La compañía IKEA sigue dando pasos para ofrecer más productos en los que la tecnología juega un papel importante. Un ejemplo son sus bombillas inteligentes y, ahora, se ha conocido el resultado de la colaboración con Sonos: un altavoz que, como es habitual en la firma del norte de Europa, será diferente y atractivo.

Este producto, que todavía está en fase de desarrollo, tiene un nombre muy característico: SYMFONISK (como muchos de los que pone IKEA a sus muebles, perfecto como el propio de del malo de una película). El caso, es que este es el primer resultado de la colaboración con la compañía antes mencionada, que es una de las grandes especialistas en el mercado actual del sonido. Así, el dispositivo que se da uso como altavoz, tiene una segunda utilidad: poder darle uso como estantería -utilizando para ello los soportes que le acompañarán-, pero será posible colocarlo en casi cualquier lugar de la casa. Aprovechamiento máximo.

IKEA Eneby Bluetooth, así es su primer altavoz inalámbrico

No se tienen muchos datos sobre la calidad de sonido que ofrecerá SYMFONISK, pero al estar Sonos implicada lo lógico es pensar que será bastante buena. Eso sí, lo que se ha confirmado es que este altavoz de IKEA podrá conectarse tanto con dispositivos que utilizan Bluetooth, como pueden ser los smartphones, como añadirlo a una red WiFi (y, de esta forma, ser parte de un conjunto más graden en formados por más modelos iguales u otros de la marca Sonos).

Logotipo de la compañía IKEA

Boceto del nuevo altavoz SYMFONISK de IKEA

Es una de las imágenes que se han publicado, y muestra varios detalles del nuevo altavoz de IKEA. El primero es que podrá colocarse tanto en vertical como en horizontal, por lo que casi siempre será posible encontrar un lugar en el que SYMFONISK encaje. Aparte, y dando por hecho que el dispositivo se podrá controlar mediante una aplicación para iOS y Android, parece muy claro que existirán un conjunto de controles manuales en el frontal en forma de pulsadores -no se tiene noticia alguna de un mando a distancia, pero cada vez estos están más en desuso-. Sin estar muy claras las dimensiones, parece bastante claro que estas serán comedidas, y que el acabado tendrá esquinas muy suaves, lo que le dota de cierto atractivo.

Boceto del altavoz SYMFONISK de IKEA y Sonos

No está claro los colores en los que se pondrá la venta SYMFONISK, pero el blanco y el negro es prácticamente seguro que serán una opción (se especula con alguno adicional que simule a la madera). La llegada el mercado de este altavoz se sitúa a lo largo de este año 2018, y no será el único producto que llegar con la colaboración de IKEA y Sonos, que tiene en mente algo más para 2019 según la fuente de la información y que pertenecerá al segmento de Internet de las Cosas (IoT). El caso, es que cada vez son más y más los productos tecnológicos de la firma que nació en Älmhult, Suecia.

IKEA anuncia su propia batería doméstica para competir con Tesla