

En cualquier caso, si optamos por un modelo sin GPS, habrá que tener en cuenta esa cifra: 14 días. En el caso de optar por uno con GPS, que llegue al día completo con él activado será lo m

Marcas más importantes de smartwatch

Ya te hemos dado algunas pistas a lo largo del artículo sobre las principales marcas del mercado actual. Las que se disputan los top ventas son los smartwatches de Apple, Huawei, Amazfit, Samsung y Xiaomi, principalmente. Veamos qué es lo que tienen que ofrecer cada una de ellas, y cuáles son sus puntos fuertes (y débiles).

Apple

La referencia en los smartwatches pasa por el Apple Watch, no tenemos duda de ello. No es que sea el mejor, ya que eso depende de muchas variabes, pero sí uno de ellos. Actualmente la marca de la manzana mordida va por su séptima generación, y la 8 en camino. Si bien es muy similar al modelo anterior, 6, el cual también podrías tener en cuenta, repasemos brevemente las características de los relojes de la marca de Cupertino.

Lo que les diferencia de la competencia es precisamente su pulido sistema e interfaz watchOS, simple y efectiva para todo tipo de públicos. No hace falta ser un as para poder controlarlo de forma intuitiva. Además, tienen todo tipo de sensores, los más equipados del mercado.

Pero donde realmente destacan es por su construcción física: en aluminio de lo más premium y una pantalla Super Retina que te ofrece una calidad y fluidez en cada toque que das. Asimismo, tienes versiones que te permiten tener llamadas, música, GPS… Eso sí, su precio se paga caro.

Huawei

Otra de las marcas más vendidas en el mercado actual es Huawei. Su propia gama de smartwatch ha conquistado a todo el mundo.  Sus máximos exponentes en la actualidad son los Huawei de la serie 3:

Es uno de sus puntos fuertes. Sus últimos dispositivos destacan por contar con conectividad 4G a través de las eSIM. Sus diseños también están marcados por una corona cricular, y su calidad relación-precio les ha catapultado a modelos tan exitosos como el GT3, un éxito en ventas incluso hoy en día.

En general, son relojes muy fluidos, garantizado por HarmonyOS. Su pantalla principal es altamente personalizable, y sus dispositivos presentan un alto nivel de personalización, con más de 30 esferas presintaladas en la gran mayoría de ellos.

Su sistema radica en una pantalla principal llena de accesos directos, notificaciones de lo más certeras y todo tipo de sensores para una completa experiencia. Recuerda que utilizan sus propias aplicaciones: Huawei Music, Petal Maps, App Gallery… Y su propia tienda de aplicaciones, lejos de la de Google, con un catálogo no demasiado amplio, pero suficiente.

Los principales modelos pasan por el Watch GT, el GT3 y todas sus versiones, así como versiones anteriores como el GT 2.

Amazfit

Habitualmente se confunde Amazit con Xiaomi, y en la actualidad, poco tienen que ver una con la otra. Sí es cierto que, en el pasado, Xiaomi la desarrolló, pero desde hace unos años, han emprendido su camino por separado y se trata de una marca más que asentada.

Se sitúan en lo que llamamos la gama media-baja de dispositivos. Es decir, relojes baratos y con prestaciones más que suficientes. Desde las opciones más baratas (como el Bip U Lite, por unos 30 euros) hasta otras opciones más altas de gama como el GTR 3 Pro, que suponen un importante avance en hardware y fluidez.

A modo de repaso, encontramos los siguientes modelos:

  • Bip U, con diversos colores y una versión aún más económica, la Lite. Son simples pero funcionales, con una pequeña pantalla.
  • GTS, destacan principalmente por ser una gama con un toque premium, no tan deportivo. Ideal para vestir casual o utilizar en el día a día.
  • GTR. Los más arrolladores, de corte deportivo y altas prestaciones.
  • T-Rex. Los 4×4 de Amazfit: smartwatch con apariencia deportiva y montañera al mismo tiempo. Destacan por su buen precio y resistencia ante todo tipo de ambientes, caídas y agua.

Samsung

Ya van por su cuarta generación y suponen la competencia más dura para los Apple Watch. Destaca porque en esta última generación ha vuelto a contar el exitoso sistema operativo de Google, Wear OS. Es la principal diferencia y lo que le destaca por encima de sus competidores, con una cuidada interfaz y una experiencia de uso genial.

Destaca por su panel por encima del resto: un Super AMOLED con Gorilla Glass de 1.19 pulgadas y resolución de 450 x 450 píxeles. Asimismo, equipan sus propios procesadores, los Exynos W920 de 5 nm. Sus acabados son también premium: acero inoxidable con acabado pulido, mientras que el modelo básico es de aluminio. Da igual, es también premium.

samsung galaxy watch3

Sus terminales cuentan con la gran ventaja de tener acceso a todo el catálogo de la Google Play Store, lo que supone un importante añadido respecto a la competencia. Bajo la interfaz de One UI Watch, los toques de Samsung son casi inapreciables, pero haciendo un dispositivo fluido en términos generales.

Está cargado de todo tipo de sensores y mediciones para la práctica deportiva o el día a día, como la frecuencia cardíaca (con seguimiento 24 horas), presión arterial, tensiómetro… Vamos, que no les falta de nada.

También tienes opción de hacer tus propias llamadas desde ellos, incluso videollamadas con una pequeña cámara, reproducir tu música, hacer pago con NFC… La competencia es real.

Xiaomi

No hace tanto tiempo que llegaron al mercado de los relojes inteligentes, ni mucho menos. Fue en 2021 cuando la famosa marca china se lanzó a su propia aventura en el mundo de los smartwatches.

Así, en el mercado actual encontramos modelos con los Redmi Watch 2, que son los más económicos, el famoso Mi Watch y su versión Lite, o hasta los más topes de gama como el Watch S1 o su versión S1 Active.

Sus pantallas son simples pero efectivas, de tipo LED o AMOLED en la gran mayoría de los casos. En general, disponen de compatibilidad con todo tipo de deportes y más de 20 modos deportivos, y son altamente personalizables con distintas correas y esferas.

Suelen disponer de entre 5 y 10 atmósferas de resistencia al agua, con resistencia al polvo y una duración de la batería que en la mayor parte de los casos es de unos 14 días. Y su precio… Premium pero económico, llegando a costar menos de 100 euros incluso.

Ejemplo de ello es uno de sus mayores exponentes, el Mi Watch, completo, muy personalizable, con todo tipo de modos y sensores.

Guía de compra online

El momento de la compra es uno de los más importantes, y en Topes de Gama te queremos acompañar en él en todo momento. Ya te hemos dado algunas de las pistas más importantes sobre qué es lo que deben tener, cuáles son las principales marcas… Pero debreías tener en cuenta otras muchas en el mismo proceso de compra. Te las contamos a continuación.

Comparar precios

Los precios pueden suponer el elegir un producto u otro. Por ello, te invitamos a que hagas una lista de los principales relojes que te interesan, y después, comprar el precio de diversas webs (¡no solo de una!).

Otra excelente opción pasa por usar un comparador de precios. Hay webs que ofrecen esta opción y es de lo más útil, porque simplemente poniendo el nombre del producto, harán un rastreo y te ofrecerán el precio actualizado de cada tienda.

Y hacemos énfasis en buscar el producto en diversas tiendas, porque puede ser que una lo tenga en oferta, y en la web oficial no.

Las opiniones importan

Como en todo, no te puedes fiar de lo que solo te cuenta una persona. Páginas como Amazon incluyen un sistema de valoración del producto de lo más interesante. Por ello, una excelente idea es leer todas y cada una de las reseñas: ¡no solo las buenas! Hay algunas negativas que también te pueden interesar, y lo más seguro es que lo hagan. ¿Su batería es insuficiente? ¿La pantalla no funciona correctamente? Es de vital importancia informarse para acabar tomando la decisión correcta.

Smartwatch de segunda mano

Una arriesgada opción es el mercado de segunda mano. Si no te puedes permitir un nuevo modelo, es posible hacerse con una ganga en los mercados usados. Pero ¿qué es lo que deberías mirar?

samsung galaxy watch 3 oferta

Los dos principales que pueden presentar están relacionados con el desgaste físico de los mismos, así como la degradación de la batería. En el primer caso lo óptimo será revisar con lupa que no padezca micro rayones o cualquier otro tipo de desgaste. Asimismo, al encender la pantalla no deberían aparecer píxeles muertos u otro tipo de problemas relacionados con la resolución.

Es habitual que las baterías se acaben degradando con el tiempo, exactamente igual sucede en los teléfonos móviles. Comprobar esto puede suponer un problema, ya que, en el momento, no te dará tiempo a hacer un análisis. Sin embargo, reemplazar una batería en casa es de lo más sencillo.

Modelos anteriores

La razón nos dice que, cuanto más actualizado sea un reloj, mejor. De hecho, es algo natural y obvio. Con cada generación ya no solo de relojes, la tecnología va avanzando, así como los chips (Samsung mejora los suyos, Apple también, Qualcomm trae cada vez nuevos y más potentes nano procesadores…), por lo que, si quieres estar a la última y no tienes problemas por gastar lo que valen, adelante.

Sin embargo, una recomendación de lo más ingeniosa para ahorrarse dinero es optar por modelos y versiones anteriores. Raro es que las mejoras sean sustanciales, quizá algún cambio en la batería, o algún chip que mejore levemente la fluidez y procesamiento.

Por lo tanto, la respuesta es sí: si estás justo de dinero no hay nada más recomendable que optar por modelos anteriores, un año en tecnología no suele marcar una diferencia tan grande como para justificar el precio. Además, en la gran mayoría de los casos, los modelos desfasados recibirán un descuento de lo más interesante.

¿Mejor en rebajas?

Aquí la pregunta es: ¿tienes prisa por tener tu smartwatch? Si la respuesta es no, te recomendamos encarecidamente esperar a un período de rebajas. En el caso de los Apple Watch de última generación es difícil encontrarlos con una rebaja de forma habitual, por lo que, si estás buscando un modelo de altas prestaciones y alta gama, la respuesta es sí: espera.

Épocas como el Prime Day de Amazon, el Black Friday o las rebajas de verano de muchas marcas son el momento ideal para hacerte con sus valorados dispositivos.

En otras ocasiones, directamente encontramos rebajas de verdadera locura por tiempo limitado… No podemos más que recomendarte que sigas nuestras ofertas diarias, porque raro es el día en el que no encontramos un auténtico chollo para algún tipo de smartwatch.

Conclusiones

Bien, hemos llegado a la parte final de esta guía de compra. Esperamos que te hayas aclarado, pero a modo de resumen, te contaremos que deberías fijarte muy específicamente en la marca que vas a comprar. Eso lo será todo: si tienes un iPhone, deberías optar por un Apple Watch, y en el caso de contar con un Android, el resto de las principales marcas que te hemos propuesto en el texto.

Será importante también fijarse en cada uno de los detalles, como los modos deportivos y la cantidad con los que cuenta, así como opciones que vayas a utilizar en tu día a día, como conectividad 4G y eSIM para llamadas o reproducir música.

Por último, no dejes de lado los precios o modelos anteriores. Que la última versión sea la mejor no significa que las anteriores ya queden automáticamente descartadas, ¡ni mucho menos!

¡Sé el primero en comentar!