Webcams de 720P, 1080P, 2K y 4K: elige los mejores modelos

Con el teletrabajo y las clases a distancia, uno de los periféricos más olvidados de los últimos tiempos volvió a resurgir de entre las tinieblas: las webcams. Cuando llegaron al mercado fueron una auténtica revolución; ¿ver a la otra persona con la que hablas a través de la pantalla? Increíble. Sin embargo, ahora están mucho más democratizadas, tanto en precio como prestaciones. A pesar de ello, hacerse con una despierta un montón de dudas: ¿qué resolución?, o, ¿qué precio es el adecuado? Venimos para arrojar luz al tema con esta guía.

Y es que a través de esta guía pretendemos iluminarte en el proceso de compra de una webcam. Es cierto que se trata de un complemento ideal para hacer videollamadas, reuniones de trabajo, clases online con la famosa semi presencialidad… O mismamente, si buscas un nivel profesional, una webcam para hacer streamings. Como puedes comprobar, en unas pocas líneas te hemos mencionado múltiples casuísticas. Para cubrirlas todas, te guiaremos en el proceso de compra.

Muchos ordenadores ya llevan equipadas las webcams o videocámaras, siguiendo el modelo de los portátiles. Raro es el dispositivo que no las incluya. Sin embargo, la gran mayoría de personas siguen disponiendo en sus hogares de un equipo de sobremesa con un monitor independiente, sin una webcam acoplada. Si es el caso, quédate porque venimos a recomendarte las mejores.

Parámetros para tener en cuenta a la hora de comprar una webcam

Como te hemos prometido, lo primero será guiarte en el proceso de compra, por lo que tendrás que abrir bien los ojos ante las siguientes características para que elijas bien tu próxima webcam:

  • Resolución. A la hora de elegir, la resolución viene a ser como el tamaño de un coche: determinante. Encontramos cuatro tipos de resoluciones:
    • 720p, que es la menor de todas, pero que garantizará una calidad más que suficiente para llamadas, con una nitidez en la imagen con aprobado.
    • 1080p, una resolución superior y estándar, ya hablamos de cámaras más que decentes.
    • 2K y 4K. Entre estas dos últimas se bate la gama más alta de las webcams, con calidad de grabación más propia para actividades como el streaming o vídeos profesionales. Sin embargo, no hace falta llegar a ellas; si eres un usuario estándar con una 1080p será más que suficiente.
  • Fotogramas por segundo (fps). Junto con la resolución, afectará a la velocidad o suavidad del vídeo. Aquí nos encontramos con dos variaciones: los 30 fotogramas por segundo o fps y los 60 fps. ¿Cuál es la diferencia? Para algunas personas es imperceptible, para aquellas que tengan el ojo adaptado a pantallas con más Herzios y agilidad, podría ser determinante. Los 60 fps ofrecen movimientos menos cortados y más naturales.
  • Enfoque automático. Es más una comodidad o un extra que un requisito que las webcams han de tener. Es una de esas prestaciones que se agradecen. El enfoque automático en una webcam, como su propio nombre indica, hace que la lente enfoque automáticamente a la persona u objeto que esté frente a la cámara. Es muy útil para no andar toqueteando la cámara y ajustando la lente manualmente, así como para gente que se mueve mucho delante la cámara, baila, o hace streaming.
  • Micrófono. Aunque nunca se obtendrá la misma calidad que con un micrófono independiente, uno integrado funcionará también a las mil maravillas. Algunos modelos incluyen un pequeño micrófono estéreo. Si te comprarás uno, echa un ojo a la disposición del micrófono o dónde está el agujero para captar el sonido. Los modelos más baratos, en ocasiones, los incluyen en la parte trasera, inutilizando completamente esta función.
  • Iluminación. Algunos de estos gadgets para el ordenador incluyen un haz o aro de luz que rodea la lente principal y que, cuando lo activas, ilumina de una manera sobresaliente la cara de quien está frente a la webcam. Lo hace similar a los famosos aros de luz que se utilizan para el smartphone. Son capaces de dar iluminación a gran parte de la estancia, pero lo distribuye en forma circular, es genial para caras. De nuevo, se trata de un extra que es más que conveniente para utilizar la cámara en horario nocturno o en habitaciones poco iluminadas.
  • Enganche al monitor o pantalla. Para que luego no vengan las quejas, es apropiado fijarse muy bien en el tipo de enganche que tendrá la cámara. En el caso de las más topes de gama, damos por hecho que en la gran mayoría de casos incluirán un soporte más que estable por el precio. Sin embargo, en las más baratas, fíjate en el tipo de monitor que tienes y la forma en la que la engancharás, para evitar que quede desnivelada o no estable.
  • Software. Algunos modelos son ‘plug and play’, es decir, conectar y funcionar. Sin embargo, otros requieren de la instalación de software, para luego, poder tener acceso a muchas más opciones. Si lo que buscas es algo sencillo, mejor que no suponga el engorro de instalarla; si quieres algo más profesional con ajuste para zoom, cambiar fondo, filtros, entonces fíjate en si cuenta con software adicional. Ejemplo de ello son los de Razer o Logitech.

La lente: fundamental en las webcams

Además de la resolución, la lente tiene mucho que ver también en lo que respecta a las webcams. Y es que su funcionamiento es muy parejo al de las cámaras de vídeo. Una webcam tiene una lente de mucho menor tamaño que una cámara, pero también le influyen la luz que recibe y la nitidez con la que graban.

Imagen de detalle de la webcam Anker

En cuanto la apertura de la lente, exactamente igual que en las cámaras, se mide a través del famoso número f/+número. Cuanto menor sea el número, mayor es la apertura y la luz que entra, y viceversa si el número es más grande. En esos modelos que no se especifica bien la apertura, será mejor pasar si buscas algo más profesional.

De lo contrario, en los mejores modelos la apertura focal suele ir desde f/2.0 y hasta f/2.8. Es también fundamental el campo de visión que ofrecen. Todo depende de lo que quieras grabar: si un primer primerísimo plano de tu cara o que también pueda grabar todo tu fondo o habitación. Lo mínimo a lo que optarás, si buscas calidad, son 65 grados, y hasta los 90 grados. Precisamente 90º es el máximo al que se puede aspirar en la mayoría de webcams, pudiendo enfocar tu habitación al completo.

Webcams a 720p

Si eres un usuario estándar y buscas algo relativamente normal, para un uso espontáneo y no quieres gastarte tanto dinero, las webcams con resolución a 720p son más que suficientes.

NGS Xpresscam

Asaltamos la gama inicial de cámaras con esta NGS Xpresscam. NGS es una de las marcas más longevas en el mundo de la tecnología, y más concretamente en el de los periféricos, por lo que tendremos calidad asegurada a muy buen precio. Nos encontramos ante una cama de alta definición, a 1280×720 píxeles, con conexión USB que ofrece buena calidad de imagen.

NGS Xpresscam

Incluye un micrófono integrado para mantener una conversación clara, aunque sin tirar cohetes. Admite múltiples sistemas operativos como Windows, Mac OS e incluso para Smart TV. Cuenta con una resolución de 1Mpx reales, y una práctica base ajustable para ajustarla a cualquier monitor o pantalla. Utiliza conexión USB 2.0.

Su precio en PcComponentes es de unos 15 euros aproximadamente, y por ese precio, merece mucho la pena.

Aovaza

Un nivel un poco superior pero todavía a muy buen precio se encuentra esta cámara de Aovaza, que atesora muchas reseñas positivas en Amazon. Cuenta con una lente óptica profesional de alta precisión, y opciones de lo más interesantes como el balance de blancos automático, corrección automática del color y reproducir vídeo sin problemas a 30 fps.

Incorpora un pequeño micrófono estéreo con cancelación de ruido activa, para ‘mutear’ o silenciar todo ese ruido que tenemos a nuestro alrededor y que nos escuchen de forma nítida en la otra parte de la pantalla, así como elimina el eco.

Aovaza

Si buscas una verdadera ‘plug and play‘ económica esta es la elegida, no requiere ningún tipo de software ni nada similar. Funciona a través de USB 2.0, con amplia compatibilidad con todo tipo de softwares y plataformas operativas. Su soporte es universal y válido para todo tipo de monitores y pantallas, así como es rotativa 360º.

Puedes hacerte con ella por unos 20 euros aproximadamente a través del siguiente link en Amazon.

Logitech C270

Un modelo de lo más polivalente, y del que hemos hablado en alguna que otra ocasión en Topes de Gama es esta Logitech C270. Si buscas fiabilidad y calidad de una buena marca, entonces tendrás una webcam garantizada con Logitech.

Logitech C270

Esta en concreto graba en HD o High Definition, a 720p, con un buen sistema de sonido y micrófono para que te escuchen alto y claro, también con cancelación de ruido activa. Podrás tomar fotos de hasta 3 megapíxeles.

Y esta sí que cuenta con software para instalar en el ordenador: Logitech Vid HD. Asimismo, tiene tecnología RightLight para ajustar automáticamente la imagen durante el vídeo. Por unos 30 euros que cuesta, es de las mejores opciones con las que te puedes hacer. Aquí está el link de compra:

Modelos a 1080p: calidad estándar

Tal y como te hemos dicho, el estándar en este tipo de cámaras son las de resolución a 1080 píxeles. Estas son algunas de las mejores con las que te puedes hacer:

NexiGo

Una de las elecciones de Amazon en webcams es esta de NexiGo, con resolución de 1080p. Un salto en calidad, que incorpora enfoque automático, con dos megapíxeles y a 30 fps. En esta webcam encontrarás una calidad de vídeo de lo más nítida, con un micrófono integrado y completamente ‘plug and play’.

NexiGo cam

Tiene una pequeña tapa de privacidad, para cerrarla cuando no la estés usando, que es un buen extra. El micrófono, asimismo, incorpora cancelación de ruido activa, que ya te hemos explicado lo que es, y por lo cual, merece la pena si no quieres comprar uno aparte.

No requiere de ningún software adicional. Es de lo más práctica y con soporte universal para prácticamente cualquier ordenador. Su precio ronda los 45 euros.

Logitech StreamCam

¿Quieres iniciarte en el mundo de los streamings? Entonces con esta webcam de Logitech tendrás garantizada una calidad de ensueño. A través del software de Logitech podrás disfrutar de distintos ajustes, y es una de las pocas que graba en 1080p a 60 fps. Es decir, que te verán de lo más fluido al otro lado de la pantalla.

Equipa enfoque automático y exposición inteligentes. Equipa inteligencia artificial para hacer un seguimiento facial, lo que es de apreciar si vas a hacer streaming, ¿verdad? La puedes girar 180º y grabar vídeo vertical en 9:16, perfecto para historias de Instagram o Facebook, por ejemplo.

Es de lo más versátil y completo con lo que te puedes hacer en el mercado actual. Su precio no es nada disparatado para las grandes opciones que es capaz de ofrecer: algo menos de 150 euros habitualmente en Amazon.

Webcams 2K y 4K: calidad de streaming

Te hacemos una selección de cuatro modelos, dos de ellos con resolución 2K, y por si quieres dar un salto importante de calidad, otras dos en 4K.

Anwike 2K

La selección de modelos con resolución 2K empieza con este gran modelo de Anwike. Excepcional calidad de audio y vídeo, ideal ya no solo para videollamadas, incluso también para retransmisiones o vlogs en YouTube. Es compatible con gran cantidad de android TV Box, ordenadores, sistemas… Una verdadera plug and play con resolución 2K y muy poco dinero.

Webcam Anwike 2K

A falta de uno, dos micrófonos duales estéreo para una calidad de sonido de locura. Según la marca, la cámara de transmisión utiliza un delicado modo de compresión de video 1080P para proporcionar transmisión de video de alta calidad. Es compatible con USB 3.0, y su precio es de unos 10 euros. ¿Algo mejor por este precio? ¡No!

Conceptronic 2K

Otra webcam 2K, con enfoque automático para que sea algo más especial. Ofrece vídeo en alta resolución y una imagen de calidad ultrasuave de 30 fotogramas por segundo. Compatible con la gran mayoría de sistemas, y un micrófono con cancelación de ruido activa. Ellos mismos lo dicen: perfecto para videoconferencias, clases en línea, juegos y streaming en vivo. Su precio es de unos 35 euros.

Webcam Concentronic

HP 950 4K

Con posibilidad de retransmitir en 1080p o 4K y un amplísimo campo de visión de 103º. De mano de la reconocida marca HP, podrás disfrutar de distintas opciones y ajustes a través de software, incluso el FOV. Lo más novedoso de este modelo es que incluye tecnología de enfoque facial a través de inteligencia artificial. ¡Estate siempre enfocado, o añade los filtros que quieras!

HP 950 4K

Asimismo, incluye un sistema de ajuste automático de la iluminación y un micrófono, así como zoom digital 1x. Su precio en PcComponentes roza los 150 euros de oferta.

OBSBOT 4K

Llegamos al culmen de este artículo con una de las mejores webcams que podemos encontrar en la actualidad, la de OBSBOT, el modelo Tiny PTZ a 4K. Si estás buscando una cámara profesional de streaming, acertarás con este modelo sí o sí. ¿Qué incluye?

Webcam OBSBot

Pues más allá de la resolución 4K y los mejores detalles posibles, tiene un tamaño minúsculo en el que integra un sensor de Sony, capaz de presentar un vídeo nítido incluso con zoom. Tiene un algoritmo de inteligencia artificial para hacer seguimiento corporal y facial en todo momento, así como control de gestos: con solo dos gestos con la mano izquierda o derecha podrás activar distintas opciones como el zoom.

No solo admite 4K, sino también UHD, HDR y exposición automática. Además de un sistema de audio omnidireccional dual con reducción de ruido. Hazte con ella por unos 260 euros aproximadamente.

Nuestra recomendación más sincera: mejores webcams

Ahora nos preguntarás el modelo que más nos interesa: no tenemos duda de ello. Nos quedaríamos con la HP 950 4K, con todo tipo de tecnologías y al mejor precio posible. Ideal para transmitir videollamadas o incluso en streaming. Además su visión es de unos 103º, por lo que te permitirá enfocar ampliamente no solo tu cara, sino tu habitación. En general, una excelente calidad-precio.

Por otro lado, si estás buscando algo superior en prestaciones y diseño, o si estás pensando en empezar en el mundo gaming… En ese caso te recomendamos el último modelo de la selección: la de OBSBOT. Una cámara con resolución 4K, con la que podrás grabar prácticamente cualquier mínimo detalle en tu pantalla o habitación.

¡Sé el primero en comentar!