Cargadores USB tipo C para portátiles de calidad y baratos

Cargadores USB tipo C para portátiles de calidad y baratos

Iván Martín

Cada vez son más los portátiles que permiten ser cargados mediante el uso de los puertos USB tipo C. Pues bien, es posible que tengas en mente hacerte con un cargador de este tipo adicional al que se incluye con el ordenador. Si es así, te mostramos en lo que te tienes que fijar para hacer una compra que sea adecuada para conseguir el mejor uso posible.

Lo cierto es que la flexibilidad de la interfaz de conexión de la que hablamos es realmente amplia, por lo que es lógico que los diferentes fabricantes se decanten por este tipo de conectividad. Esta, por ejemplo, permite desde cargar la batería del portátil en cuestión hasta poder sacar imagen con una calidad que llega a 4K. Por lo tanto, es muy posible encontrarse con un equipo que no disponga de puertos tipo A (los tradicionales) e, incluso, de puerto de carga habitual. Y, por lo tanto, que se tengan que adquirir nuevos accesorios como pueden ser los cargadores.

Qué no debe faltar nunca en los cargadores USB tipo C

Lo primero es que lo más recomendable es que los modelos ofrezcan una salida USB tipo C y, por lo tanto, el cable tenga este tipo de conexión en ambos lados. La razón es que la gestión de la energía que se suministra es mucho más eficiente y estable lo que evita posibles problemas a la hora de tamizar los cargadores. Por lo tanto, si se busca la máxima eficiencia recomendamos hacerse con modelos que incluyan una o dos conexiones (en este último caso, la potencia máxima que tiene el accesorio se divide si ambas están en uso).

Cargador USB tipo C conectado en la pared

Sin salir de la energía que es capaz de subintrar el dispositivo que se compre, la mínima debe ser superior de los 30 W. En caso contrario, es muy posible que el portátil no reciba la suficiente potencia como para que se produzca recarga de la batería y, por lo tanto, no se podrá utilizar. Un fallo en toda regla. La recomendación que podemos hacer a este respecto es que se llegue a los 40 W, ya que los procesos en este caso reducen el tiempo que necesitan para completarse y, por lo tanto, la experiencia de uso es mejor.

Tampoco es un tema de poca importancia que se incluya soporte de la tecnología denominada Power Delivery (PD). Con esta se está seguro que la compatibilidad con los dientes ordenadores es la adecuada ya que, en caso contrario, algunos portátiles pueden no tener el mejor funcionamiento al utilizar el cargador USB tipo C para cargar la batería… y esto significa momentos de mala transferencia de energía o, simplemente, que el funcionamiento no es el óptimo. Esto, al final, obligará a comprar un nuevo accesorio sin duda alguna.

Cables y otros detalles importantes

Generalmente se utilizan los cargadores con los cables que se incluyen y que están preparados para soportar la alta potencia que ofrece. El caso, es que si se da uso a otra opción que tengas en casa y que no está certificado para cargas rápidas (y, por lo tanto, de muchos vatios) se pueden tener problemas para sacar el máximo partido en los procesos. Aquí hay que indicar que es de lo más recomendable que se incluyan tecnologías de protección que eviten, por ejemplo, sobretensiones.

En el apartado de las dimensiones no hay mucho que decir, ya que cuanto más pequeño sea el cargador USB tipo C, mejor ya que será un accesorio que se llevará en la mochila constantemente. Por cierto, que siempre se debe revisar que el tipo de conexión sea la propia de España, que más de uno se ha llevado una desagradable sorpresa por no hacer esto.

Interior de un cargador USB tipo C

Compras que debes tener cuenta

Dejamos una lista de modelos que cumplen con lo antes mencionado y que, además, tiene un coste bastante ajustado como para ser una elección que es recomendable ya que ofrecen una buena relación calidad/precio. Los dividimos entre los que tienen uno o dos puertos de salida USB tipo C.

Modelos con dos puertos USB tipo C

Cargador Ugreen

La potencia que es capaz de desplegar este modelo llega a los 36 W, por lo que encaja sin problemas a la hora de suministrar energía a una portátil. Con una alta compatibilidad incluso con teléfonos, tiene la virtud de ofrecer soporte de la tecnología Quick Charge 3.0, lo que es un seguro de vida.

Cargador Ugreen USB tipo C

Cargador USB Aukey

Estéticamente es de las opciones que más llaman la atención este accesorio, y todo esto se combina con una potencia que es excelente ya que alcanza los 60 W, por lo que el uso combinado de los dos puertos de este modelo es completamente efectivo. Incluye tecnologías de seguridad avanzadas.

Cargador Aukey USB tipo C

Cargador Choetech

De lo mejor que se puede encontrar entre los cargadores USB tipo C con doble puerto y que son económicos ya que su potencia de 100 W es realmente excelente para dar uso con todo tipo de portátiles. Con una compatibilidad muy amplia, tiene soporte para la versión 3,0 de la tecnología Power Delivery.

Cargador Choetech para portátiles

Cargador Rampow

Completo modelo que tiene unas dimensiones que no son desorbitadas y que cuenta con un soporte de diferentes tecnologías de carga que le convierten en una opción de compra que se debe tener en cuenta. Incluye un conversor reductor síncrono que asegura algo importante: una alta eficiencia.

Cargador Rampow USB tipo C

Cargador ESR

Es la opción más pequeña entre las opciones que hemos elegido que cuentan con dos puertos USB ti C, por lo que es el que mejor encaja para llevarlo de un lado a otro. Con una vida útil muy alta ya que alcanza más de 10.000 horas, es una posibilidad completa que tiene una potencia que llega a los 36 W.

Cargador ESR para portátiles

Modelos con un puerto USB tipo C

Cargador Aukey USB C

Poco o nada hay que reprocharle a este dispositivo ya que el puerto que incluye permite un trabajo de 60 W de potencia, por lo que es de lo más útil con ordenador portátiles. Pesa sólo 160 gramos, por lo que está bien fabricado teniendo en cuenta que incluye muchas opciones de seguridad.

Cargador Aukey USB C

Cargador USB Ugreen

Llama la atención que pesa a ofrecer una potencia de 30 W, lo que ocupa este accesorio no es mucho más que lo habitual en un cargador de smartphone tradicional. Su compatibilidad es excelente tanto con portátiles como con teléfonos y tablets, ya que es compatible con Power Delivery y Quick Charge versión 3.0.

Cargador USB Ugreen

Cargador USB C Choetech

Como ocurre con el modelo de doble puerto, este modelo es de los que tiene una solvencia muy alta ya que, entre otras cosas, incluye varias tecnologías de protección (incluso por temperatura) y una potencia que llega a los 60 W. Por lo tanto, es de los cargadores USB tipo C que debes tener siempre presente al comprar.

Cargador USB C Choetech para portátiles

Cargador Trusda USB C

No fallas a la hora de elegir este modelo, ya que es un cargador que llega a los 45 W sin problemas y todo ello sin poner en riesgo alguno la estabilidad del smartphone o portátil. Con una excelente compatibilidad, estéticamente es un dispositivo que llama la atención y se transporta con comodidad.

Cargador Trusda USB C

Cargador USB C Anker

Una de las cosas que llaman la atención de este modelo es que incluye una tecnología denominada PowerIQ que permite procesos de carga a una potencia de 30 W con total seguridad y siempre optimizada. Es de los cargadores USB tipo C más atractivos, tiene un LED de información bastante útil.

Cargador USB C Anker