Las cámaras del Samsung Galaxy S9 serán uno de los elementos que, posiblemente, más a evolucionará en el futuro modelo de gama alta de la compañía coreana. La posterior contará con un nuevo sensor fabricado por la propia Samsung y, por lo que parece, el elemento frontal también contará con novedades. Os las contamos.

Pues lo cierto es que parece que en el año 2018 la compañía coreana tiene previsto que sus dispositivos den un salto evolutivo a la hora de hacer fotos, apoyándose mucho en lo ya ofrecido en el Galaxy Note 8 que recodemos incluye dos sensores en paralelo en la parte trasera. Así, por lo que parece, esto se mantendrá en el Samsung Galaxy S9, y se utilizará un nuevo sensor ISOCELL que será mucho más eficiente y rápido (aunque esto no supondrá un aumento de resolución que no variará de los 12 megapíxeles).

Pero no será este componente el único que ofrecerá mejoras, ya que la cámara frontal también contará con novedades. Y, esto, no es un tema menor ya que esta se utiliza tanto para hacer selfies como para el reconocimiento facial que ya está disponible en el Galaxy S8. Y es justo aquí, donde se ha buscado en el fabricante aportar opciones para aumentar la seguridad que ofrece el dispositivo ya que posiblemente se mantendrá también la resolución en 8 Mpx, pero con una mejora de la lente.

Imagen sensores del Samsung Galaxy S8

Tres dimensiones para el Samsung Galaxy S9

Por lo que se ha publicado en el nuevo modelo de gama alta que se presentará a principios del año 2018, en el conjunto de la cámara delantera se incluirá un sensor 3D para que el reconocimiento facial sea mucho más preciso. Y, por lo tanto, la seguridad de su uso aumente de forma considerable (veremos si da o no para realizar pagos, ya que como ocurrió en un principio con el lector de huellas, la confianza de los usuarios se tiene que ir logrando poco a poco). En definitiva, esto permitirá un uso biométrico más completo y eficiente.

¿Esto supondría la desaparición del lector de huellas? Pues todo hace indicar que no, ya que la idea de Samsung es ofrecer un uso combinado para que sea el usuario quien decida cuál de los suministrados utilizará con el Samsung Galaxy S9. Además, no hay que olvidar que todo apunta a que el mencionado sensor biométrico a pasará a estar bajo la pantalla, por lo que no sería lógico que el esfuerzo empleado en su desarrollo no se viera plasmado en el smartphone.

Esquinas del teléfono Samsung Galaxy S8

Lo que se puede esperar del Samsung Galaxy S9

A la espera de tener un día confirmado para su presentación, que no debería ir más allá de mediados de febrero de 2018, lo normal como se apunta en la fuente de la información es que el Samsung Galaxy S9 llegue con dos variantes en lo que tiene que ver con el procesador (una con Snapdragon y otra con Exynos, siendo esta última la que llegaría a Europa) y, la RAM, ascenderá a 6 GB, para de esta forma no desentonar en la gama alta de producto. Habrá que ver si se consigue aumentar la capacidad de las baterías integradas y, como no, la Pantalla Infinita estará presente en dos tamaños de panel.