Al comprar una barra de sonido, debes fijarte en esto

Si queremos convertir nuestro hogar en una auténtica sala de cine, necesitaremos una Smart TV de grandes dimensiones con una gran calidad de imagen. Pero si queremos una experiencia de lo más completa, necesitaremos de una barra de sonido que nos permita mejorar el sonido tan pobre que suelen ofrecer las televisiones. Es por ello que nos hayamos decidido lanzarnos por una barra de sonido y puede que no sepamos por dónde empezar. En esta guía completa vamos a conocer todo lo que debemos saber para encontrar la barra adecuada para cada usuario.

En el mercado vamos a encontrar un amplio abanico de barras de sonido, con todo tipo de características y precios para elegir, por lo que posiblemente no sepamos por dónde empezar y qué criterios tener en cuenta a la hora de buscar. De hecho, hablamos de dispositivos con muchas características, que si diseño, potencia, conectividad… que puede llegar a sobrepasarnos. Por ello, en Topes de Gama os vamos a descubrir las claves que debemos conocer para poder elegir la barra de sonido perfecta para convertir nuestro salón en todo un cine en casa.

Diferencias entre barra de sonido, soundbase y home cinema

Antes de sacar la tarjeta para comprar una barra de sonido es importante estar seguro de que estamos ante el producto deseado. Pues, aunque puede ser una gran opción, quizás no conozcamos otras posibles soluciones para mejorar el sonido de nuestra televisión como puede ser un soundbase o un home cinema.

Y es que si tenemos un salón con muebles pequeños es posible que nos pueda interesar un soundbase ya que ocupa bastante menos que una barra. O bien, puede ocurrir que el salón sea muy grande y una barra de sonido se nos quede algo corta. En este caso, podemos optar por un completo home cinema para conseguir un sonido envolvente real con un sistema de 5 o 7 altavoces y el subwoofer. Si bien en su contra, cabe señalar que para su correcto montaje vamos a necesitar tirar muchos cables por el salón. Así que, salvo que lo hagamos bien, la estética de la habitación puede empeorar considerablemente.

Soundbase

Y es que las barras de sonido se posicionan en el mercado como una solución intermedia entre una soundbase y un home cinema, por lo que suele ser la solución ideal en la mayoría de los casos. En cuanto al tamaño, cada vez encontramos barras y subwoofer más pequeños. Estos son lo suficientemente potentes para conseguir un sonido alto y claro y ofrecen compatibilidad con las principales tecnologías de audio. Además, son super fáciles tanto de instalar, como de poner en marcha y manejar, de ahí que se haya convertido en la opción preferida para muchos usuarios.

logitech z906 home cinema 5.1

¿Por qué comprarla?

Como hemos comentado, los televisores actuales pueden ofrecer una gran calidad de imagen, pero, por el contrario, suelen flaquear en el apartado del sonido. Para poder mejorarlo sería necesario cambiar su estética, con marcos más grandes, gruesos y antiestéticos, lo cual va en contra de la tendencia del mercado y de lo que buscan, por lo general, los consumidores.

Esto hace que, para poder mejorar la calidad del sonido, compaginándolo con la estética, la mejor opción pasa por la adquisición de una barra de sonido. Los hay de muchos tipos y precios, y por lo general suelen ser discretas, compactas, elegantes y muy potentes, por lo que seguramente hay alguna que se puede adaptar a la calidad sonora que buscamos y la estética de nuestro salón.

barras de sonido

Estas barras pueden integrar varios altavoces y las tecnologías necesarias para conseguir una mejora notable con respecto a la calidad de sonido del televisor. Permiten mejorar la nitidez y los detalles de todas las frecuencias, destacando por su claridad y la capacidad de emitir un sonido envolvente. Además, se pueden colgar en la pared o dejarlas debajo de la TV.

Factores diferenciales

Si tenemos claro que queremos mejorar la calidad de sonido de nuestra TV con una barra de sonido, debemos de tener en cuenta una serie de factores diferenciales como los que os detallamos a continuación.

Tamaño y peso

El tamaño de la barra va a ser un factor importante, sobre todo porque va a depender del espacio libre que tengamos para colocarla. Es posible encontrar barras que van desde los 500 a los 1000 mm de largo y pesan entre 4 y 6 kilos. Lo ideal es que su tamaño vaya acorde con el de nuestro televisor. Por ejemplo, si nuestra tele es de 40 pulgadas, equivale a unos 101 cm, por lo que una barra de 700 u 800 mm puede ser suficiente.

Diseños

Otro factor importante es el diseño, pues debe encajar a la perfección con el estilo de nuestro salón. Por ello debemos saber que podemos encontrar barras con diferentes estilos y diseños. Ya sean rectangulares, redondas o hexagonales, siempre vamos a poder encontrar el diseño que mejor se adapte a la estética del conjunto. Además, podremos colocarla debajo de la TV, colgada en la pared o encima de un mueble para que siempre pueda encajar de la mejor manera posible.

Calidad del audio

También conviene tener en cuenta la capacidad de la barra para poder procesar diferentes formatos de sonido envolvente, así como sonido comprimido y sin pérdida de calidad. Aquí podemos encontrar desde compatibilidad con Dolby Digital en las opciones más baratas, como con Dolby TrueHD, DTS-HD, 3D o Dolby Atmos en los sistemas de sonidos más avanzados. Además, si vamos a usar la barra para escuchar música es importante que sea capaz de reproducir sonido sin perdida como por ejemplo el formato FLAC.

Altavoces

Este no es un factor clave, sino también determinante. Las barras son capaces de ofrecer diferentes sistemas de sonido. Desde un simple 2.0 en las más económicas, hasta otras con salida multicanal con sistemas 2.1 y 5.1. En casos más concreto y avanzados incluso podemos encontrar sistemas 7.1 y 9.1 para conseguir un sonido envolvente. Además, pueden incluir como complemente un subwoofer para mejorar la experiencia con los graves.

Potencia y consumo

Otro punto importante es el relacionado con la potencia que es capaz de proporcionar la barra. Esto va a depender también del espacio que tengamos, pues no es muy recomendable usar mucha potencia en espacios pequeños. Por lo general en las barras usaremos un volumen bajo, sobre el 20 o 30% del volumen habitual, por lo que no tiene sentido que sea muy potente para luego usarlo a baja potencia.

Es posible encontrar barras con potencia muy dispares, desde los 70 W RMS a los 700 W RMS. Pero tampoco debemos dejarnos engañar por los números, sobre todo en las barras más económicas. Y es que suelen inflar la potencia para darle un mayor valor, pero, a cambio de distorsionar el sonido en el momento que nos acercamos a las cifras que nos ofrecen, por lo que se puede volver una tortura. Para un salón medio de unos 15 m2, sí que es conveniente que al menos tenga unos 100 W RMS en total. Por encima, y hasta los 25 m2, mejor optar por una de 200 a 300 W.

Por último, hay que indicar que mayor potencia, mayor será su consumo eléctrico, por lo que abusar de ello, puede hacer disparar la factura eléctrica. Lo normal es que consuman entre 50 y 200 vatios en función de la potencia. Incluso en modo espera, el consumo es bajo y puede oscilar entre los 0.3 y 6 vatios.

Conexiones

La conectividad es un factor que ha ido ganando importancia con el tiempo en las barras de sonido, ya que lo habitual es que cuenten con conexiones inalámbricas como WiFi y Bluetooth. Lo ideal es que contenga las conexiones justas que vamos a necesitar. Por ejemplo, para conectarlo con la TV, lo mejor es que cuente con HDMI con ARC para que puedan combinar información entre sí. La entrada óptica también es una buena opción y suele ser la elegida por los más sibaritas del sonido.

Sin embargo, conectar la barra con la tele mediante Bluetooth no es una buena idea, ya que es posible que perdamos tanto calidad como estabilidad. Este tipo de conexión es ideal para vincularla con el móvil y aprovechar para reproducir música aprovechando su potencia y calidad de sonido, haciéndola ideal para fiestas. También es ideal para conectar auriculares inalámbricos. Y ya en el caso de que queramos ir un paso más allá, el WiFi nos puede servir para crear un sistema multiroom.

Barra sonido Bluetooth

Otras conexiones que podemos encontrar son, el puerto USB y la entrada de jack de 3.5 mm. El primero nos puede servir para conectar un pendrive y reproducir música, mientras que el segundo nos permite conectar nuestros auriculares alámbricos para disfrutar de una gran calidad de sonido sin molestar a otras personas.

¿Dónde la colocamos?

Una vez hemos comprobado los diferentes factores diferenciales de una barra de sonido, ahora toca plantearse dónde la vamos a colocar. Para ello debemos tener en cuenta factores tan importante como el tamaño del salón, los elementos que se encuentran en ella y la distancia de visionado.

Tamaño de la estancia

Las barras de sonido funcionan haciendo rebotar el sonido en las paredes, el tamaño de la sala es un factor importante. Si hay mucha distancia entre la barra, las paredes y los oyentes seguramente tendremos un sonido menos contundente. En caso de que haya poca distancia, es posible que el sonido llega a distorsionarse o mezclar diferentes canales. Por lo general, en las propias especificaciones que encontramos en la propia barra, nos debe informar sobre el tamaño ideal de la sala para la que está recomendada la barra.

Distancia óptima

Puesto que el sonido de la barra de sonido rebota en las paredes, es evidente que la distancia entre ambos también juega un papel importante a la hora de aprovechar la máxima calidad de audio. La distancia entre el lugar donde está situada la barra de sonido a las paredes laterales debería ser, en el caso ideal, igual de grande a ambos lados, de modo que la barra de sonido se encuentre centrada en la habitación. Las distancias óptimas entre la barra de sonido y las paredes deben ser entre 1 y 5 metros.

Elementos de la sala

Otro aspecto importante es la cantidad de elementos que se encuentren en la sala. Lo ideal es que no haya objetos entre la barra de sonido y las paredes laterales y el techo de la estancia. Esto se debe a que pueden llegar a bloquear el sonido o que tengan un fuerte efecto de absorción acústica, como los muebles, estantes, cortinas, macetas, etc.

La distancia entre la barra de sonido y el techo debe ser de entre 1 y 5 metros, pero no mayor de 5 metros. El techo debe ser plano y horizontal, no un techo inclinado o abovedado. Además, la barra debe colocarse siempre debajo del televisor, ya sea colgada en la pared o en un mueble, pero siempre debajo. La distancia de la barra de sonido al televisor debe ser de 10 cm como mínimo. Y el asiento debe estar centrado delante de la barra de sonido y guardar una distancia mínima de 2 m a la barra de sonido.

Marcas populares

Una vez que hemos visto las características de una barra de sonido que debemos tener en cuenta, así como dónde colocarla, ahora nos vamos a centrar en cuáles son las principales marcas, que también puede llegar a convertirse en un factor diferencial, sobre todo si tenemos una mejor o peor experiencia con una que con otra.

Yamaha

Sin duda una de las grandes marcas relacionadas con el sonido. Cuenta con barras de sonido de diferentes calidades y precios. Podemos encontrar barras con sistemas 2.0 económicas con sonido Sorround 3D virtual y subwoofer integrado, hasta modelos más avanzados con compatibilidad con DTS Virtual:X, subwoofers inalámbricos, compatibilidad por voz con Alexa y sistema de sonido de hasta 7.1.2 canales. Por lo general, disponen de diseños sencillos y elegantes.

barra de sonido yamaha

Sennheiser

La reconocida marca Sennheiser se ha posicionado desde hace varios años como uno de los mejores fabricantes del mercado relacionados con el sonido. Su calidad es reconocida en todos los ámbitos del mundo del audio y se usan en todo tipo de estudios de grabación. Aunque se encuentra especializada en audio profesional también cuenta con una buena variedad de productos dentro del ámbito doméstico. Especialmente, se enfoca en la gama media y alta, ofreciendo compatibilidad con los mayores estándares de sonido del mercado.

Bose

Otra de las marcas más prestigiosas del mercado las encontramos en Bose, especialista en todo tipo de dispositivos relacionados con el audio, entre las que podemos encontrar las barras de sonido. Por lo general, suelen trabajar la gama media/alta y alta, por lo que no se tratan de dispositivos económicos, pero sí incorporan la calidad que uno puede esperar al comprar un producto de esta marca. Sus diseños son muy elegantes, compactos y muy premium.

Sony

La firma nipona es todo un referente cuando hablamos de electrónica de consumo pues es capaz de abarcar con aciertos diferentes campos, entre ellos el del audio con auriculares, altavoces y barras de sonido. Es posible encontrar productos de gama media o gama alta, ya que podemos encontrar dispositivos a partir de los 200 € y en los casos más extremos sobrepasando los 1200 €. Sus barras suelen contar con al menos un sistema 2.1, alcanzando también el 7.1 y es compatible con sistemas de sonido como Dolby Atmos y DTS:X.

barra de sonido sony con subwoofer en oferta

JBL

Otra marca especializada en sonido es JBL, por lo que no pueden faltar en su catálogo productos como las barras de sonido. Éstas se caracterizan por ser fáciles de usar y de conectar a nuestro televisor con un solo cable óptico u HDMI. También podemos usarlos para transmitir música desde el teléfono mediante Bluetooth o Wi-Fi gracias a compatibilidad con Chromecast, Airplay y Alexa MRM incorporados. Las tecnologías como Dolby Atmos, Dolby Digital y JBL Surround Sound con Tecnología de Sonido MultiBeam son capaces de brindarnos una experiencia cinematográfica real a nuestro hogar, haciendo que todo lo que veamos o escuchemos sea más épico, más emocionante y potente. Sus dispositivos parten de entorno a los 200 € y pueden llegar a costar hasta 1000 en las opciones más avanzadas.

LG

La empresa coreana también es líder dentro del campo de la electrónica de consumo, siendo capaz de ofrecer productos para todo tipo de usuarios. Con sus barras de sonidos podremos extender el sistema de altavoces de nuestro televisor y disfrutar de una mejor calidad de sonido. Cuenta con dispositivos de todas las gamas y precios para que podamos encontrar la que mejor se adapta a nuestras necesidades. Podemos encontrar barras que empiezan en los 100 € hasta modelos más avanzados que alcanzan los 800 €, ofreciendo compatibilidad con las tecnologías de sonido más avanzadas.

Comprando una barra de sonido online

Una vez que conocemos todo lo que debemos saber a la hora de elegir nuestra barra de sonido ideal, llega la hora de comprarla. Para ello también debemos tener diferentes factores de compra como la variedad de precios según la tienda en la que miremos, las opiniones de los compradores, la posibilidad de compra una barra de segunda mano o de años pasados, y las mejores épocas para obtenerla al precio más económico.

Variedad de precios

Debemos saber que, aunque todas las barras de sonido cuentan con un PVP establecido por la marca, este puede variar en función de la tienda que lo venda. En Internet podemos encontrar todo tipo de tiendas fiables como Amazon, El Corte Inglés, Worten o PcComponentes, por poner algunos ejemplos. Si miramos en ellas seguramente comprobaremos como el precio puede variar significativamente entre unas y otras, por lo que es bueno mirar y comparar previamente para asegurarnos de que la vamos a comprar a un buen precio.

Todo tipo de opiniones

Leer las opiniones de otros compradores siempre puede convertirse en uno de los puntos más importantes previos a la compra. Y es que por muy buenas especificaciones que tenga un producto o referencias de su marca, es posible que no salga tan buena como esperamos, por lo que conocer qué opinan aquellos que ya la tienen puede ayudarnos a decidirnos. En páginas como Amazon o PcComponentes es posible encontrar un buen número de opiniones que siempre conviene repasar para evitar malas sorpresas.

Barra de sonido LG

¿Barras de sonido usadas?

Si nos estamos planteando la posibilidad de comprar una barra de sonido de segunda mano, esto puede ser una buena opción para ahorrarnos unos euros con respecto a su precio siendo nuevo o bien con el mismo presupuesto poder optar por un modelo superior. Si la compra es a un particular debemos asegurarnos de que se encuentra en buen estado, funciona la perfección y que cuenta con factura para que la podamos usar como garantía ante cualquier problema.

Además, hay páginas como Amazon o Ebay que venden barras de sonidos como reacondicionadas, y también pueden puede ser una gran opción, ya que son productos que han sido revisados y deben funcionar a la perfección como un producto nuevo, salvo algún rasgo estético insignificante que merezca por el ahorro.

¿Actuales o de otros años?

Las barras de sonido no son unos productos que se devalúen con los años, ya que un mismo modelo puede llevarse muchos años en el mercado. La gran ventaja que tienen es que con el paso del tiempo su precio se va reduciendo, sin embargo, sus características pueden ser igualmente aprovechables. Por lo tanto, optar por un modelo con 2 o 3 años en el mercado de una gama alta seguramente nos puede permitir ahorrarnos unos buenos euros. Si además es un modelo reputado y con gran satisfacción de sus compradores, estamos ante una compra segura.

Imagen de una barra de sonido subwoofer dolby

Esperarse a Las Rebajas

Sin duda alguna para conseguir el mejor precio posible, nunca está de más tener controlado los distintos periodos donde las grandes tiendas aprovechan para ofrecer sus mejores precios. Más allá de Las Rebajas de invierno y verano, hay otras épocas a tener en cuenta, como el Black Friday en noviembre, el Prime Day de Amazon en julio o los Días sin IVA que suelen sacar varias veces al año tiendas como El Corte Inglés o Worten. En cualquiera de ellas es posible que podamos encontrar la barra de sonido deseada a un precio más económico.

Conclusiones

Para terminar, una vez que hemos conocido todo lo necesario que debemos tener en cuenta antes de comprar nuestra barra de sonido, vamos a repasar a modo de conclusión, los aspectos más destacados que no podemos olvidar.

  • Recuerda que debemos plantearnos sí realmente queremos una barra de sonido y los motivos por lo que nos puede resultar interesante en detrimentos de otras opciones como un home cinema.
  • Ten en cuenta sus características, como cuántas salidas de sonido queremos que tenga, si necesitamos que tenga subwoofer externo, la compatibilidad con las distintas tecnologías de audio, la potencia y sus conexiones.
  • También debemos tener en cuenta dónde colocar la barra, el tamaño de la estancia y la distancia con otros elementos y desde el lugar donde nos encontremos para escuchar.
  • Debemos conocer las principales marcas del mercado, aquellas que nos pueden garantizar un producto de calidad acorde al precio que vamos a pagar por ella.
  • Por último, todo lo relacionado con su compra, desde posibles tiendas, diferencias de precios, posibilidad de comprarla de segunda mano o aprovechar diferentes periodos de rebajas u ofertas especiales.
¡Sé el primero en comentar!