Uno de los problemas que se tienen al tener diferentes dispositivos es que, generalmente, se tienen muchos cables de carga (o conexión de datos) ya que los puertos que se utilizan son diferentes. Pues bien, con Infinity Cable esto es algo que pasa a la historia ya que aúna todo tipo de opciones gracias al uso de tecnología magnética.

Una de las primeras cosas que se tiene que conocer es que la calidad del cable en cuestión es bastante elevada, ya que por ejemplo el exterior está fabricado en nylon para que no existan problemas de desgaste por el tener que doblarlo. Además, la longitud que tiene el accesorio es más que buena, ya que hablamos de dos metros que, en el día a día, es más que suficiente. Un detalle curioso es que se han tenido en cuenta todos los parámetros, ya que en el interior del cable se incluye un elemento de resistencia de protección de 51 ohmios, lo que asegura que la temperatura al utilizarlo siempre está bajo control.

Conectores del cable Infinity Cable

Lo que hace diferente a Infinity Cable frente al resto

Pues tiene que ver con el conector que se incluye. Este utiliza tecnología magnética con dos imanes de neodimio capaces de sostener un Apple iPad para acoplarse al propio cable, por lo que puede ser sustituido y, además, evita algo que ocurre en muchas ocasiones: que se tropiece con él y que el smartphone -u otro dispositivo- acabe en el suelo y que el accesorio se rompa por la fuerza. Por lo tanto, cuando ocurre esto se separa sin problemas el producto del que hablamos y no hay peligro alguno. Si te preguntas por la compatibilidad de Infinity Cable, esta es excelente, ya que se incluyen adaptadores microUSB, Lightning e, incluso, USB tipo C. Es decir, que prácticamente todas las opciones actuales están presentes.

Cierre magnético de Infinity Cable

Cables 3 en 1: la solución perfecta para cargar cualquier teléfono, tablet y más

Pese al uso de conectores intercambiables, u buen detalle es que este accesorio cuenta con compatibilidad con carga rápida Quick Charge 4.0. Pero va un paso más allá, y que el fabricante asegura que es capaz de soportar transferencia de energía que alcanza los 100 W. Una marca tan alta como sorprendente. Por cierto, la velocidad de transferencia de datos que se consigue con este modelo es correcta, ya que alcanza los 480 Mbps. Un detalle curioso adicional en la segunda versión de este cable es que se incluye un LED que permite cocer en todo momento si está conectado y trabajando (incluso, en ocasiones funciona como elemento para localizar un smartphone o tablet).

Uso real de Infinity Cable

Comprar este cable que ofrece una amplia garantía

El fabricante asegura que ofrece una cobertura frente a desperfectos de nada menos que 15 años, por lo que se está bastante seguro respecto a la resistencia que ofrece el producto en su uso habitual. El precio que tiene Infinity Cable es de unos 32 euros al cambio, en Kickstarter donde ya ha conseguido financiación y los envíos se realizarán en el mes de febrero de 2020.