Monitores ultrawide con los que trabajar muy cómodamente

Monitores ultrawide con los que trabajar muy cómodamente

John Fernández

Las pantallas han avanzado enormemente hasta límites que hace unos años considerábamos insospechables. Ya no solo hablamos de las pantallas de los teléfonos móviles o smartphones, sino también de otros muchos dispositivos como pueden ser las televisiones (ahora ya aunadas bajo el nombre de Smart TV) o los monitores de ordenador. Precisamente hoy venimos a hablar de estos últimos, pero no unos cualquiera, no: los monitores ultrawide.

¿Sabes a qué hacemos referencia cuando hablamos de ultrawide? Traducido al castellano significaría ultra ancho. En nuestro idioma son también conocidos como ultrapanorámicos. Y es que el avance de los monitores ha sido imparable en este sentido. Ya no solo han permitido traer altísimas resoluciones, sino jugar caprichosamente con su forma y diseño.

¿El objetivo? Traer monitores que capturan un ancho bastante mayor en comparación con un monitor habitual. En este sentido, y de forma algo más técnica, lo que hacen es amplificar la relación de aspecto de 16:9 (de un monitor normal) a 21:9 aproximadamente. Y eso tiene un sinfín de ventajas. Mientras que para algunos son cómodos para trabajar con muchas aplicaciones a la vez, para otros puede suponer un verdadero martirio el disponer de una pantalla tan grande.

LG Ultrawide

Sea como fuere, hoy vamos a abordar todas las características posibles sobre los monitores ultrawide. Esta es una guía de compra en la que encontrarás todos y cada uno de los detalles necesarios. ¡Empezamos!

Algunas consideraciones previas

Lo más notable es la relación de aspecto y las pulgadas del monitor en sí. Acostumbrados a los monitores normales de 24 o 27 pulgadas, los ultrawide se suelen mover en un rango a partir de las 30 pulgadas, aunque también los hay de menos. Lo que cambia, principalmente, no es tanto la pulgada sino la relación de aspecto, pasando a los 21:9, ampliando el tamaño horizontal de la pantalla o monitor en cuestión.

Eso supone un claro beneficio: mayor tamaño para albergar muchas más aplicaciones o programas al mismo tiempo. Pongamos el ejemplo de un asistente de cuentas, que tiene abierta en una pestaña el correo electrónico, en otra una hoja de cálculo, así como otras aplicaciones necesarias. Pues en vez de andar buscando cada una de las pestañas, es posible tenerlo todo a golpe de vista.

No solo para trabajo, sino también para juego. Son soluciones perfectas para conseguir una mayor inmersión. Y es que, en este sentido, son comparables al sonido envolvente 5.1 o 7.1 de los auriculares o televisiones. Lo que hacen es crear una sensación de inmersión; pues en los monitores sucede lo mismo. Sin embargo, quizá no sean los más indicados para esta tarea, ya que tanto el escalado de vídeo/juego dejará los laterales en negro para equilibrar la resolución y la relación de aspecto. De cualquier modo, suelen disponer de distintos modos.

Cosas que debes tener en cuenta

No obstante, previamente deberías de tener algunas cuestiones en mente antes de comprar un monitor ultrawide. Nosotros te proponemos las cuestiones básicas que deberías saber:

  • El tipo de panel con el que cuentan, que también choca directamente con los ángulos de visión. Se recomiendan unos ángulos de visión mayores a 175º para poder visionarlo bien desde cualquier parte. En lo que al panel se refiere, te recomendamos que sea IPS o LED. Al ser tan grandes, pueden existir fugas de luz que acabarás notando con el paso del tiempo, por eso un IPS es la mejor opción para estos monitores ultrawide.
  • Las pulgadas de las que dispone ese monitor. Partimos de las 25 pulgadas como algo mínimo, pero suficiente. A partir de ahí encontramos 34, 35… Y Hasta las 39 pulgadas. Todo depende de la multitarea que vayas a desarrollar y el tamaño físico que tengas para ponerlo.
  • ¿Es curvo? Una opción inmersiva, y de lo más premium, es que sea curvo. No todos lo son, pero los que sí (la mayoría), miden su curvatura con el radio. Te recomendamos que se muevan entre los 1800 y 2000R aproximadamente.
  • El número de conexiones es también bastante importante. Nos referimos principalmente a los puertos HDMI y DisplayPort. Ambos han avanzado desde las primeras generaciones y ya podemos encontrar HDMI 2.1 o DisplayPort 1.2 y 1.4. También te recomendamos que incluya alguna conexión extra como bien pueden ser los USB, si son 3.0 mejor que los 2.0.
  • La tasa de refresco ha cobrado en los últimos tiempos una relevancia fundamental. Ejemplo de ello son los móviles y su nuevo estándar de 90 Hz. Sucede lo mismo con los monitores: cuanto mayor sea, mejor. Los 60 Hz bien se podrían quedar atrás en fluidez, prefiriendo optar por todo lo que supere los 120 Hz (como mínimo). De cualquier manera, depende del ojo de cada persona.
  • La peana es importante, ya que es la que sujeta todo el monitor, y una mesa inestable puede provocar que se acabe derribando, y por ende, rompiendo. Fíjate muy bien en el tipo de soporte (lo verás de un rápido vistazo), y si es regulable en altura e inclinación. Esto última es un extra que agradecerás a la hora de sentarte y poder regular la pantalla a tu gusto.
  • El rango de precios en el que se mueve ese monitor es también algo que debes valorar detenidamente. No es lo mismo un monitor ultrawide de 200 euros que uno de 500, como puedes imaginar.

El 4K es una opción muy interesante

El 4K en los monitores es una opción, no una obligación. Sin embargo, es una recomendación de lo más certera en el sentido de que te proporcionará una experiencia lo más realista posible. Es lo mismo que en una televisión: ¿prefieres una resolución de 1080 píxeles HD o una 4K UltraHD? Pues aquí sucede exactamente lo mismo, máxime cuando hablamos de películas, series o cuando vas a pasar gran parte del día frente a él.

Monitores 4K FPS

Disponen de una mayor resolución, como es natural: 3840 x 2160 píxeles, para apreciar todos los detalles con una excelente nitidez. Eso te permitirá disfrutar de muchos más detalles en comparación con otros monitores. También emiten menos luz azul, cuidando tu salud visual, algo importante en estos tiempos.

No solo eso, sino que disponen de mayor color, alcanzado los 12 bits, mientras que los FHD llegan a unos 10 bits aproximadamente. Para ello, ten en cuenta, necesitarás un buen equipo informático, o un PC de sobremesa lo suficientemente potente con una gráfica que no ponga pegas a la resolución 4K, y sobre todo, que sea compatible.

Monitores ultrawide de menos de 30 pulgadas y poco precio

¿No quieres gastarte tanto dinero? ¡No es problema! Nosotros tenemos la solución más económica para ti. Estas pantallas disponen de una excelente relación de aspecto y unas pulgadas que no se hacen demasiado grandes. Fíjate en ellos, te los describimos a continuación:

Schneider: no hace falta mucho dinero para un ultrawide

¿Poco dinero y ganas de tener un ultrawide? Entonces este de Schneider es perfecto para ti. Un tamaño de 29 pulgadas que no lo hace ni demasiado grande ni demasiado pequeño. Con biseles mínimos para ese toque premium, pero a la vez, simple estéticamente.

Schneider SC29

Lo que nos importa aquí es su resolución de 2560 x 1080 píxeles, además de avanzar en tasa de refresco: ¡75 Hz en total! Con un buen formato de pantalla de 21:9 podrás disfrutar en condiciones óptimas de largas horas de trabajo o visualización de contenidos, películas o series. Además, por cerca de 120 euros será tuyo.

LG UltraWide: no te gastes mucho

Este monitor ultrawide de LG es ideal para aquellos que necesitan mucho espacio en su pantalla para realizar diferentes tareas a la vez.  Consigue ampliar la superficie en 32% gracias a su útil formato de 21:9. Podrás dividir los contenidos de tu pantalla en hasta 4 pantallas con su modo ScreenSplit Multipantalla.

Su tecnología HDR10 ofrece colores más vivos y mejor contraste para que puedas disfrutar de una experiencia mejorada. Además, su modo AMD FreeSync te permite disfrutar de toda la acción sin parpadeos.

En cuanto al sonido, tiene altavoces estéreo de 7 W con tecnología MaxxAudio. Podrás encontrarlo en Amazon a un precio de 199 euros.

LG UltraGear: es supremo

Volvemos a otro modelo de LG, en esta ocasión un UltraGear. Se trata de uno de los más topes de gama con los que te puedes hacer en la actualidad por un precio muy reducido. Hablamos de un monitor que cuenta con 29 pulgadas y una relación de aspecto 21:9. Son apreciables sus 75 Hz, haciendo la experiencia algo más fluida por un precio económico.

LG UltraGear 29UM69G-B

Dispone de 1 ms de respuesta gracias a la tecnología Motion Blur Reduction e interacción en tiempo real y sin retrasos gracias a la Dynamic Action Sync. Cuenta con RADEON FreeSync para compaginar con las gráficas de la misma marca, estabilizador de negros y todo tipo de conexiones: HDMI, DisplayPort y USB 2.0.

En general un buen monitor por un precio muy comedido: menos de 300 euros a través de Amazon.

Lenovo L29: ¿lo hay mejor?

Este monitor Lenovo de 29” con resolución Ultrawide 1080p es ideal para aquellos que necesitan un espacio grande para trabajar, pero no pueden contar con más de una pantalla en su set-up. Disfrutarás de un buen colorido con su precisión de color sRGB al 99% con tecnología antirreflejos.

Lenovo UltraWide 29

Tiene un tiempo de respuesta de 4ms con frecuencia de actualización de 90 Hz, por lo que si decides utilizarlo como monitor gaming, conseguirás una experiencia única. Su relación de aspecto es de 21:9 con relación de contraste de 1000:1. Tiene puertos HDMI y DP, así como cable HDMI incluído en la caja. Podrás encontrarlo en Amazon por 219,98 euros.

Monitores ultrawide premium: ¡la alternativa más profesional!

En segundo lugar, tenemos preparada para ti una selección de los mejores modelos premium. Si lo que estás buscando es la excelencia de modelos, entonces deberías echar un ojo a estos: ¡son de lo mejor que hay en el mercado!

Samsung UltraWide QHD: garantía Samsung

Nuestra segunda propuesta de Samsung es este monitor ultrawide de 34” con relación de aspecto de 21:9 y relación de contraste de 3000:1. Tiene funciones PBP y PIP, por lo que puedes visualizar contenido de dos fuentes distintas al mismo tiempo. Cuenta con conexiones HDMI x2, DP y audio para poder conectar auriculares o altavoces externos.

Samsung UltraWide QHD

Además, es inclinable para poder obtener una posición óptima tanto para trabajar como para jugar. Incluye el modo Picture-by-Picture capaz de mostrar dos entradas a resolución nativa y función Picture-in-Picture para redimensionar la segunda entrada hasta un 25% para que la puedas colocar como mejor te guste. Puedes encontrarlo en Amazon a un precio de 379 euros.

Xiaomi Mi Curved: genial calidad-precio

Xiaomi tiene también su propia propuesta de monitor ultrawide y no tiene nada que envidiar a las grandes marcas. Un monitor de 34” con curvatura y resolución WQUADHD con aproximadamente 2.5 tiempos de densidad de píxeles comparados a FullHD. Su gama de colores 121% SRGB ayudan a proporcionar colores vivos para una experiencia mejorada.

Xiaomi Mi Curved 34''

Cuenta con una frecuencia de actualización de hasta 144 Hz con una actualización rápida y suave de imágenes. Tiene un tiempo de respuesta de 4ms. Su pantalla sin tablero de 3 lados se extiende de borde a borde para una visualización máxima. Si quieres añadir este monitor a tu set-up, podrás conseguirlo a un precio de 360,95 euros.

HP LED: optar por una marca top

Podrás sumergirte en la experiencia definitiva con este monitor de nada más y nada menos que 34 pulgadas. Un tamaño más que decente para poder disfrutar de una pantalla grande, aunque no demasiado. Buen espacio para trabajar con el monitor curvo de HP, que además, incluye un sistema de audio, ¡lo mejor de lo mejor!

HP LED UltraWide

Su pantalla ultra ancha te permitirá concentrarte mejor y disponer de un 33 % más de capacidad de trabajo. Buen espacio para jugar con una resolución WQHD con un total de 3440 x 1440 píxeles y una resolución de aspecto nativa de 21:9 y un tiempo de respuesta de 5 ms, te vendrá bien para jugar incluso.

No nos olvidemos de la tasa de refresco de 100 Hz. Notarás la fluidez de su pantalla en todo tipo de tareas: vídeos, edición, contenido diario… El precio de este HP LED UltraWide es de algo menos de 450 euros en PcComponentes, puedes comprobarlo:

Samsung G Series: calidad

Este monitor de Samsung está destinado a un uso gaming curvo de 34” WQHD con 164 Hz de tasa de refresco y 1 ms de tiempo de respuesta para una experiencia mejorada. Su pantalla con curvatura de 100R proporciona una experiencia inmersiva ideal para disfrutar de cualquier juego.

Samsung G5

Tiene tecnología AMD FreeSync Premium para una experiencia de lo más fluida con función eye-saver y flicker-free para evitar el cansancio ocular, por lo que no solo es ideal para un uso gaming, sino también para teletrabajo e incluso estudiantes. Si quieres hacerte con este monitor de Samsung, podrás encontrarlo en Amazon a un precio de 398,65 euros.

Millenium Pro-2: el mejor de los monitores ultrawide

Mucho ojo a este monitor ultrawide, que se erige como uno de los mejores de todo el mercado, literalmente. Como puedes comprobar en la imagen se trata de un monitor muy pero que muy ancho. Tal es así que su tamaño es de 49 pulgadas, ¡una auténtica locura por el precio que dispone!

Sus 49 pulgadas vienen detrás de un panel QLED con una tasa de refresco de 144 Hz para una fluidez extrema, acompañado de 4 ms de respuesta y una resolución 4K. Y atento a la relación de aspecto, ¡que es de 32:9! Una verdadera locura. Dispone de conexiones HDMI y Display Port.

Su precio, para ser uno de los más completos y grandes del mercado no es tan excesivo como cabría esperar: hablamos de que puedes hacerte con él por solo 699 euros.

La recomendación de Topes de Gama: mejores monitores ultrawide

¿Sabes ya con cuál nos quedamos nosotros? No hay duda de que la selección de monitores ultrawide ha sido de lo más completa, pero si debemos elegir uno, la elección se complica. ¿Aceptas nuestra recomendación?

Entonces nosotros lo tenemos bien claro: el Samsung G5 es uno de los más profesionales de toda la selección. Ideal para todo tipo de usos: entretenimiento, trabajo o incluso para videojuegos. Sus 34 pulgadas y 165 Hz de tasa de refresco marcan y mucho la diferencia respecto al resto de competidores.

Si buscas algo más económico, por otra parte, te podemos recomendar el de Xiaomi. Por un precio algo más comedido tienes casi las mismas pulgadas y un rendimiento muy superior a la media, con una buena tasa de refresco y resolución.

¡Sé el primero en comentar!