Más de uno utiliza varias cuentas de Google en su día a día, ya sea por necesidades laborales o personales. Si este es tu caso, seguro que en más de una ocasión has comprobado que dar uso de forma óptima a todas ellas a la hora de elegir al que se necesita no es lo más intuitivo del mundo… en especial si se desea establecer una en concreto como predeterminada. Indicamos cómo conseguir esto de forma sencilla y rápida.

La verdad es que una vez que se conoce cómo es el proceso a realizar, se comprueba que no es nada complejo y que es posible repetirlo el número de veces que sean necesarias. Y lo será con el paso del tiempo, ya que si bien es posible cuando se está en Gmail cambiar de cuenta de Google rápidamente -utilizando el icono representativo que hay en la parte superior derecha-, esto no hace que todos los servicios de la compañía de Mountain View sean accesibles Así, por ejemplo, ver los archivos en Google Drive no se ve afectado por el cambio realizado. Un jaleo, la verdad.

Cómo cambiar en Google Drive el propietario de un archivo

¿Y cuál es la razón por la que ocurre esto? Pues algo tan simple a que la primera cuenta de Google a la que se ha accedido con las credenciales adecuadas, es la que se sitúa por encima del resto. Y, por lo tanto, se considera predeterminada por defecto. Aunque se puede revisar el resto información de las otras cuentas a la que se tiene acceso, hay opciones que sólo están disponibles para la primera como hemos indicado. Y, justo esto, es lo que se debe aprovechar, aunque parezca mentira.

Logo de Google con fondo azul

Establecer una cuenta de Google como predeterminada

Estos son los pasos que se tienen que dar para poder establecer de forma predeterminada una cuenta de Google sin tener que recurrir a acciones complicadas ni a software adicional. Simplemente, se da uso a las posibilidades que la propia compañía de Mountain View ofrece en sus herramientas:

  • Accede a la página de Gmail de forma habitual y pulsa en icono de la parte superior derecha que representa la cuneta en la que estás
  • Cierra la sesión de todas las cuentas que tengas abierta utilizando el botón denominado Cerrar sesión. Haz este paso para las que tengas las credenciales activadas, por lo que no dejes de usar el apartado Cambiar para comprobar que has hecho esto

Cuenta de Google activa

  • Ahora recarga la página de Gmail y se te pedirá que introduzcas el usuario y contraseña de la cuenta, elige los que corresponden a la que deseas que actúe por defecto. Hecho esto, ya puedes dar uso el resto ya que no se perderá la configuración establecida a no ser que realices los pasos indicados de nuevo

Una forma sencilla y que permite tener todo bien organizado en el caso que se tengan varias cuentas de Google de uso habitual. Otro pequeño truco para proteger las cuentas de la compañía de Mountain View lo puedes encontrar en este enlace.