Uno de los grandes problemas de los ordenadores creados para juegos, es su diseño robusto, su gran tamaño y su, en general, aspecto tosco.

La misma firma, MSI, es consciente de ello, y ha encapsulado toda la potencia de un ordenador, en un portátil pequeño. El MSI GS40 Phantom.

MSI GS40 Phantom

MSI GS40 Phantom

Éste portátil, aún con una línea de diseño llamativa, no parece la nave nodriza de “Close Encounters of the Third Kind”.

En éste análisis vemos cómo la potencia de un ordenador que en teoría debería ser enorme, cabe en un portátil relativamente pequeño.

Diseño medianamente modesto, y llamativo

Si conoces, o has sido propietario del GS60, el MSI GS40 Phantom te parecerá muy similar, pero tamaño mini.

La cubierta es de magnesio cepillado, el borde superior es de plástico, lo que podría ser con el objetivo de separar el metal de la antena WiFi, y el borde es de color rojo. El rojo, precisamente, es el color que más está presente en la firma, comúnmente, aunque el diseño en éste portátil es mucho más discreto que otros ordenadores de la firma

MSI GS40 Phantom

Lo único escandaloso, es el logotipo con el dragón que adorna la tapa del portátil. Se enciende con la luz de fondo en la pantalla, y sobresale un poco. Si no te gusta y deseas ocultarlo… tenemos malas noticias: no se puede

El material es de excelente calidad, sólido y suave, pero quizá hayas visto materiales mejores que éste. El peso es óptimo y el grosor es igualmente adecuado. En cuanto a peso: te sorprenderá lo ligero que es para ser un portátil de juegos de gama alta.

Disposición de los elementos

Al lado derecho del portátil, está la ventilación, un puerto HDMI, un puerto USB 3.0 y un puerto USB 3.0 Type C. Al lado izquierdo está el conector Ethernet, la fuente de alimentación, otro puerto USB, lector de tarjetas SD, los Jack para auriculares y micrófono.

En la parte posterior hay un puerto para pantalla y los conectores para la CPU y GPU.

Abrir la cubierta es muy sencilla, y claro, debajo está el teclado, retroiluminado al estilo MSI. Es inconfundible eso de tener leds por todos lados.

MSI GS40 Phantom

Puertos de la parte izquierda

El teclado es muy sutil con aspecto metálico, y con un pequeño ángulo respecto a la pantalla. A diferencia de otros de la firma el MSI GS40 Phantom tiene la tecla de Windows al lado izquierdo. No es raro, pero sí lo es para MSI.

El trackpad está debajo de la barra espaciadora, como estamos acostumbrados en la mayoría de portátiles, y lo tenemos con un bonito borde rojo para entonar con el diseño del resto.

El botón de encendido está en la esquina superior izquierda y tiene una luz LED, que… ¡oh sorpresa! No es tan brillante como podríamos pensar en un ordenador de éste tipo.

Se enciende en rojo cuando se ejecutan los gráficos y cambia luego a color naranja cuando el 970M comienza a trabajar.

Teclado

El MSI GS40 Phantom viene equipado con un teclado Steel Series. Tiene una retro iluminación de color rojo y lamentablemente no se puede personalizar el color, a diferencia de otros ordenadores de la marca.

Es un diseño excelente y, por otro lado, típico en un ordenador que no supera las 14 pulgadas.

Hay suficiente separación entre una tecla y otra, y facilita mucho la escritura. La fuerza necesaria para oprimir una tecla es de apenas 50 gramos, mientras que en otros similares de la firma, necesitas hasta 70 gramos.

MSI GS40 Phantom

Teclado de la MSI GS40 Phantom

La tipografía del teclado se parecerá algo rara, pero nada que el tiempo no elimine. Esto pasará sobre todo si será tu primer MSI.

La luz que ilumina el teclado, puede ajustarse a tres niveles de brillo.

Lo llamativo realmente, es que el teclado está enfocado al gaming: puedes desactivar la tecla Windows y crear códigos de combinaciones para facilitar las funciones.

El MSI ha mejorado mucho, pero el trackpad sigue siendo de plástico, pero más suave que los modelos clásicos, dándole un aspecto y tacto más premium… es un portátil de alta gama.

El seguimiento y desplazamiento es suave y muy preciso, pero con una enorme cantidad de ajustes para tenerlo a tono de cada uno, aunque con aplicaciones y drivers que te ayudarán mucho en la labor.

Pantalla

El MSI GS40 Phantom es un portátil pequeño: catorce pulgadas, con una resolución de 1920 x 1080 en un hermoso panel.

El panel viene en tono mate, para amortiguar los reflejos de luz, y que nos impida ver la imagen correctamente. Es un panel IPS, que aporta unos excelentes ángulos de visión

La densidad por pixeles es de 157 ppp.

MSI GS40 Phantom

Especificaciones técnicas básicas

Quizá parezca poco, pero no es así. No busques FHD o 4K, es un portátil potente, pero que no necesita de esos niveles de resolución.

Si lo pensamos bien, meter una resolución 1080 en catorce pulgadas favorece al rendimiento del terminal, y que, como consecuencia, nos brinda una mayor autonomía cuando trabajamos sin conexión eléctrica.

Para mejorar aún más la experiencia, MSI GS40 Phantom, viene equipado con el software True Color que permite elegir distintos tonos de colores, algunos predefinidos y otros que puedes guardar de forma personalizada.

Audio

Quizá el punto más débil del MSI GS40 Phantom es el sonido: sus altavoces son buenos en proporción al tamaño de catorce pulgadas que tiene el terminal.

No es un sistema de audio de gama alta. Así se rotundo.

Cuenta con dos altavoces, de distinto tamaño, de la firma DYNAUDIO, con buena potencia, insisto, de acuerdo al tamaño.

Hardware y conectividad

La MSI GS40 Phantom viene con una CPU de cuatro núcleos i7-6700HQ, una tarjeta de video Nvidia GTX 970M. Tenemos 16 GB en RAM DDR4, que es lo que viene ya normalmente en los ordenadores de gaming de MSI.

Aunque no lo creas, puedes añadir aún más RAM: hasta 32 GB.

El disco duro es de 1 TB a 7200 rpm, y una unidad SSD de 128 GB.

MSI GS40 Phantom

Tiene una velocidad de reloj de 2,6 GHz, y sube con Turbo Boost hasta 3,5 GHz.

La tarjeta Nvidia viene con 3 GB de memoria GDDR5 A 5.012 MHz en un bus de 256 bits, que proporciona 120 GB/s de ancho de banda.

Para las conexiones, viene con una Killer Gigabit LAN, un Killer WiFi 802.11ac y Bluetooth 4.0, también tenemos una red Killer y además tiene algunos extras, como un Sabre DAC.

El Core i7-6700HQ tiene el rendimiento esperado superando incluso las expectativas de muchos análisis a los que el modelo ha sido sometido, y junto con los 16 GB de RAM, hablamos de un pequeño monstruo.

Batería y autonomía… y temperatura

Primero que nada, el MSI GS40 Phantom no es un portátil especialmente silencioso y frío. Al comprimir en un espacio tan pequeño una multitud de dispositivos de rendimiento sumamente alto, es normal que genere temperatura y ruido. Quizá un día nos libremos totalmente de éste problema.

Tenemos en su interior dos ventiladores unidos a otros disipadores diseñados para disminuir la temperatura al máximo, y son de 45W y 75W, respectivamente.

Suenan a muchos dispositivos, pero todos se unen en un único tubo refrigerante, que empuja el aire a la parte trasera, y del otro lado a la parte trasera y derecha del portátil. Quizá no haya sido buena idea dejar las rejillas de “respiración” en la base del portátil.

MSI GS40 Phantom

Esto genera calor y un ruido que puede molestar a más de uno, sobre todo si paga mil quinientos euros.

Para poner un ejemplo: la temperatura máxima del teclado será de 41ºC luego de una larga sesión constante e intensa de juego, pero que bajará a 37ºC con la ventilación que puedes ir configurando.

El hardware podría llegar fácilmente a los 60ºC, algo incómodo porque sentirás el calor en las manos, y mucho más, si lo utilizas bajo el regazo de las piernas, pero gracias a la refrigeración, no superarán los 45ºC, pero el precio es el de escuchar los ventiladores a toda velocidad para ello. Quizá el precio valga la pena.

Si haces un uso moderado o poco intenso, el MSI GS40 Phantom no superará jamás los 36ºC y los ventiladores no tendrán que trabajar a máxima intensidad, evitando el ruido.

MSI GS40 Phantom

MSI GS40 Phantom en acción

Si bien el ruido no es especialmente molesto, y la mayoría de portátiles enfocadas al gaming tienen éste inconveniente, ayudan a mejorar el rendimiento del ordenador, además, que no tiene el sonido de motor a reacción como otros portátiles.

En cuanto a batería: tiene una batería de iones de litio de 61.25 Wh que no es extraíble, y es relativamente pequeña para un portátil, ya de por sí, pequeño. Mal asunto, amigos de MSI.

La batería en modo equilibrado te da una autonomía de 3 horas. Si usas el modo de ahorro, bajando el brillo, apagas el WiFi y conexiones más la resolución de la pantalla y no usas el audio… la duración será de casi cinco horas y media.

De acuerdo a las configuraciones que vayas utilizando, la duración de la batería será menos o mayor.

Quizá no es una batería excelente, pero sí que es decente en un portátil que tiene un procesador de cuatro núcleos que no está diseñado para el ahorro de energía y que tiene grandes dispositivos que tienen una necesidad de energía constante, y grande.

Conclusión

Estamos hablando de un super portátil especial para juegos… en formato mini, sin tener una torre enorme como la MSI Aegis X que pesa como diez kilos.

No tiene una resolución impresionante, pero sí suficiente para brindar una experiencia sinigual, el tamaño no influirá en la experiencia.

El diseño es discreto, siempre bajo términos de diseño de MSI, que suelen ser escandalosos y agresivos con muchas lucecitas LED por todos los sitios.

Quizá por unos cien euros menos estaríamos en el precio ideal.

MSI GS40 Phantom
DISEÑO, ESTÉTICA87%
PROCESADOR, RENDIMIENTO91%
IMAGEN Y SONIDO85%
BATERÍA, AUTONOMÍA85%
PRECIO, VALOR87%
Lo bueno
  • El tamaño es ideal y cómodo
  • Muy buen panel
Lo malo
  • Poco volumen de audio
87%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (22 Votos)
75%

Te puede interesar