Hoy es un gran día para Google. El gigante de Internet tenía una cita muy importante: el Google I/O 2019. Y, como no podía ser de otra manera, y tras una nube de rumores y filtraciones de todo tipo por fin los nuevos teléfonos Made by Google ya son una realidad. Sí, el gigante con sede en Mountain View ha presentado los Pixel 3a y Pixel 3a XL. Pero, ¿vale la pena su compra?

Hablamos de dos dispositivos que cuentan con acabados en policarbonato, un gran pero si tenemos en cuenta que cualquier modelo dentro de la gama media apuesta por materiales nobles para dotar al terminal de unos acabados más premium. Eso sí, como habréis podido ver en la presentación del Google Pixel 3a y Google Pixel 3a XL, su punto fuerte no es su diseño, sino sus completas características técnicas.

Y es que, tanto el Pixel 3a como el Pixel 3a XL cuentan con un hardware más que solvente para ofrecer un rendimiento notable, una versión del sistema operativo de Google sin ningún tipo de bloatware ni personalización, para que podamos disfrutar de una experiencia Android Stock realmente completa.  Pero, veamos todos los puntos con mayor detenimiento.

Pixel 3a

Comprar o no comprar el Pixel 3a y Pixel 3a XL, esa es la cuestión

Ya ha quedado claro que el Pixel 3a y Pixel 3a XL no destacan en el apartado estético: tenemos dos teléfonos fabricados en policarbonato, con unos marcos superiores e inferiores notablemente grandes, el coste de no apostar por el notch y buscar la solución más económica, además de un diseño en general demasiado convencional.

Pero, a cambio, tenemos algunos detalles muy interesantes. Sobre el papel, nos encontramos con un procesador Qualcomm Snapdragon 670, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno. Hablamos de una configuración bastante típica dentro de la gama media y que garantiza que el sistema funcionará de forma solvente, además de mover cualquier juego o aplicación sin mayores problemas.

Pixel 3a y Pixel 3a XL

Hasta aquí, no encontramos grandes novedades. Pero cuando vemos la pantalla, comenzamos a darnos cuenta que estamos ante dos dispositivos realmente completos. Y es que, tanto el Pixel 3a como el Pixel 3a XL cuentan con panel OLED, con 5.6 y 6 pulgadas respectivamente, que ofrecen una calidad de imagen realmente alta.

Sí, tienen resolución Full HD+, pero es algo habitual en la gama media, y la calidad que ofrece su panel hace que sean dos dispositivos realmente completos a la hora de disfrutar de contenidos multimedia.  Vale, la pantalla luce realmente bien, pero ¿y la autonomía?

Pixel 3a cargando

Pues aquí tenemos el segundo punto fuerte de los nuevos miembros de la familia Pixel de la gran G. Y es que, los 3.000 mAh de batería del Pixel 3a y los 3.700 mAh que ofrece el Pixel 3a XL prometen una autonomía realmente completa, para que podamos estar tranquilos de que a última hora del día el teléfono se apagará. Nada más lejos de la realidad.

Y no podemos olvidarnos de Android 9 Pie puro, donde disfrutaremos de una interfaz limpia, sin rastro de personalización, además de tener la garantía de ser los primeros en recibir actualizaciones. Un gran factor a su favor. Por no hablar de su completo apartado fotográfico.

Pixel 3a

La cámara del Pixel 3a y Pixel 3a XL es de las mejores del mercado

Si algo está claro es que la cámara del Pixel 3a y Pixel 3a XL es su principal aliciente. ¿El motivo? Es la misma que montan sus hermanos mayores. Sí, hablamos de un sistema con una sola lente trasera de 12.2 megapíxeles con apertura focal 1.8 y 1.4 mirones de tamaño que, junto al modo Night Sight para ofrecer una calidad de imagen realmente completa. Y sí,  pese a no contar con una doble lente, podremos realizar fotografías con efeto bokeh o defenfocado con unos resultados espectaculares.

¿Y su cámara frontal? Pues cuenta con una lente de 8 megapíxeles con apertura focal 2.0 y un campo de visión de 84 grados para permitirnos hacer unas selfies grupales de gran calidad. Viendo todo esto, ¿vale la pena comprar el Pixel 3a y Pixel 3a XL? Depende de los gustos de cada uno.

Por ejemplo, tenemos el Honor View 20 por 469 euros de oferta en Amazon y cuenta con más RAM, almacenamiento interno, triple cámara trasera y unos acabados de calidad, siendo mejor que el Google Pixel 3a XL. Pero claro, la experiencia Android puro tira mucho. ¿O no es suficiente?