Elige la mejor cámara de fotos instantánea: tipos y consejos

Elige la mejor cámara de fotos instantánea: tipos y consejos

Roberto Adeva

Aunque la era digital en la que vivimos ha hecho que el mundo de la fotografía ofrezca nuevas y múltiples opciones, todavía hay muchos que tienen nostalgia de las fotos en papel. Y es que hoy en día, imprimimos un bajo porcentaje de todas las fotos que realizamos. Esto hace que muchos recuerdos los perdamos. Esto ha hecho que muchas personas muestren especial interés por comprar una cámara de fotos instantánea y así poder sacar el papel cualquier foto tomada al momento. Si estás pensando comprar una pero no estás muy puesto en este tipo de cámaras, te mostramos a continuación qué son, los tipos que hay y qué debes de tener en cuenta a la hora de elegir una. Además, te recomendamos algunos modelos muy interesantes.

Cuando hablamos de este tipo de cámaras, seguro que mucha gente se le viene a la cabeza el fabricante Polaroid, ya que fue quien las dio a conocer. Toda una innovación cuando la tecnología digital de hoy en día todavía no existía y que marcó un antes y un después en el mundo de la fotografía, dejando atrás esas largas esperas para poder ver nuestras fotos hasta que los carretes no eran revelados.

Qué son las cámaras instantáneas y qué tipos hay

Como su propio nombre indica, son las cámaras que nos permiten hacer fotos e imprimirlas en ese mismo instante. Es decir, es la propia cámara la que después de tomar la foto, se comporta como si tuviera un laboratorio de revelado o impresión que hace que en muy poco tiempo podamos tener la instantánea impresa en papel.

Dicho esto, podemos distinguir dos tipos de cámaras instantáneas:

  • Analógicas: Son las que utilizan el papel de revelado similar al de toda la vida. En el momento que hacemos una foto, el papel se expone a la luz a través del objetivo en el momento que apretamos el obturador para capturar la imagen. Una vez hecho esto y antes de que nos salga la foto, este papel pasa por unos rodillos que esparcen ciertos químicos para provocar su revelado y a continuación, la cámara expulsa el papel por la abertura correspondiente, ¡como por arte de magia!
  • Digitales: En este caso, hacen uso de papel con tecnología Zink, un papel formado por tres capas de color y una capa protectora que reaccionan mediante la aplicación de calor para plasmar la imagen capturada a todo color.
  • Híbridas: Podemos encontrar algunos modelos que mezclan el mundo digital con el analógico.
  • Además de su funcionamiento, hay otra característica que diferencia las cámaras de fotos instantáneas digitales de las analógicas. Mientras que en las analógicas se revela lo que acabamos de capturar, en las digitales podemos realizar una vista previa para elegir cuál de todas las instantáneas queremos imprimir y cuándo lo queremos hacer. Incluso muchos modelos permiten editar las fotos antes de sacarlas en papel.

    polaroid cámara de fotos instantánea

    En qué debes fijarte a la hora de comprar una cámara

    Hay varios aspectos que debemos tener en cuenta antes de decantarnos por un modelo u otro, como son:

    • Tipo: Si has llegado hasta aquí, seguramente ya tengas decidido el tipo de cámara que buscas. Sin duda, los modelos digitales son los más demandados.
    • Dimensiones: Teniendo en cuenta que es una cámara que vamos a tener que llevar de un lado para otro para poder capturar nuestros mejores recuerdos y momentos, es importante fijarse en el tamaño y el peso para que nos resulte lo más cómoda de llevar posible.
    • Tamaño al que es capaz de imprimir: Una característica muy importante que debemos revisar es el tamaño que nos ofrece de la fotografía. Algunos modelos pueden sacar fotos en un tamaño demasiado pequeño.
    • Control de la exposición. La exposición es el nivel de luz que entra por la lente de la cámara, y que resultará en una foto con más o menos brillo. Podríamos decir que es el ISO de las cámaras instantáneas. Si quieres que tu foto salga correctamente, sin mucho ni poco brillo, que cuente con este extra.
    • Auto focus. Una opción de lo más versátil es el famoso auto enfoque o auto focus, como en las cámaras modernas. Hace unos años era impensable optar por tener esto en una cámara instantánea analógica, pero los tiempos han avanzado, y muchos modelos lo incluyen ya. Con el auto focus no tendrás que manejar nada de fotografía para que la foto tenga un resultado nítido y bien enfocado.
    • Papel: Tanto el tipo de papel como el coste del mismo y la posibilidad de encontrar repuestos fácilmente es otro detalle que debemos comprobar bien antes de comprar cualquier cámara de fotos instantánea.
    • Conectividad: Algunos modelos disponen de conectividad Bluetooth, lo que nos facilitan su sincronización con el móvil. De esta forma, es posible aplicar filtros, alternar entre diferentes modos o realizar algunos retoques a nuestras fotos.
    • Batería y autonomía: Es interesante saber si el modelo en el que estamos interesados utiliza pilas o tiene una batería recargable integrada, así como la autonomía que nos ofrece.
    • Funciones extra:  Aunque algunos modelos pueden ser bastante básicos, podemos encontrar algunos con funciones avanzadas propias de cámaras de fotos que no son instantáneas. Si tienes algunos conocimientos en fotografía y quieres dar rienda suelta a tu vena creativa, no dudes en buscar un modelo que te ofrezca todas esas funciones que buscas.
    • Marca: Cobra especial relevancia la marca por la que optaremos. En este sentido, no será muy recomendable optar por marcas blancas o de poca experiencia en el mundo. Habitualmente encontramos a Polaroid, Fujifilm con sus Instax y Leica. Las diferencias entre unas y otras son visibles, pero si salimos de esas marcas, el resultado más probable será encontrarnos con errores continuos y fotos mal hechas.
    • Precio: Por supuesto, el presupuesto que tengamos también es un dato fundamental. Por suerte, hoy en día podemos encontrar un montón de modelos de cámaras de fotos instantáneas por debajo de los 200 euros.

    La lente en las cámaras instantáneas

    La lente es donde radica toda la fotografía. Como es habitual, cada marca incorpora un tipo de lente para sus cámaras, de tal forma que varía el precio de la misma, a la par que varía la resolución final de la fotografía. No solo debes fijarte en la marca o la calidad, sino que existen diferentes tipos de objetivos en función de los diferentes fines u objetos de la fotografía.

    No es lo mismo si quieres fotografiar paisajes, si quieres fotografiar retratos o si lo que buscas es algo mucho más detallado. En el caso de hacer fotos al aire libre y buscar una composición más bien paisajística, un gran angular podría venirte bien, así como si lo que buscas es una sensación de espacio en entornos cerrados, como por ejemplo para realizar fotografías de un piso o estancia.

    Si lo que buscas son los retratos, un objetivo de 50 milímetros no puede faltar en tu equipo. El objetivo de 50 milímetros es detallado, con efecto de profundidad y muy luminoso, ideal para captar todos los detalles en tus retratos, así como rasgos y detalles de la piel.

    Sin embargo, si quieres ir aún más al detalle y enfocar aquellos objetos o primeros planos de objetos, animales o detalles mucho más pequeños que un objetivo normal no sería capaz de enfocar, lo que necesitas es un macro. Por último, para detalles u elementos situados a larga distancia, necesitarás un teleobjetivo para conseguir enfocarlos sin problema. ¡Elige la lente u objetivo que más te convenga en función de las fotografías que quieras realizar!

    La película de la cámara: tipos y cómo cambiarla

    Como puedes imaginar, la calidad final de la foto, mucho más allá de la lente con la que cuente la cámara, depende de la película en la que se estampa esa fotografía que se ha tomado. Es de vital importancia fijarse sobremanera en el tipo de película por el que optamos. Si compras una película insuficiente, la calidad será nefasta (es obvio, ¿no?).

    Pero, ¿de qué depende esto? Estas películas están formadas por varias capas de agentes químicos que replican los colores de la lente en el papel. Por eso, cuando compras una película has de tener en cuenta el ISO que se especifica. El ISO, igual que en las cámaras, determina la sensibilidad a la exposición de la luz exterior. ¡Que sea de 800!

    Como los alimentos, también cuentan con una fecha de caducidad, ya que cuenta con agentes químicos que caducan. Así que especial atención a ese detalle.

    Asimismo, cada gran marca tiene su propia película y compatibilidad con ella. Por ejemplo, Polaroid tiene su propia gama de películas, como las 600, que tienen compatibilidad con un número limitado de modelos; así como Fujifilm tiene unas cuantas para sus Instax. En cada modelo de película se especifica el modelo concreto de cámara con el que son compatibles. Pero ¿cómo se instalan?

    1. En la mayoría de los modelos, hay que levantar la tapa del cartucho, que es fácilmente visible.
    2. Se encuentran alojadas en un cajón, que habrá que retirar hacia abajo u horizontalmente.
    3. Hay que quitar la película antigua e introducir la nueva, fijándote muy bien en la dirección que te señala la caja.
    4. Vuelve a cerrar el cajón y el cartucho, para luego fijarte en el número de tiros restantes.

    Cámaras instantáneas analógicas: ¡viva lo clásico!

    En esta segunda parte de la guía ya saltamos a los productos que te recomendamos comprar, y que son más fiables. Empezamos con aquellos modelos analógicos, siguiendo la tradición y el estilo clásico de estas cámaras. ¡No te arrepentirás!

    RETO Ultra Wide & Slim

    Hablamos de una cámara analógica, un nuevo modelo de la cámara «Vivitar Ultra-Wide Slim», que se caracteriza por ser muy fina, ligera y pesar sólo 68.8 gramos. Cuenta con un objetivo gran angular de 22 mm, compatible con todo tipo de películas de 35 mm, lo que lo hace ideal para fotografía callejera.

    RETO Ultra Wide & Slim

    Es super rápida de usar, pues ni siquiera debemos centrarnos en enfocar, basta con saber exponer. La tenemos disponible en diferentes colores como gris, crema, amarillo, azul y rosa y su precio de venta es de unos 40 €.

    instax Mini 11 cámara

    La selección comienza con esta instax Mini 11. Nos atreveríamos a decir que es uno de los modelos más extendidos en todo el mercado, tanto por su precio como por sus buenas prestaciones (¿a quién no le gusta que sea barata y eficiente?). La puedes elegir en una amplia gama de colores. Es de los últimos modelos más compactos de la prestigiosa Fujifilm, con lente Fujinon-instax para fotos nítidas y de buena resolución.

    Fujifilm Instax 11

    Incluso incorpora una lente para selfies con primeros planos; tiras del borde frontal de la lente hacia ti y aparecerá una lente selfie, para verte reflejado o reflejada y hacerte fotos. Su manejo es de lo más sencillo, con exposición automática hasta en los fondos más oscuros para fotos nítidas, sin necesidad de regular nada.

    Dispone de un diseño cuidado, con una compuerta trasera para introducir la película; es altamente personalizable. Su precio es de unos 79 euros en Amazon, aunque es posible encontrarla de oferta habitualmente.

    Polaroid OneStep+

    Un paso por encima del resto, como bien puedes deducir bien a través de su nombre, esta Polaroid OneStep+. Además de hacer fotos de forma analógica, destaca por llevar Bluetooth para desbloquear hasta siete herramientas creativas y poner filtros a las fotos como pintura ligera, modo manual, y muchos más.

    Cuenta con un sensor para detectar los distintos tipos de fotografía como retratos o lentes de paisaje, ideal para hacer primeros planos de todo lo que quieras fotografiar. Ofrece detalles más finos y claridad y la capacidad de disparar desde una distancia de hasta 30 cm.

    Polaroid OneStep+

    Tambien cuenta con doble exposición para capturar dos escenas en un solo cuadro. A través de la aplicación para el móvil podrás disponer de un escáner para fotografías, y pasarlas a cualquier formato rápidamente.

    Entre otras opciones, incluye auto temporizador; disparador remoto; disparador de ruido; modo manual y opción de guardar en frío y disparar a temperatura ambiente. Una de las analógicas más completas por un precio comedido: unos 160 euros. ¡Calidad Polaroid!

    Polaroid Now

    Seguimos de la mano de Polaroid con este modelo algo más comedido en prestaciones, con un diseño muy clásico, siguiendo la tradicional primera cámara instantánea de la marca. Este modelo Now tiene un nuevo y mejorado auto focus para enfocar automáticamente todo lo que ves, sin necesidad de ajuste manual. ¿El resultado? Fotos nítidas y enfocadas.

    Su lente te permitirá disparar con colores vivos y nítidos, con una exposición de doble enmarque, además de contar con temporizador automático y un flash preciso para las condiciones lumínicas más lúgubres. Tiene un contador de fotos en pantalla para saber cuántos disparos te quedan.

    La lente doble y el autoenfoque son, sin duda, los fuertes de esta cámara, que te ofrecerá fotos de lo más nítidas, con un flash también mejorado. Su precio es de unos 120 euros aproximadamente.

    FujiFilm Instax Mini 40

    ¿Te gusta lo clásico? Entonces te gustará esta Instax Mini 40. un modelo lleno de actitud, con todas las novedades del presente pero ese estilo tan clásico y vintage. Utiliza funciones de acción rápida, con lente para selfies incorporada incluso, y una velocidad de obturación y brillo automáticos. ¡Seguro que las clásicas no contaban con eso!

    Instax Mini 40

    Pero no es todo. Además, cuenta con una película instantánea de alta calidad. Atemporal y épica. Y esto es solo la silueta. Con detalles plateados de primera calidad, la textura negra de lujo es sensacional al tacto, lo que lleva al mini 40 a una liga propia. ¿No es hora ya de que te manifiestes? Te puedes hacer con ella en PcComponentes por unos 115 euros.

    Lomography

    Por último, un modelo de lo más profesional para las fotos más provocadoras. Si la ves, pensarás que es una cámara fabricada en la década de los 90… Pero nada más allá de la realidad, es de lo más actualizada. Cuenta con lentes integrades con distancia focal de 35 mm, lentes de gran angular con visión de 90º y lentes tipo fisheye para efectos circulares de 170º.

    Lomography

    Es de lo más compacta y portátil, para llevar de forma práctica a cualquier lugar, disponible en diversos colores. Crea fotos del tamaño de una tarjeta de crédito; combinando el efecto que quieras, con largas exposiciones y geles de color. Su precio ronda los 150 euros.

    Modelos digitales: rápidos y fiables

    Si te gusta lo clásico, pero quieres actualizarte a los últimos modelos, algo más fiables y que te garantizarán una foto de locura, sin lugar a la improvisación, entonces deberías echar un ojo a estos modelos:

    Kodak Printomatic

    Lejos de esa forma clásica de las primeras cámaras, una de lo más actualizada es esta de Kodak, la Printomatic. Apunta y dispara gracias a un sensor de 5 megapíxeles con lente gran angular 1:2. Podrás tomar fotos incluso mientras imprimes la anterior, para no perder de vista ningún detalle ni escena.

    Kodak Printomatic imagen promocional

    Esta cámara imprime instantáneamente fotos en 2×3 pulgadas papel fotográfico Zink Kodak. No requiere tinta, tóner ni cartucho de película. Tiene zoom óptico 1x, y fácil de llevar a cualquier parte. Además podrás ampliar su almacenamiento con una micro SD. Nos preguntarás por su precio, y realmente merece la pena: unos 60 euros.

    Fujifilm Instax Mini LiPlay

    Este modelo destaca por ser una cámara híbrida con pantalla. Se trata del modelo más pequeño de toda la gama de Instax, literalmente. La LiPlay tiene un peso de solo 255 gramos, ¡es todo un prodigio! Y sobre todo en lo que a calidad de la foto se refiere.

    Instax Liplay

    Dispone de una función de impresión con foto y sonido, que te permite reproducir la música al leer un código QR, o bien imprimir la imagen directamente. También te permite seleccionar distintas fotos para imprimir.

    Si la conectas a tu smartphone te permitirá imprimir todas las fotos rápida y cómodamente mediante Bluetooth. El color de la misma es blanco, con una función de micrófono para grabar incluso. El precio es de unos 140 euros aproximadamente.

    Canon Zoemini C

    Un modelo que no podía faltar en nuestra selección es este de Canon. ¿Por qué? Porque es una de las mejores marcas en lo que a fotografía se refiere. La Zoemini C es una de las más profesionales en el apartado de las cámaras instantáneas.

    Zoemini C

    Dispone de una función espejo en la parte frontal que te permitirá hacer diversas poses mientras imprimes tus selfies. Te permitirá una impresión casi instantánea, sin tinta gracias a la tecnología zink. ¿Resultado? Fotos anti manchas, irrompibles, resistentes al agua y con adhesivo para poder pegarlas en cualquier parte.

    Es tu compañera de viaje perfecta, compacta y de lo más ligera. Además es de un llamativo color amarillo y en el apartado diseño es una de las más bonitas con su gran lente centrada. El precio de la misma es de algo menos de 140 euros aproximadamente.

    Fujifilm Instax Square SQ1

    Asaltamos la gama de las cámaras instantáneas digitales con este modelo de Fujifilm Instax y su peculiar forma redondeada. Es funcional y te permitirá tomar fotos sin mucho esfuerzo y grandes posibilidades. Dispone de un modo selfie y modo espejo para verte retratado, que se activa girando la lente hacia la posición «selfie«. Es fácil de utilizar, simplemente enfocando y disparando.

    Fujifilm Instax Square SQ1

    Cuenta con exposición automática, con sensores que calculan la luz del entorno y ajuste automáticamente la velocidad de la toma y la intensidad del flash. Tiene una relación de aspecto 1:1, siguiendo el formato de las fotos instantáneas. Su precio es de 125 euros.

    Kodak Step Touch cámara instantánea

    Si buscas una digital ultra compacta y que te permita sacar fotos impresas en cuestión de segundos, con una fiabilidad pasmosa, entonces no deberías buscar más: esta Kodak cumple con todo lo que pides; permite hacer, editar e imprimir fotografías en color.

    KODAK Step Touch

    Además, equipa una pantalla de 3.5 pulgadas, con una resolución de 13 megapíxeles, con opciones tan interesantes y completas como el zoom óptico, pantalla dividida, flash emergente, temporizador automático; grabadora de vídeo HD e impresora.

    No utiliza nada de tinta para la impresión, y te permite conectar la cámara a cualquier dispositivo para editar y enviar fotografías. El precio de esta Kodak es de unos 150 euros.

    Kodak C300R Mini Shot 3

    Otra de las compactas que permiten impresión es la famosa Kodak C300R. De hecho, te permitirá la opción de hacer foto e imprimirlo o no hacerlo, a diferencia del resto de cámaras de este tipo. Permite igual conexión a cualquier dispositivo igual que el anterior.

    Kodak C300R

    La impresora de fotos KODAK Mini Shot 3 Retro permite imprimir fotos con borde y sin borde. Permite hacer hasta 68 fotos con formato cuadrado de 76×76 mm, compatible tanto con iOS y con Android. Su precio es de 150 euros.

    Polaroid Snap Touch: cámara moderna

    Acabamos la selección con esta Polaroid Snap Touch, una cámara digital con impresión instantánea y una pequeña pantalla LCD con tecnología Zero Zink. Podrás hacer fotos de manera rápida y divertida, encuadrando la foto con la pantalla táctil, y presionando el obturador para capturar la imagen y luego imprimirla rápidamente.

    Polaroid Snap Touch

    Tiene 13 megapíxeles, con una lente de 3.4 mm para capturar cada detalle sin necesidad de película ni tóner. También funciona como una cámara de vídeo, por lo que grabar vídeo en HD 1080 p/720 p. Además, la tecnología de impresión ZINK ZERO INK elimina la necesidad de tinta y tóner.

    Tiene aplicación móvil gratuita para traspasar las fotos y ponerlas filtros o lo que necesites. Su precio es de 180 euros.

    Kodak Smile Classic

    Se trata de una cámara que destaca por su diseño capaz de compaginar un aspecto retro y antiguo con la tecnología más moderna y avanzada. Podremos capturar recuerdos y tenerlo en la palma de nuestra mano en cuestión minutos ya que incluye su propia impresora incorporada para conseguir un estilo vintage en nuestras instantáneas. Podemos imprimir a tamaño completo, abarcando todo el marco a tamaño 8 x 10 cm.

    Kodak Smile Classic

    La cámara cuenta con diversas funciones avanzadas para conseguir fotos de gran calidad. Se puede conectar con terminales de Android y iOS, dispone de un visor óptico, un temporizador de 10 segundos y y flash estroboscópico automático que nos permite apuntar y disparar. Además, podremos almacenar imágenes que no queremos imprimir de inmediato y guardarlas para más adelante. Gracias a ranura para tarjeta MicroSD podremos descargar y guardar las fotos en nuestro ordenador. Su precio ronda los 180 €.

    La recomendación de Topes de Gama

    Bien, ¿y ahora? ¿Con cuál te quedas? Si la indecisión se ha apoderado de ti, déjanos recomendarte algunos de los mejores modelos que consideramos que merecen la pena. En primer lugar, en el apartado de las cámaras analógicas, no hay duda de que Polaroid se lleva la palma con la OneStep+, un modelo con todas las tecnologías como auto enfoque, películas de calidad y ese diseño tan clásico y retro. En cuanto a cámaras digitales, nuestra opción va para la Kodak C300R, por sus infinitas posibilidades.

¡Sé el primero en comentar!